El Nissan Micra, premiado por los diseñadores

El “European Automotive Desing Award”, un importante galardón que premia al mejor diseño del año en la industria europea del motor, ha recaído este año en el Nissan Micra. Su innovadora estética ha cautivado a los profesionales del ramo.
Autopista -
El Nissan Micra, premiado por los diseñadores
El Nissan Micra, premiado por los diseñadores

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Diseñado por un equipo mixto de japoneses y europeos, el Micra se ensambla en la fábrica inglesa de Sunderland, la más productiva del continente. Con motores de 1.2 y 1.4 litros y potencias entre los 65 y los 80 CV, el pequeño utilitario se vende desde enero a unos precios que van de los 9.945 a los 12.350 euros.

El premio al Micra deja claro por dónde va la industria del motor: vehículos urbanos de dibujo atrevido y revolucionario que esconden en su interior un amplio habitáculo de líneas puras y mucho espacio libre. De hecho, son coches que parecen construidos en torno a ese gran espacio limpio de obstáculos.

<

p>

El stand de Nissan en Ginebra muestra el Micra y, además, otros modelos de última hornada, como el Evalia y el 350Z, un arriesgado deportivo que los japoneses han llevado ya a las líneas de producción.
El Evalia destaca por la apertura horizontal de sus puertas y la falta del pilar B, además de detalles deportivos como la postura de conducción (cercana a la de un coupé) y las suspensiones rebajadas.
La línea que adelanta el Evalia ya se puede adivinar en modelos como el Primera, el Almera, el Almera Tino (sobre todo ahora, con su renovada imagen) y, sobre todo, el galardonado Micra.

Este premio está organizado por Designers (Europe), una división de Fontignies, importante empresa consultora especializada en el sector automovilístico. Desde 1996, esta compañía convoca a más de 600 profesionales y estudiantes de diseño de 30 países para que, de forma independiente, elijan al vehículo más interesante desde el punto de vista del diseño de cuantos se han presentado en Europa en el último año. La importancia del premio radica precisamente en la independencia y solvencia profesional de sus jurados, que no están sujetos a presiones de las marcas o los medios de comunicación.

<

p>

Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño de Nissan, acudió ayer jueves al Salón de Ginebra para recoger el galardón que ha ganado el Micra. Dominique Fontignies, portavoz de la organización, hizo entrega del trofeo y explicó que Nissan ha logrado desarrollar un fuerte carácter individual para el Micra. “Su interior y su exterior son frescos y atractivos, con muchos elementos que combinan la elegancia con la originalidad”, subraya.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...