Toyota Yaris

Un Toyota con cerca de dos años tiene los días contados. La marca asegura que renovará todos sus modelos con esta periodicidad. Ahora, le ha llegado el turno al Yaris, el que considera "su gran cebo" para atraer clientes. Ha reforzado su oferta mecánica con un nuevo propulsor de 1,5 litros, ha introducido un nuevo cambio automático -el MMT- y ha renovado su interior y su exterior.
Autopista -
Toyota Yaris
Toyota Yaris

"Un aire más maduro" ha sido la premisa para el Yaris: por eso, en el interior del vehículo predomina el color gris.

Han renovado el panel de instrumentos y el salpicadero, que ahora está coronado por una nueva pantalla multifunción (que agrupa el velocímetro, el cuentarrevoluciones, el indicador de combustible, el cuentakilómetros y -en el caso de los modelos dotados de transmisión automática- el indicador de marcha).

Esta pantalla le da un aire muy moderno; sin embargo, no ofrece la información de una manera demasiado clara (el conductor tiene que prestar mucha atención para encontrar el elemento que precisa consultar; además, sólo éste verá la pantalla y no el copiloto o el resto de los pasajeros). Para los acabados Sol y T Sport se incluyen de serie los mandos en el volante para regular el equipo de sonido.

También ha reforzado su dotación de seguridad y ahora ofrece de serie en toda la gama ABS y EBD (sistema de distribución electrónica de la fuerza de frenado) y cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje en todos los asientos. El control de tracción y el de estabilidad se reservan para el Yaris T-Sport y el Verso 1.5 (en las demás versiones no están ni como opción, un detalle muy chocante, ya que el Yaris se puede completar con elementos tan exclusivos como los asientos calefactados, el techo solar o el sistema de navegación). ¿Por qué? La firma asegura que estos elementos no son vitales para todos sus modelos; además, encarecen el precio final del vehículo (un apartado que hay que mimar en los compactos). Aportan algunos datos que nos pueden llevar a reflexionar: mientras el ABS estuvo como elemento opcional, tan sólo un 2 por ciento de sus compradores lo adquirió.

.

Los precios del Yaris van desde 10.900 euros a 15.300, según motor y versión.

El conductor no tendrá ninguna pega en materia de espacio, ya que la sensación de amplitud es bastante notable. Los más altos quizás, achaquen pequeños problemas de visibildad con el montante que sujeta el parabrisas (ya desde su primera versión el Yaris destacaba por un puesto de conducción más elevado que el de sus rivales).

"Un aire más maduro" ha sido la premisa para el Yaris: por eso, en el interior del vehículo predomina el color gris.

Han renovado el panel de instrumentos y el salpicadero, que ahora está coronado por una nueva pantalla multifunción (que agrupa el velocímetro, el cuentarrevoluciones, el indicador de combustible, el cuentakilómetros y -en el caso de los modelos dotados de transmisión automática- el indicador de marcha).

Esta pantalla le da un aire muy moderno; sin embargo, no ofrece la información de una manera demasiado clara (el conductor tiene que prestar mucha atención para encontrar el elemento que precisa consultar; además, sólo éste verá la pantalla y no el copiloto o el resto de los pasajeros). Para los acabados Sol y T Sport se incluyen de serie los mandos en el volante para regular el equipo de sonido.

También ha reforzado su dotación de seguridad y ahora ofrece de serie en toda la gama ABS y EBD (sistema de distribución electrónica de la fuerza de frenado) y cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje en todos los asientos. El control de tracción y el de estabilidad se reservan para el Yaris T-Sport y el Verso 1.5 (en las demás versiones no están ni como opción, un detalle muy chocante, ya que el Yaris se puede completar con elementos tan exclusivos como los asientos calefactados, el techo solar o el sistema de navegación). ¿Por qué? La firma asegura que estos elementos no son vitales para todos sus modelos; además, encarecen el precio final del vehículo (un apartado que hay que mimar en los compactos). Aportan algunos datos que nos pueden llevar a reflexionar: mientras el ABS estuvo como elemento opcional, tan sólo un 2 por ciento de sus compradores lo adquirió.

.

Los precios del Yaris van desde 10.900 euros a 15.300, según motor y versión.

El conductor no tendrá ninguna pega en materia de espacio, ya que la sensación de amplitud es bastante notable. Los más altos quizás, achaquen pequeños problemas de visibildad con el montante que sujeta el parabrisas (ya desde su primera versión el Yaris destacaba por un puesto de conducción más elevado que el de sus rivales).

Galería relacionada

Toyota Yaris

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...