El SW se extiende al Peugeot 206

La versión SW del Peugeot 206 llega a los concesionarios españoles; está disponible a partir de 12.530 euros.
-
El SW se extiende al Peugeot 206

El concepto SW que hace unos meses Peugeot utilizó para el premiado 307 llega ahora al segundo modelo más pequeño de la marca francesa. El 206 SW está disponible en nuestro país con cuatro motorizaciones diferentes, aunque en breve llegará una quinta mecánica.

En la actualidad, monta tres propulsores de gasolina y uno Diesel, aunque pronto llegará uno más de gasóleo. Las mecánicas de gasolina disponen de potencias de 75, 110 y 138 CV, con cilindradas de 1,4 litros, 1,6 litros y 2 litros, respectivamente. Los motores Diesel disponen de 70 y 90 CV y cilindradas de 1,4 y 2 litros.

Las prestaciones oficiales, según datos de la firma del león, colocan a este modelo cerca de los vehículos deportivos, ya que, a pesar de ser una versión familiar, los responsables de Peugeot no quieren que el coche pierda de vista su origen.

Las velocidades máximas de las mecánicas de gasolina van desde los 173 kilómetros por hora (en la versión básica) hasta los 208 kilómetros por hora del GTi de 138 CV. En Diesel, la velocidad máxima está entre 166 y 183 kilómetros por hora.

Los consumos en estas unidades también han sido cuidados, en especial en las mecánicas Diesel, donde se alcanzan unas cifras de 4,4 litros a los 100 kilómetros en ciclo mixto para el motor que desarrolla 70 CV. El propulsor de 90 CV alcanza una cifra de 5,2 l/100 km.

En gasolina, las cifras, lógicamente, aumentan. Se alcanza un consumo de 6,4 litros, 6,7 litros y 7,9 litros a los 100 kilómetros en los motores de 75, 110 y 138 CV, respectivamente.

Cada uno de estos propulsores puede ser combinado con tres niveles de acabado: X Line, XS y GTI, además de una caja manual de 5 velocidades y una automática de 4.

La principal evolución frente a la versión berlina se centra en el espacio interior de las plazas traseras, que se ha visto incrementado. Estamos hablando de un vehículo familiar y eso se tiene que notar.

El precio de este modelo varía entre los 12.530 euros (algo más de dos millones de pesetas) de la versión X Line de 75 CV y los 16.960 euros (2.822.000 pesetas) que cuesta el vehículo equipado con motor de 138 CV y gasolina. En medio quedan el acabado XS de 75 CV, por 13.080 euros, y el XS de 110 CV, por 14.040 euros. Las mecánicas Diesel disponibles en nuestro país tienen un precio de 14.750 (acabado X Line) y de 15.390 euros (acabado XS).

Los elementos opcionales que equipa esta gama (sólo algunos de los motores y dependiendo de los acabados) son el aire acondicionado, por 1.030 euros, el ABS, por 460 euros, la pintura metalizada, por 220 euros, y los airbags laterales, 190 euros.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...