Repsol YPF y Cepsa, presentes en Irak

La compañía estatal de comercialización de crudo en Irak (SOMO) ha adjudicado 10 millones de barriles, los primeros que saldrán del país tras la guerra. Repsol YPF y Cepsa se han hecho con un millón cada una, lo que coloca a las empresas españolas en muy buena posición para salir beneficiadas en el reparto del negocio petrolero.
-
Repsol YPF y Cepsa, presentes en Irak

Los dos millones de barriles que han sido adjudicados a Repsol YPF y Cepsa suponen una cantidad insignificante para ambas petroleras, aunque tienen un gran valor estratégico, ya que representan “una vuelta a la normalidad”, afirman los portavoces de la compañía presidida por Alfonso Cortina. Ésta tiene una producción que supera el millón de barriles diarios, mientras que Cepsa bombea, sólo en el yacimiento de Ourhoud (Argelia), 230.000 barriles por día.

El resto de las empresas adjudicatarias han sido la norteamericana Chevron Texaco (cuatro millones de barriles), la francesa TotalFina Elf (cuatro millones), la italiana Eni (un millón) y la turca Tupras (un millón).

El precio de estas operaciones no fue revelado, aunque el crudo iraquí ha cotizado en el mercado a 27 dólares por barril, ya que corresponde a los tipos Kirkuk y Basora Light, ambos de buena calidad. Llegará a las refinerías españolas en breve y Cepsa (que abastece así sus necesidades de dos días) lo destinará a sus plantas de Algeciras y Huelva, en las que producirá lubricantes. Repsol, por su parte, ha obtenido un cargamento que equivale a la manufactura de una sola de sus refinerías (150.000 barriles/día) a lo largo de una semana.

Las firmas españolas ya compraban crudo a Irak antes de la guerra, mediante el programa “Petróleo por Alimentos”, por lo que la adjudicación de estos contratos no hace sino confirmar las buenas relaciones que existían antes de la invasión norteamericana. Precisamente, las compañías estadounidenses pueden ser las más beneficiadas en la reconstrucción del país.

<

p> También obtendrán importantes ganancias cuando la extracción de los pozos se normalice y alcance su pleno rendimiento. El país de Oriente Medio tiene unas reservas de 112.500 millones de barriles (representan el 11 por ciento de las provisiones mundiales y son las segundas mayores del mundo, tras las de Arabia Saudí) y la producción actual se sitúa en 700.000 barriles/día. Aún se tardará en alcanzar la cifra anterior a la guerra (2 millones diarios), ya que, aunque los pozos no han sido dañados, las instalaciones se encuentran en mal estado. Sin embargo, las exportaciones podrían reanudarse en menos de diez días, según ha asegurado Mohamed al Jibouri, director general de SOMO. Cuando se aprecie la repercusión que tiene en la oferta del mercado, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), podría decidir un recorte de sus cuotas, que, de momento, se mantienen en 25,4 millones de barriles.

En cualquier caso, esta primera subasta de crudo se ha considerado como un indicador de qué empresas saldrán beneficiadas en el reparto del negocio petrolero, como recoge el periódico “Expansión”. Las previsiones coinciden con lo esperado por el mercado, pues han sido favorecidas las compañías que ya habían tratado con el país de Oriente Medio (Repsol YPF, Cepsa, TotalFina Elf y Eni), las de naciones amigas –como Tupras- y la única firma estadounidense que negoció con Irak a través de intermediarios en los últimos años (Chevron Texaco).

<

p> Este ha sido uno de los aspectos que ha variado SOMO, pues ha prescindido de los mediadores y ha vendido el petróleo directamente a las compañías de refino, una práctica que se conservará a partir de ahora.

Los contratos obtenidos por las empresas españolas ya han comenzado a dar resultados: la cotización de Cepsa subió ayer en la Bolsa de Madrid un 5,66 por ciento, la mayor alza del día. Los títulos de Repsol, por su parte, aumentaron su valor un 1,07 por ciento.

La reanudación de las ventas petroleras de Irak ha provocado una bajada en el precio del crudo, que descendió un 2,6 por ciento en nueva York y se situó en 31,51 dólares por barril (1 dólar=0,85 euros; 1 barril=159 litros). Así, ha modificado la tendencia alcista que ha mostrado en la última semana.

<

p> Asimismo, el crudo Brent (de referencia en Europa) experimentó una caída en el importe de los contratos para entrega en julio y se situó en 27,83 dólares.

<

p> Este abaratamiento de los carburantes, añadido al que han ido experimentando a lo largo del mes pasado, ha sido la causa principal del descenso que ha experimentado el IPC –Índice de Precios al Consumo- en nuestro país. Este indicador ha caído cuatro décimas, mientras que los precios bajaron un punto en mayo, lo que sitúa la tasa de inflación interanual den el 2,7 por ciento, un nivel al que no se llegaba desde diciembre de 2001. A pesar de estos datos positivos, la oposición ha querido recordar que la subida del IPC en nuestro país es muy superior a la media europea.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...