Ford Streetka

Ford ha querido relanzar la imagen de su pequeño Ka con la introducción en el mercado de dos nuevas variantes lúdicas, el Streetka y el Sportka. Ambos cuentan con un propulsor de 95 CV y unas cualidades dinámicas destacadas, sin embargo sólo el Streetka cuenta con una imagen diferenciadora y la posibilidad de viajar con el firmamento como techo.
-
Ford Streetka
Ford Streetka

Pasado el tramo de autopista, nos adentramos en una preciosa, por el paisaje, y apasionante, por las sensaciones que extraímos del coche, carretera de montaña. Nos descapotamos de nuevo y nos preparamos para disfrutar. He de reconocer que al principio la cautela fue la nota predominante en los primeros giros, pero una vez comprobado que las suspensiones (más firmes que en un Ka convencional y con mayor resistencia al balanceo), los frenos (discos ventilados de mayor grosor con ABS de serie), el chasis (también más rígido) y los anchos neumáticos (195) de perfil bajo hacían perfectamente su trabajo, nos lanzamos hacia esta serpenteante vía aun con más descaro. .

El motor no se achicaba ante los repechos, jugar con el cambio era una delicia y el coche iba exactamente por donde le marcábamos con su precisa dirección. En resumen, muy divertido y nada radical, ya que sus reacciones son bastante predecibles

Lo que sí nos ha extrañado es el precio en el que lo ha tasado Ford. De acuerdo que es un modelo de capricho y que tiene un desarrollo costoso por ser montado esencialmente a mano, pero eso el cliente no lo ve. El potencial comprador de este modelo ve que tiene que pagar 19.500 euros (3.244.527 pesetas) y lo compara con el 206 CC que, además de techo duro retráctil y un motor de más caballos (110), cuesta 17.710 euros (2.946.696 pesetas) y se lo piensa muy mucho. De todas maneras, los cálculos de la marca norteamericana no son muy pretenciosos y se conforma con vender unas 150 unidades en España durante este primer año. A partir de abril ya estará en los concesionarios con un equipamiento de serie bastante completo que incluye, entre otros, airbag frontal y lateral de conductor y pasajero, aire acondicionado, ABS, equipo de audio, asientos calefactables y tapicería de cuero.

La presentación de este Streetka ha servido también a Ford para mostrar a la prensa el nuevo Sportka, la otra versión lúdica de la gama Ka. Éste mantiene la estética del modelo convencional con algunas variantes (paragolpes en color de la carrocería, luz de marcha atrás circular bajo la matrícula, spoiler trasero, tapicería bitono de cuero y textil) e incluye las mejoras en el bastidor realizadas en el Streetka y el mismo propulsor de 95 CV.

<

p> Así, el comportamiento es muy similar en ambas versiones, aunque las prestaciones, por menor peso y mayor aerodinámica son superiores en el Sportka. Sin embargo, la belleza y la capacidad de generar admiración es favorable a la variante descapotable. El precio de este modelo se sitúa entre 12.500 y 13.000 euros.

Finalmente, también tuvimos oportunidad de tener una pequeña toma de contacto con el Ka equipado con el motor 1.3 de 70 CV, que sustituye al anterior de 60 y que pasará a ser el único que se comercialice. A falta de un examen más exhaustivo, nos ha parecido un motor voluntarioso que permite desenvolverse con soltura por ciudad sin que se deba renunciar a viajes de mayor enjundia.

Pasado el tramo de autopista, nos adentramos en una preciosa, por el paisaje, y apasionante, por las sensaciones que extraímos del coche, carretera de montaña. Nos descapotamos de nuevo y nos preparamos para disfrutar. He de reconocer que al principio la cautela fue la nota predominante en los primeros giros, pero una vez comprobado que las suspensiones (más firmes que en un Ka convencional y con mayor resistencia al balanceo), los frenos (discos ventilados de mayor grosor con ABS de serie), el chasis (también más rígido) y los anchos neumáticos (195) de perfil bajo hacían perfectamente su trabajo, nos lanzamos hacia esta serpenteante vía aun con más descaro. .

El motor no se achicaba ante los repechos, jugar con el cambio era una delicia y el coche iba exactamente por donde le marcábamos con su precisa dirección. En resumen, muy divertido y nada radical, ya que sus reacciones son bastante predecibles

Lo que sí nos ha extrañado es el precio en el que lo ha tasado Ford. De acuerdo que es un modelo de capricho y que tiene un desarrollo costoso por ser montado esencialmente a mano, pero eso el cliente no lo ve. El potencial comprador de este modelo ve que tiene que pagar 19.500 euros (3.244.527 pesetas) y lo compara con el 206 CC que, además de techo duro retráctil y un motor de más caballos (110), cuesta 17.710 euros (2.946.696 pesetas) y se lo piensa muy mucho. De todas maneras, los cálculos de la marca norteamericana no son muy pretenciosos y se conforma con vender unas 150 unidades en España durante este primer año. A partir de abril ya estará en los concesionarios con un equipamiento de serie bastante completo que incluye, entre otros, airbag frontal y lateral de conductor y pasajero, aire acondicionado, ABS, equipo de audio, asientos calefactables y tapicería de cuero.

La presentación de este Streetka ha servido también a Ford para mostrar a la prensa el nuevo Sportka, la otra versión lúdica de la gama Ka. Éste mantiene la estética del modelo convencional con algunas variantes (paragolpes en color de la carrocería, luz de marcha atrás circular bajo la matrícula, spoiler trasero, tapicería bitono de cuero y textil) e incluye las mejoras en el bastidor realizadas en el Streetka y el mismo propulsor de 95 CV.

<

p> Así, el comportamiento es muy similar en ambas versiones, aunque las prestaciones, por menor peso y mayor aerodinámica son superiores en el Sportka. Sin embargo, la belleza y la capacidad de generar admiración es favorable a la variante descapotable. El precio de este modelo se sitúa entre 12.500 y 13.000 euros.

Finalmente, también tuvimos oportunidad de tener una pequeña toma de contacto con el Ka equipado con el motor 1.3 de 70 CV, que sustituye al anterior de 60 y que pasará a ser el único que se comercialice. A falta de un examen más exhaustivo, nos ha parecido un motor voluntarioso que permite desenvolverse con soltura por ciudad sin que se deba renunciar a viajes de mayor enjundia.

Galería relacionada

Ford StreetKa

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...