Miedo y dudas en la liberalización de los concesionarios

El 1 de octubre termina el año de transición que la Unión Europea ha dado al sector del automóvil para que se acoja al nuevo reglamento de venta y distribución de automóviles. A estas alturas, un 40 por ciento de los concesionarios españoles no sabe si renovará su contrato con la marca de bandera.
-
Miedo y dudas en la liberalización de los concesionarios
Miedo y dudas en la liberalización de los concesionarios

Como se recordará, en octubre pasado se aprobó el nuevo reglamento europeo que, entre otras cosas, permite a los concesionarios elegir entre dos modelos de distribución: exclusivo y selectivo. El primero es el de toda la vida. El segundo autoriza a los concesionarios y distribuidores a vender coches de más de una marca y saltarse la antiguas demarcaciones geográficas y fronteras comerciales y políticas (fin de la cláusula de localización). A cambio, los fabricantes tienen la oportunidad de renegociar todas las concesiones a la luz de la nueva ley y unos estándares de calidad más duros: es lo que se conoce como distribución selectiva.

Las marcas han previsto unos baremos mucho más altos para aceptar que un concesionario venda sus vehículos: determinados metros cuadrados de superficie, alto nivel de formación del personal, objetivos de ventas más elevados… El cambio de condiciones supone de hecho el fin de los contratos que unían hasta ahora a los constructores y los vendedores. Estos contratos, por tanto, tienen que renovarse antes del 1 de octubre y aquellos que no estén a la altura se quedarán sin marca.

Según Faconauto, la patronal de los concesionarios, sólo Citroën y Mercedes han solucionado esta situación con la firma de nuevos contratos. El resto de marcas- excepto Hyunday y Volvo, que nunca invalidaron los antiguos tratos- remolonea y sigue sin presentar nuevos documentos a la firma.

Para los dirigentes de Faconauto, lo peor no es la falta de acuerdos, sino la ausencia total de borradores de contrato sobre los que discutir. Algunas marcas explican que están a la espera de que sus matrices redacten un texto uniforme para toda Europa, otras dicen que lo tienen casi a punto pero, a cuatro meses de la fecha límite, un 40 por ciento de los concesionarios desconoce su futuro.

Estos borradores son fundamentales, pues contendrán los estándares definitivos que cada automovilística quiera exigir. A medida que corre el reloj, los concesionarios tienen más miedo, pues saben que se les acorta el plazo para ajustarse a esos niveles mínimos exigidos.
El caso es tan grave que sólo Toyota ha presentado los estándares que deben cumplir los concesionarios dispuestos a vender sus coches. Sin embargo, tampoco esta marca ha presentado un precontrato.

<

p> Desde Anfac, la patronal de los fabricantes españoles, se envía un mensaje de calma. Su presidente, Jesús Ruiz-Beato, asegura que “un contrato se hace rápido, pero elaborar los estándares que se piden lleva tiempo”. “De todas formas”, explica Ruiz-Beato, “unos fabricantes en junio, y otros en septiembre, redefinirán su relación comercial”.
En el sector muchas voces se preguntan a qué se debe este retraso. No falta quien piense que es provocado por las marcas para deshacerse de concesiones poco rentables, conflictivas o defectuosas. Entre Anfac y Faconauto calculan que entre un 15 y un 20 por ciento de los 3.139 concesionarios y 5.194 agentes que operan en España se quedará sin contrato.
Esta “limpieza de corrales” afectará sobre todo a vendedores con poco volumen de negocio y a zonas rurales, donde lo complicado de la logística quita rentabilidad a las ventas.

<

p>

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...