“Mea culpa” de General Motors

General Motors ha sido siempre uno de los principales estandartes de la industria norteamericana. Ahora, en medio de una tormenta comercial de bajadas de ventas, descuentos y promociones, la marca más poderosa del mundo apela a su pasado para recordarle al público lo que era General Motors hace 30 años. Esta revisión lleva implícito, y explícito, el reconocimiento de que algo han hecho mal en los últimos tiempos.
-
“Mea culpa” de General Motors

“Hace 30 años la calidad de GM era la mejor. Hace 20 no lo fue. Esta es la historia de nuestro largo camino de vuelta”. Este mensaje es el lema central de una campaña de publicidad que General Motors acaba de lanzar en Estados Unidos para recuperar la confianza de un público que se le escapa hacia las marcas asiáticas y europeas.

<

p> En la multinacional (GMC, Chevrolet, Cadillac, Pontiac, Hummer, Daewoo, Opel…) confían en que los compradores entiendan la idea: GM reconoce los fallos y ya no volverá a cometerlos. Por atrevida, la acción puede ser eficaz.

<

p> Según explica el diario Cinco Días en un reciente reportaje, la compañía de Detroit ve cómo se le hunde el suelo ante el avance de la competencia. Asiáticos y europeos venden en Estados Unidos coches de gran calidad y magníficas prestaciones que, además, son más baratos y se producen con costes muy inferiores a los que maneja la pesada industria de General Motors. En el mismo caso, aunque corrigiendo rápido el paso, están Chrysler y Ford, los otros dos grandes colosos locales. Pero la herida más grande es la de GM, que todavía domina el mercado pero pierde terreno a gran velocidad.

<

p>

De hecho, como explican en Cinco Días, GM tiene informes de los que se desprende que sólo cuatro de cada diez norteamericanos piensa en sus marcas cuando va a comprar un coche. Además, su cuota de mercado se ha situado en el 26,6 por ciento, cuando en sus años dorados superaba el 50 por ciento.

<

p> Para Gary Cowger, presidente de la marca en Estados Unidos, no se “ha hecho todo bien en el pasado, pero hemos aprendido de los errores”. El “mea culpa” es claro: piden a los consumidores que vuelvan a creer en lo que un día supuso el nombre de General Motors.

<

p> Para avalar esta petición, GM exhibe sus últimos datos de fiabilidad. En los ensayos realizados en 2003 para medir la calidad inicial de sus coches, GM ha logrado muy buena nota y sólo ha sido superada por Toyota, Porsche, BMW y Honda. En la fiabilidad a largo plazo queda trabajo por hacer, pero los indicadores también son buenos. Quizá sea el principio de la recuperación.

<

p>

Desde Detroit, General Motors ha hecho saber que no está dispuesta a participar en el plan de reestructuración que prepara Fiat, una compañía de la cual GM posee el 20 por ciento del capital. En el programa italiano, que aún no está confirmado del todo, se prevé una recapitalización de 5.000 millones de euros, una cifra en la que los americanos no quieren poner nada.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...