Volkswagen se prepara para una revolución interna

Los fabricantes no paran de lamentar que el sector está en crisis, pero sus ejecutivos no han trasladado la debilidad económica a sus bolsillos: al contrario. Por eso, el presidente de Volkswagen ha anunciado una reestructuración a fondo de su cúpula directiva.
-
Volkswagen se prepara para una revolución interna
Volkswagen se prepara para una revolución interna

Hace unas semanas, el máximo responsable de las ventas de Volkswagen, Robert Büchelhofer, presentaba su dimisión. En una escueta carta, aclaraba que se iba por "diferencias sobre la estrategia del grupo", pero en la prensa alemana se señala que las divergencias tienen nombre y apellidos: Bernd Pischetsrieder, el presidente del grupo.

Büchelhofer no será el único en abandonar la multinacional. En una entrevista publicada por el Financial Times, Pischetsrieder ha anunciado una reestructuración completa de su cúpula directiva: "vamos a empezar como si fuera una página en blanco".

"Se va a revisar la organización global y después decidiremos si es acertado tener responsables regionales o responsables para cada marca", ha precisado.

Alemania -cuna de Volkswagen- afronta una reforma fiscal. Y, justo ahora que al ciudadano de a pie se le piden más esfuerzos (vía impuestos), se da a conocer un estudio sobre cuánto cobran los responsables de las principales empresas del país.

La revista financiera Focus Money ha descubierto que los máximos responsables de varias compañías que atraviesan momentos delicados han aumentado “escandalosamente” sus sueldos durante el año pasado. Entre ellos, destaca el caso de Jurgen Schrempp, el presidente de DaimlerChrysler: se aumentó el salario nada menos que un 131 por ciento, hasta llegar a los 5,6 millones de euros (más de novecientos millones de las antiguas pesetas).

Schrempp -apodado "Rambo" por la prensa germana- es un hombre plenamente "made in DC": empezó desde abajo en la compañía (comenzó a trabajar en un concesionario de esta firma en su Friburgo natal, donde se formó como mecánico y, posteriormente, como ingeniero), pero –no por ello- los rotativos alemanes se han mostrado amables con él: airearon hasta la saciedad una de sus salidas nocturnas por la Piazza di Spagna romana, acompañado de una botella de vino y una secretaria. Sin embargo, es un ejecutivo de valía probada y el máximo responsable de la fusión más grande de la historia de dos compañías industriales: Daimler-Benz y Chrysler.

Aunque su excentricidad le lleva a ponerse gafas distintas según con quién vaya a hablar (cuadradas y afiladas en sus reuniones con el comité de empresa, redondeadas para hablar con los ejecutivos de la compañía y elige un modelo más austero cuando se dirige a los accionistas), Schremmp no es el alemán que más gana: el mayor sueldo -6,9 millones de euros- es para Josef Ackermann, el presidente de Deutsche Bank.

Sin embargo, el alto salario de sus ejecutivos no es el único motivo por el que Volkswagen va a iniciar una completa reestructuración. La estrategia de producción también se pone en duda.

Hasta ahora, varios modelos comparten una misma plataforma. Se ahorran costes, pero esta técnica impide que los vehículos se renueven con facilidad y lleva a que terminen quitándose ventas unas marcas a otras dentro del mismo grupo. Éste es uno de los motivos -según los analistas- por los que el Golf ha dejado de ser el coche más vendido en Europa.

VW quiere implantar la fabricación por "módulos": en lugar de plataformas, los distintos vehículos sólo compartirán ciertas partes que podrán ser sustituidas independientemente de otras.

Pischetsrieder va camino de convertirse en una especie de revulsivo que las compañías utilizan para momentos delicados. Ya ha presidido BMW, de la que tuvo que salir casi de puntillas tras la compra de Rover; y Seat, a la que ha reforzado dentro del organigrama Volkswagen.

Desde que se ha hecho con las riendas del grupo alemán, no ha parado ni un momento. No le asustan los cambios, como demostró al sustituir a Bruno Adelt, quien había sido durante años director financiero de la multinacional y mano derecha del antiguo presidente (Ferdinand Piëch).

"El mayor error que puedes cometer es dar por sentada cualquier organización", ha señalado.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...