Seat negocia una mayor flexibilidad en la producción

Los sindicatos ya negocian con la dirección de Seat el calendario laboral para el año que viene. Los representantes de los trabajadores quieren establecer una cuenta horaria, mientras que los mandatarios pretenden generalizar las semanas de seis días laborales cuando la producción lo haga necesario. En ambos casos, lo que se persigue es un aumento de la flexibilidad.
Autopista -
Seat negocia una mayor flexibilidad en la producción
Seat negocia una mayor flexibilidad en la producción

El acuerdo entre la dirección y los sindicatos de Seat podría llegar el día 15 de este mes. Ambas partes persiguen un aumento en la flexibilidad de la producción, aunque por diferentes medios: la dirección de la compañía pretende que la plantilla, de manera individual, realice 16 días festivos a lo largo del segundo semestre del año (11 días de vacaciones adicionales, que se compensarían en años posteriores con un sistema de bolsa de horas, y cinco más que corresponderían a las denominadas “jornadas industriales”, en las que la planta permanecería cerrada).

<

p> Con esta medida se compensaría la caída de la carga de trabajo en Martorell, debida al fin de la manufactura de las furgonetas Inca y Caddy, el próximo mes de junio. El cese de la fabricación de estos modelos afectaría, según los sindicatos, a 800-900 personas. La solución propuesta por Seat quiere evitar un expediente de regulación de empleo.

Asimismo, durante la presentación de los resultados de la marca, Andreas Schleef, su presidente, pidió a los sindicatos la implantación de la semana laboral de cuatro días en las épocas de poca demanda y de seis días cuando los pedidos aumenten, con el fin de reducir el tiempo de entrega de los vehículos. Sin embargo, esta propuesta ha sido rechazada por los trabajadores, que están solicitando, de diferentes formas, la semana laboral de 35 horas.

Los sindicatos, ante esta situación, han lanzado su oferta: el establecimiento de una “cuenta horaria”, que permitirá adecuar el tiempo de trabajo en función de la demanda al alza o a la baja de automóviles. Este sistema, que ya funciona en otras factorías del grupo Volkswagen, dependerá del programa productivo de Seat y tiene un objetivo claro: mantener una plantilla estable y cualificada, sin vulnerar la legalidad vigente.

<

p> Este año, la factoría de Martorell prevé producir un total de 433.090 unidades, lo que supondrá un nuevo descenso sobre el récord alcanzado en 2000, cuando fabricó 516.000 vehículos. El fin de la manufactura de las furgonetas Caddy e Inca influirá en esta cifra (sin ellas, la producción diaria pasará de 2.200 a 1.800 automóviles), aunque la compañía espera un revulsivo con la llegada de un nuevo monovolumen deportivo a las líneas de montaje, en 2004. Schleef ha recordado que este vehículo se construirá en la Zona Franca siempre que los sindicatos aprueben los planes laborales de la dirección.

Asimismo, Martorell podría hacerse cargo del Seat Tango cuando VW dé luz verde a su manufactura. Sin embargo, los técnicos han afirmado que un coche de este tipo –un deportivo biplaza-, considerado “de capricho”, tiene una vida de fabricación relativamente corta y no representa un elevado volumen de trabajo.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...