Honda comercializará el Accord i-CDTi a final de año

La marca japonesa ya tiene preparado el lanzamiento de su nuevo motor Diesel de inyección directa, fabricado íntegramente en aluminio, que se dará a conocer en el Salón de Francfort y será comercializado en los modelos Accord y Accord Tourer a finales de este mismo año. Durante 2004 será montado también en el CR-V.
-
Honda comercializará el Accord i-CDTi a final de año
Honda comercializará el Accord i-CDTi a final de año

Se han confirmado oficialmente los datos que anticipábamos hace unos meses sobre el rendimiento del nuevo motor Diesel de la marca japonesa, que será instalado en sus berlinas “más europeas”.

Se trata de un propulsor Diesel de cuatro cilindros en línea, de 2.204 cm3 de capacidad (85 x 97,1 mm), que cuenta con sistema de inyección directa common rail de segunda generación (presión de inyección de combustible a 1.600 bares). Dispone de doble árbol de levas en culata con cuatro válvulas por cilindro, turbocompresor de geometría variable con intercooler y anuncia una relación de compresión de 16,7:1. Según afirma la marca, desarrolla una potencia máxima no inferior a 140 CV y logra un par máximo superior a 340 Nm.

Entre las características del motor i-CDTi que destaca la marca se encuentra el bajo nivel de ruido (bloque y culata están realizados en aluminio), su capacidad para entregar energía desde bajos regímenes de funcionamiento y su bajo nivel de emisiones contaminantes (supera holgadamente las exigencias de la nueva normativa Euro IV).

Esta mecánica será comercializada en Europa a finales de año en los modelos Accord y Accord Tourer, aunque está prevista su implantación en el CR-V durante el próximo año.

Honda es el mayor fabricante de motores del mundo, con 15 millones de unidades producidas al año y, aunque esta no es su primera incursión en motores Diesel (puso a punto el 1.7 CTDi para el Civic), sí es la primera vez que diseña, desarrolla y fabrica íntegramente un motor Diesel para turismos. El motivo de esta incursión en el Diesel obedece al crecimiento experimentado entre los modelos Diesel en Europa del segmento D durante los últimos diez años, que ha pasado de unas 400.000 unidades en 1990 a más de 1,2 millones en 2002, lo que supone un 60 por ciento de las ventas en el segmento D.

Las previsiones de la marca contemplan producir 24.000 unidades durante el primer año en la planta japonesa de Takanazawa, situada a unos 100 kilómetros de Tokio.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...