El “cinturón del Vallés” sigue en el aire

El “cuarto cinturón”, una autopista que uniría Abrera con Terrassa (Barcelona), aún no cuenta con el visto bueno para su puesta en marcha. El trazado, que comenzó a fraguarse hace diez años, ha enfrentado a empresarios y ecologistas.
-
El “cinturón del Vallés” sigue en el aire

El cinturón del Vallés comenzó a definir su trazado hace 10 años. En teoría, la autopista atravesaría las comarcas del Vallés Occidental y Oriental, así como el Bajo Llobregat. Su recorrido discurriría paralelo al de la A-7, a través de los espacios agrícolas y forestales próximos a los parques naturales de Sant Llorenç del Munt-Serra de l’Obac, Montnegre-Corredor y Montseny. Sin embargo, el proyecto enfrentó desde el primer momento a los principales agentes económicos, los partidos y más de 200 organizaciones, formadas por ciudadanos que residen en el área de influencia de la (¿futura?) vía.

<

p> Estas entidades han defendido una campaña contraria al cinturón y han organizado movilizaciones, argumentando que esta carretera no resuelve los problemas reales de la red viaria catalana (pues se siguen pagando elevados peajes por la utilización de las autopistas) y que significaría “la pérdida irreversible, por ocupación o fragmentación, de la mayor parte de los espacios agrícolas o forestales de la zona. Además, prepararía el terreno para que la especulación acabase destrozando paisajes”, apuntan los ecologistas.

La Generalitat y el Gobierno central también forman parte de este debate: Jordi Pujol ha insistido en la importancia de esta autovía, “vital para garantizar las buenas conexiones con Barcelona y Europa y para no perder el tren del desarrollo económico”. Aunque el presidente de la Generalitat ha reconocido que “se debe respetar el paisaje”, también ha asegurado que “es necesario llegar a soluciones; si las situaciones de rechazo triunfaran, frenarían el desarrollo catalán”, ha apuntado.

Por su parte, la Administración no ha aprobado aún el trazado y las inversiones definitivas, algo que retrasa la “revitalización del comercio europeo” que traería el cinturón, según los empresarios.

Francisco Álvarez-Cascos, ministro de Fomento, afirmó durante su última visita a Sabadell (febrero de 2002) que se debería hacer un nuevo estudio informativo del tramo Abrera-Terrassa, debido a motivos “ambientales y técnicos”. Sin embargo, nadie ha vuelto a hablar de ello. El coste de la construcción de este recorrido supondría una inversión de 180 millones de euros (30.000 millones de pesetas), mientras que el calendario de obras superaría los 10 años. Del otro tramo de autovía –que llegaría hasta el Vallés Oriental- aún hay menos datos, aunque la previsión inicial establecía su llegada a Sant Celoni.

Los agricultores de esta zona también se oponen al proyecto, que “acabaría afectando a los corredores verdes que unen los tres parques naturales y arruinaría a los payeses del área metropolitana”, según afirman. Además “nos exigen competitividad (aseguran), pero nos quitan terreno y dificultan los accesos a las fincas, lo que encarecerá el producto”.

<

p> En el otro lado de la balanza se encuentran los empresarios, que defienden la construcción de esta autovía, pues “facilitará las transacciones”. Las cámaras de Comercio e Industria de Terrassa y de Sabadell se unen a esta tesis, aunque no están dispuestas a pagar un solo peaje más –“ya es suficiente con el de la A-7”, apuntan-. Estas instituciones, junto a la Cámara de Manresa, están luchando para que se suprima el abono de estas aduanas viarias, una de las soluciones que apuntan las entidades ecologistas como alternativa a la vía.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...