Lexus RX300

Lexus pretende mantener el liderazgo de los vehículos “todo camino” premium con el RX300, un modelo que ha recibido importantes mejoras estéticas, mecánicas y funcionales. Aunque ha ganado en refinamiento y prestaciones, el particular modelo japonés pierde parte de sus aptitudes off road al sustituir algunos componentes mecánicos de transmisión por dispositivos electrónicos.
-
Lexus RX300
Lexus RX300

Durante la toma de contacto que llevamos a cabo por el interior de Cerdeña (Italia) con el RX300 tuvimos oportunidad de conducir por diferentes tipos de trazado: autopista, carreteras con buen firme, tramos de montaña bacheados e, incluso, recorrer un tramo por una pista off-road.

Lo primero que llama la atención al poner en marcha el vehículo es la ausencia prácticamente total de ruido y vibraciones. Esta característica casi se mantiene constante en utilización por carretera, donde el RX300 se mueve con sorprendente agilidad. Apenas se sienten diferencias de comportamiento con una berlina, a excepción de la postura de conducción, más elevada que en este tipo de vehículos. El motor responde con mucha suavidad desde abajo y se estira con facilidad hasta alcanzar su régimen máximo, por encima de las 5.600 revoluciones. La potencia no resulta desbordante, pero si permite mover con extrema facilidad al conjunto, que resulta muy fácil y divertido de conducir en todo momento.

Siempre se tiene la sensación de dominio absoluto, de ligereza y de agilidad. El cambio automático es delicioso de funcionamiento, sin tirones ni malos modales. En modo automático las marchas se van engranando con suavidad y suficiente rapidez, aunque este último aspecto no destaca especialmente en modo manual. Una de las características que nos ha gustado mucho es que cuando se selecciona el manejo manual, el cambio se comporta verdaderamente como manual, es decir, manteniendo la marcha elegida hasta el corte del encendido, lo que permite sacar el máximo partido del motor.

Fuera de carretera no tuvimos oportunidad de rodar mucho y, además, se trataba de pistas en muy buen estado –en realidad es el habitat natural del modelo-, pero sí hay un tema que nos ha sorprendido bastante y que está ocurriendo en la mayoría de los modelos todoterreno de última generación y es precisamente la sustitución de algunos órganos mecánicos por otros electrónicos “inteligentes”, que si bien es cierto que contribuyen a reducir el peso y el precio del modelo (la marca anuncia unos 300 kg menos respecto a sus competidores y un seis por ciento de reducción de precio respecto a la versión precedente), se pierden parte de las aptitudes para circular por campo.

Nos referimos concretamente a la supresión del diferencial central viscoso que incorporaba el anterior. A cambio, en el nuevo se ha instalado un dispositivo electrónico que actúa con el sistema de control de estabilidad y el ABS, que frena la rueda correspondiente que pierde adherencia, para así enviar más par al eje contrario. En principio, esto no tiene muchas complicaciones en condiciones normales, pero si las cosas se ponen complicadas (barro, nieve, o arena en cantidad), los frenos acusan una considerable temperatura que hace perder eficacia al sistema.

Galería relacionada

Lexus RX300

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...