Inyección de ''ADN europeo'' para el Mazda6

Mazda no renuncia a nada: después de elevar los pronósticos de ventas de su recién lanzado Mazda6, la compañía japonesa ha decidido hacer un nuevo guiño a los mercados europeos. Mecánicas Diesel y carrocerías El Mazda 6 ya cuenta con dos motores Diesel, que se suman a dos nuevas carrocerías: berlina de 5 puertas y Wagon.
-
Inyección de ''ADN europeo'' para el Mazda6

La marca nipona –ahora dentro del conglomerado Ford y con las cuentas saneadas- pretende recuperar ese halo con el que ganó la fidelidad de miles de clientes en la época de los setenta. Así, el nuevo Mazda6 fue presentado en sociedad el pasado mes de abril como "un retorno a las raíces" de la firma nipona.

Este modelo lleva impreso, según afirman, el "ADN Mazda", pero, ahora, con las nuevas incorporaciones, el Mazda6 también ha adoptado ciertas variaciones genéticas muy al gusto del mercado europeo. La gama se completa con nuevos modelos más familiares, pero igual de deportivos.

Así, el nuevo Mazda6 Sport pretende ser "una excepción a la creencia de que un cupé es un modelo elegante de pagar más dinero a cambio de menos coche". En esta versión, se ha modificado la línea del techo, para que -a pesar de tener un gran portón trasero- el modelo no pierda su corte deportivo.

Esta berlina de cinco puertas posee -según datos de la marca- un maletero con una capacidad de 492 litros y sólo se ha reducido en 5 milímetros el espacio para la cabeza de las plazas traseras en comparación del modelo de cuatro puertas del que deriva.

También ya está a la venta el nuevo Mazda6 Wagon, un vehículo 20 milímetros más largo que las berlinas, pero con un maletero de 505 litros de capacidad. Si plegamos los asientos traseros -se pueden abatir con dos palancas situadas en el maletero-, optenemos una superficie de carga de 1.906 mm de longitud y 1.365 de anchura.

Bautizados como CRTD, Mazda incorpora en este modelo dos nuevos Diesel "common rail" de dos litros, uno de 120 CV y otro de 136. Se ha mejorado la combustión y ahora cada propulsor es capaz de variar su funcionamiento en función del tipo de conducción: a bajas vueltas, actúa como un pequeño turbo, mientras que a alta velocidad se muestra como un motor sobrealimentado.

Ambos tienen un par máximo de 310 Nm a 2.000 rpm y un consumo medio de 6,5 litros de combustible cada 100 kilómetros (en la carrocería de cuatro puertas). Estos motores se suman a los tres ya existentes de gasolina: el 1.8 de 120 CV, el 2.0 de 141 y el 2.3 de 166.

En toda la gama, se ofrece de serie un amplio equipamiento de seguridad: antibloqueo de frenos (ABS), distribución electrónica de frenada (EBD), control de estabilidad (denominado por Mazda como DCS), control de tracción (TCS) y airbags frontales, laterales y de cortina.

Con motor CRTD, los precios varían desde los 22.950 euros (3.818.559 pesetas) del 120 CV acabado Active 5 puertas, hasta los 27.150 euros (4.517.380 pesetas) de 136 CV acabado Sportive y carrocería Wagon.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...