¿Quién asume la crisis de la automoción en España?

El sector automovilístico en España está en crisis. Por ello, Carlos Chivite, senador por Navarra, va realizar una pregunta en el seno de la Alta Cámara al Gobierno del país. Lo que pretende Chivite es que el Ejecutivo explique qué medidas se van a adoptar para minimizar la crisis del sector, que se agudiza estos días como consecuencia del grave conflicto en Oriente.
-
¿Quién asume la crisis de la automoción en España?
¿Quién asume la crisis de la automoción en España?

El sector del automóvil en nuestro país es una actividad económica “de extraordinaria relevancia, llegando a significar para aquellas comunidades autónomas donde están implantadas las factorías de fabricación de vehículos la columna vertebral de su economía”, en palabras de Chivite.

El PSOE reclamará en la próxima sesión del Senado, que se celebra el miércoles 26 de marzo, la puesta en marcha de diversas medidas a cargo de la Administración central, autonómicas y locales para minimizar el impacto económico, laboral y social de la crisis en la que se encuentra inmerso este sector.

Chivite argumenta que la actual crisis ha provocado una paulatina reducción de la producción, diversas congelaciones en los planes expansivos de las empresas, reorientación de la inversiones –sobre todo hacia países del Este donde la mano de obra es mucho más barata- y ajustes de plantillas.

A estos problemas se suma ahora el conflicto en Oriente Medio. El ambiente prebélico provocó un aumento en el precio del petróleo, lo que desanima a más de uno a la hora de adquirir un coche por el elevado coste de los combustibles. Ya en pleno conflicto, la incertidumbre acerca del posible desenlace tampoco vaticina buenos augurios para el sector y arruina la intención de compra del público.

La consultoría estadounidense J.D. Power, a través de uno de sus portavoces, Arthur Maher, explica que la guerra está hundiendo el mercado automovilístico en el Viejo Continente, un mercado que ya andaba algo tocado antes. Los fabricantes europeos están de acuerdo en una cosa: el conflicto no les beneficia y todos desean que acabe de la manera más rápida posible.

La crisis afectó en nuestro país durante el pasado año sobre todo a las empresas auxiliares –el caso de Lear en Lleida y el más reciente de Michelin en Aranda de Duero-. La primera de estas compañías fue cerrada y en la segunda se han sufrido recortes de plantilla. Firmas automovilísticas como Seat han visto cómo parte de su producción se trasladaba a otros países –República Checa-, y Suzuki- Santana ha visto cómo su plantilla ha sido redistribuida entre otros negocios de la región para hacer frente al descenso de la producción.

Más de una decena de fabricantes de automóviles ensamblan sus vehículos en España. El grupo francés PSA-Peugeot Citroën dispone de dos plantas en nuestro país: Vigo y Villaverde (Madrid); DaimlerChrysler monta los Mercedes Vaneo en Vitoria; Ford dispone de una fábrica en Almussafes (Valencia); Opel monta en la factoría zaragozana de Figueruelas, mientras que Volkswagen lo hace en Landaben (Navarra) y Seat en Martorell (Barcelona). También en Barcelona, Nissan dispone de una planta de montaje. Este fabricante también tiene instalaciones en Ávila. Y en Castilla y León también opera Renault con instalaciones en Palencia y en Valladolid.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...