El “miedo” al radar provoca un descenso de los accidentes

La instalación de ocho radares móviles en las rondas de circunvalación de la Ciudad Condal ha demostrado ser un antídoto eficaz contra los excesos de velocidad y los siniestros de tráfico: desde marzo, los accidentes han disminuido casi un 30 por ciento respecto al mismo período del año anterior.
-
El “miedo” al radar provoca un descenso de los accidentes
El “miedo” al radar provoca un descenso de los accidentes

Las rondas de Dalt y del Litoral, vías de circunvalación de Barcelona, cuentan desde marzo con 8 radares móviles. Pocos conductores desconocen este dato, ya que su instalación estuvo acompañada de señalización informativa horizontal y vertical, y su “amenaza” ha surtido efecto: la velocidad media ha descendido entre un 6 y un 15,6 por ciento, mientras que los siniestros han sufrido una caída del 28,7 por ciento.

<

p> Los dispositivos pueden emplazarse en 26 lugares distintos, por lo que los automovilistas suelen respetar la velocidad máxima permitida (entre los 80 y los 60 km/h, según la zona) en todo el trayecto. Las consecuencias son positivas; en abril se han registrado 44 accidentes, frente a los 59 que tuvieron lugar en el mismo mes del año pasado. Un descenso similar ha ocurrido en mayo, pues hubo 43 siniestros en 2003, frente a los 63 de 2002.

Sin embargo, la medida no ha resultado convincente para todos los conductores. A principios del mes pasado, las cámaras fotografiaron a 20.000 infractores diarios, una cifra elevada, si se tiene en cuenta que, cada jornada, una media de 284.000 vehículos utilizan las rondas (170.000 la del Dalt y 114.000 la del Litoral). También se han registrado situaciones en las que los coches circulaban a velocidades superiores a 170 km/h, poniendo en peligro a los demás usuarios. A pesar de todo, no puede catalogarse a estas vías como las más inseguras de Barcelona: en 2002, sólo falleció una persona, mientras que hubo 34 muertos en el resto del entramado de la ciudad. Sin embargo, sí son en las que más infracciones se cometen: en 2002, el 57 por ciento de las denuncias de tráfico se impusieron en estas circunvalaciones.

El descenso de los accidentes en las rondas ha tenido un efecto positivo también en su fluidez, ya que estas vías se colapsan por pequeño que sea el siniestro, al carecer de arcenes laterales en algunos de sus tramos.

Los primeros meses de vida de estos radares han sido una considerados una “fase de prueba”, ya que aún no estaban homologados por el Ministerio de Industria. Así, no se han tramitado las multas correspondientes a cada infracción.

<

p> De momento, el área municipal de Vía Pública se ha limitado a informar a los conductores, mediante una carta, de su exceso de velocidad. Sin embargo, esta práctica finalizará el 1 de julio, fecha en la que las sanciones –que pueden oscilar entre los 300 y los 600 euros o, incluso, suponer la retirada del carné- seguirán su curso. Los dispositivos ya cuentan con el permiso del Centro Español de Metrología y sus imágenes podrán ser empleadas por la Guardia Urbana.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...