Volvo VCC

El Versatility Concept Car es el último sueño de los diseñadores de Volvo. Este prototipo es un ejercicio de estilo sobre lo que en un futuro no muy lejano pueden ser los automóviles de la marca sueca.
Autopista -
Volvo VCC
Volvo VCC

En el pasado Salón de Ginebra pudimos ver un gran número de prototipos, sin embargo el que más nos impactó fue este VCC de Volvo. Es posible que el hecho de que es un mero ejercicio de estilo ha incidido en la espectacularidad de sus líneas y en lo vanguardista de sus soluciones.

Su estética exterior, aunque moderna, mantiene ese ADN peculiar que tienen los Volvo y que hace que los sepamos identificar a primera vista.

Desarrollado conjuntamente por los centros de diseño de la marca en Barcelona y Göteborg (Suecia), el VCC adopta la carrocería de una berlina de tipo familiar, presidida por una parrilla “cien por cien Volvo” y tres faros delanteros verticales.

Estos tienen la peculiaridad de mejorar la visibilidad en las curvas. La luz delantera exterior es la que contiene el haz principal, mientras que las otras dos son las secundarias. La función de las secundarias es, mediante unos sensores conectados a la dirección, iluminarse a medida que giremos hacia un lado u otro.

También significativo es el hecho de que el VCC carezca de pilar central y las puertas se abran de forma opuesta. Este diseño realza la visión del interior y la comodidad a la hora de introducirse en el habitáculo, aunque, por razones de seguridad, no ha sido pensado para automóviles de serie.

El VCC cuenta con un techo de cristal semitransparente equipado con un marco en forma de X. El panel solar del mismo alimenta el sistema VAAC (Limpiador de Aire Ambiental de Volvo), que purifica el aire dentro del propio automóvil y de los coches cercanos.

Volvo ha querido con este VCC convertir en el coche en nuestra segunda casa. Así, lo ha dotado de conexión inalámbrica a redes, lo que permite que dentro de este automóvil podamos descargarnos películas, música o bases de datos desde nuestro hogar. Aparte, cada pasajero contará con una pantalla táctil para disfrutar de estos archivos.

Otra ayuda que tendrá el conductor es el denominado V-Pulse. Este aparato, del tamaño de un llavero, lo puede llevar uno consigo y mediante latidos, como si de un corazón humano se tratara, informa de la situación del vehículo. Así, cuando la frecuencia de los mismos aumenta, es que algo pasa (la alarma se ha apagado, se dejó el coche sin seguro), por lo que hay que que abrir el V-Pulse y ver en la pantalla lo que realmente ha ocurrido.

El habitáculo además cuenta con otra serie de curiosidades, como la ausencia de salidas visibles para el sistema de climatización, una consola central que no está en contacto con el tablero o la inclusión en el maletero de un piso de carga extraíble para facilitar la introducción de equipaje.

El propulsor conceptual de este VCC es un seis cilindros en línea de 2,6 litros que ofrece 250 CV de potencia y que consume, según Volvo, no más de 6,5 litros de combustible. “El innovador motor y la nueva tecnología de transmisión hacen posible esta cifra extremadamente baja en una perspectiva de diez años”, ha señalado Derek Crabb, vicepresidente de Ingeniería de Volvo Motor.

Galería relacionada

VOLVO VCC

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...