El túnel de Sóller, el más inseguro de Europa

Un año más, el RACE ha presentado un nuevo informe sobre la seguridad en los túneles de carretera, con unos resultados nada alentadores para nuestro país. El túnel de Sóller, en las Islas Baleares, ha obtenido la calificación de túnel más inseguro de Europa. Todo lo contrario que el de Somport, en Huesca, considerado el segundo mejor paso subterráneo europeo de 2003.
Autopista -
El túnel de Sóller, el más inseguro de Europa
El túnel de Sóller, el más inseguro de Europa

“Lo mejor y lo peor, así son los túneles de España”. Con esta frase, el Real Automóvil Club de España (RACE) resume “Seguridad en Túneles en Carretera 2003”, un informe que analiza los niveles de seguridad y el riesgo de accidente en los principales túneles europeos.

De los veinticinco pasos analizados este año, el túnel mallorquín de Sóller, situado en la carretera C-711, ha obtenido la peor calificación. Esta infraestructura española es considerada por el RACE, y por numerosos clubes y asociaciones de automovilistas que han participado en el estudio, como la más insegura del grupo. Según aseguran, está formada por un único tubo con tráfico en ambos sentidos, sin rutas o vías de escape adicionales, ni señalización sobre la dirección en la que escapar en caso de emergencia.

Éstas, sin embargo, no han sido las únicas críticas que ha recibido el túnel español. El informe le responsabiliza también de no disponer de medidas especiales en caso de incendio y de no contar con un equipo de bomberos con la formación específica suficiente sobre incidentes en túneles.

Además, y por si fuera poco, los expertos han observado que el paso subterráneo mallorquín carece de radio y de cámaras de vídeo vigilancia en su interior. El único "consuelo" que le queda al túnel de Sóller es que, junto a él, el inglés de Blackwall Norte(en la imagen), el holandés de Mass y el belga de Waasland (caracterizados por sus escasas medidas de seguridad, a pesar de la gran afluencia de tráfico que registran) también han obtenido la calificación de “Muy Pobre”, la peor nota aplicada en el estudio.

Los accidentes en los túneles, incluso los incendios, no son sucesos tan extraordinarios como se puede en un principio suponer. En 2001, varios de los pasos visitados por el RACE fueron escenario de numerosos accidentes e incendios. Por su parte, dentro del grupo de este año, en sólo dieciséis túneles hubo menos de diez accidentes, un dato peligroso.
Éstas son las últimas grandes tragedias ocurridas en Europa: en Azerbaijan, 289 personas murieron en 1995 en un túnel de Baku; en Austria, 155 personas, sobre todo niños, perdieron la vida en el año 2000 debido a un incendio; en Italia, 39 personas fallecieron en 1999 tras arder un camión belga en el túnel de Montblanc; en Inglaterra, una cerilla encendida provocó una explosión en 1987 que causó 31 víctimas.

Jesús Monclús, jefe del departamento de Seguridad Vial del Race, ha tachado de “muy decepcionantes” los resultados obtenidos por los túneles españoles. “Algunas administraciones públicas tienen preparadas desde hace años normas sobre equipamiento mínimo de seguridad y, a la luz de los resultados, quizás ya va siendo hora de que estas normas se publiquen y sean de obligado cumplimiento”, ha subrayado.

Monclús ha recordado, además, que en los últimos cuatro estudios realizados sobre seguridad en Europa otras dos infraestructuras españoles, Viella y Monrepós, ya obtuvieron la calificación de “túnel más inseguro del año”.

Por ello, el RACE demanda ahora la inmediatamente puesta en marcha de un nuevo “plan nacional de homogeneización y mejora de la seguridad en los túneles españoles” y la introducción urgente de la figura del “inspector de seguridad”, una medida que ya fue propuesta por la Comisión Europea.

Como contraste a esta información, el túnel de Somport (en la provincia de Huesca) ha sido considerado el segundo más seguro de Europa, con una calificación de “Muy bueno”. Esta evaluación tan sólo se ha otorgado a otros dos pasos europeos: el de Weserauen (Alemania), el túnel más seguro, y el de Pomy, en Suiza.

En Somport, concretamente, el protocolo de inspección ha resultado muy satisfactorio. El túnel dispone de las principales medidas de seguridad para la prevención de accidentes: apartaderos cada 200 metros, suficiente anchura de carriles, control de velocidad en el interior, cámaras de vigilancia cada 200 metros o luces de emergencia indicando dirección de escape y distancia a la salida más cercana.

Un año más, las autoridades y operadores responsables de túneles en Italia no han aceptado participar en el estudio llevado a cabo en toda Europa, negándose a recibir inspecciones en sus pasos subterráneos. Por algún motivo que se desconoce, las empresas transalpinas encargadas de la explotación de los túneles no están interesadas en dar a conocer los niveles de seguridad de sus túneles, a pesar de que Italia posee el mayor número de este tipo de infraestructuras. Por este motivo, el RACE ha demandado a los operadores italianos que “terminen con su actitud contraria a las inspecciones”. Los más de cinco millones de turistas que pasan por sus túneles cada año tienen derecho a conocer en que condiciones realizan su viaje.

Con ocasión de este nuevo informe, el RACE se ha puesto en contacto con los responsables de los túneles españoles que durante los pasados años han obtenido también una calificación de “Muy pobre” o “Pobre”. El objetivo ha sido conocer de primera mano las mejoras introducidas durante el tiempo transcurrido.

En el túnel de Viella, analizado en el año 2000, las actuaciones son contundentes: a la entrada se termina la construcción de tres zonas de aparcamientos para vehículos pesados, a la vez que se está creando un nuevo túnel paralelo que conectará con el tubo principal. Además, se han instalado 18 cámaras de vídeo vigilancia y señales de información variables con detectores de peso.

En el túnel de Guadarrama, se han instalado altavoces adicionales, señalización variable y un sistema inteligente que controla automáticamente la ventilación, las luces, los semáforos y las indicaciones de emergencia, todo operativo desde el centro de control. Mientras, en Monrepós, analizado en 2001, las mejoras aplicadas han sido menores: tan sólo se han cambiado los teléfonos de emergencia (que antes no funcionaban) y se han aprobado nuevas instalaciones para el año que viene, como sistemas de detección de retenciones y de comunicación.

Si quieres más información, no te pierda el siguiente reportaje: “Túneles de carretera: el miedo subterráneo”

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...