El nuevo Reglamento de Distribución exige más recursos

El sector automovilístico ya siente las primeras consecuencias del nuevo Reglamento de Distribución. Las marcas han comenzado a crear los estándares de calidad que deben cumplir obligatoriamente sus concesionarios si quieren convertirse en taller autorizado. Éstos, por su parte, reclaman más información para poder aplicar correctamente los compromisos.
-
El nuevo Reglamento de Distribución exige más recursos
El nuevo Reglamento de Distribución exige más recursos

Seis meses después de la entrada en vigor del nuevo Reglamento de Distribución de Automóviles, la consultora Urban Science considera que las principales marcas del sector están dedicando mayores esfuerzos humanos y técnicos para determinar los estándares de calidad que deben cumplir sus concesionarios. Una de las tareas que más trabajo está ocupando es establecer el grado de observancia actual de dichos niveles.

En función de esta última exigencia, las compañías de automóviles definirán los nuevos contratos clasificando a los distribuidores en tres categorías: los que cumplen con los estándares, a los que se renovará inmediatamente el convenio; los que podrían observarlos tras un plan de acción, con los que se firmará un nuevo acuerdo donde se incluirá el compromiso de cumplir con los niveles de calidad mínimos; y aquellos que no pueden acatarlos, a los que no se ofrecerá un nuevo contrato.

Según el nuevo Reglamento, los puntos de venta que quieran acceder a ser talleres oficiales de reparación deben ahora acreditar unas cualidades similares a las de los distribuidores oficiales, lo que les obliga a cumplir con los baremos de excelencia marcados por el fabricante.

Por ello, “el distribuidor autorizado, antes concesionario, tiene que plantearse ahora si observar dichos estándares es rentable para él. En definitiva, si el ROI -Retorno de las Inversiones que se verá obligado a realizar- va a ser suficientemente alto, lo que le obligaría a buscar alternativas como la multimarca o el incremento de actividades como posventa, usados, accesorios, seguros, financiación, etc.”, explica Ricardo Conesa, director de Nuevos Negocios de Urban Science España.

Por su parte, los talleres se quejan de que todavía no han recibido respuestas concretas de los fabricantes sobre los requisitos técnicos exigidos para ser considerados “autorizados”. Prácticamente, las únicas excepciones, según señalan, son constructores como Mercedes y Renault.

Efectivamente, las marcas están aplazando hasta octubre la obligación de facilitar la información técnica, la formación y el software a los talleres independientes. Su objetivo es esperar a que finalice el período transitorio de un año de duración previo a la entrada en vigor del texto legal.

Sin embargo, la Comisión Europea ha señalado que no proporcionar estos datos técnicos a cualquier distribuidor que los solicite puede ser considerado trato discriminatorio y, por tanto, sancionable. De acuerdo con la Dirección de la Competencia, los fabricantes de vehículos deberían estar ofreciendo ya dicha documentación.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...