Volvo pone al día el S80

Ya se puede ver el restyling del S80, un modelo que -además de un cambio de diseño- incorpora nuevas resoluciones técnicas. Además, en Ginebra, está "aparcado" el VCC, un concept car que anticipa las líneas maestras de los futuros S40 y V40 y cuyo interior ha sido desarrollado en el Centro de Diseño de Barcelona.
-
Volvo pone al día el S80

La segunda generación del S80 sólo tiene unos ligeros cambios estéticos: nos tendremos que fijar en el frontal, sobre todo, para apreciar la diferencia con su predecesor. Una parrilla más contundente, una línea afilada y unos faros más bajos le dan un aspecto más aerodinámico. Pero no todo queda aquí.

El S80 estrena un chasis con amortiguación adaptativa. La marca lo ha bautizado como CCCC (Concepto de Chasis Continuamente Controlado), un sistema que permite que las suspensiones se adapten al tipo de terreno o a la conducción.

También hay novedades en el apartado de los propulsores: suma el nuevo motor turboalimentado de 2,5 litros que se acaba de incorporar en el todo terreno XC90.

El VCC, Versatility Concept Car, es una especie de laboratorio de nuevas tendencias que avanza soluciones que se incorporarán en el futuro en otros modelos. Sobre este concepto versará la fórmula de desarrollo para la próxima generación de los S40 y V40 utilizando la plataforma intermedia del grupo Premier.

Volvo ha unido las fuerzas de sus centros de diseño de Barcelona y Gotemburgo (Suecia) para desarrollar el VCC, un concepto que avanza "el diseño de cómo se puede interpretar la seducción en un futuro automóvil Volvo V-Range", según han comunicado sus responsables en Ginebra.

<

p>

Sus líneas no son del todo nuevas: su parte trasera -con un portón de cristal- ya la hemos podido ver en otros conceptos y recuerda al Volvo P1800 ES, un modelo de la década de los 70. Sin embargo, el VCC es una apuesta de futuro. Incorpora luces que se encienden según se gire el volante ("luces de divergencia estática", según la firma) -muy práctico para cuando tomamos curvas- y también estrena una especie de "pulmón artificial": se trata del VAAC (Limpiador de Aire Ambiental de Volvo), un sistema que absorbe los hidrocarburos y el óxido de nitrógeno presentes en el aire y los hace pasar por dos filtros donde se almacenan y se eliminan (incluso cuando el motor no funciona).

Además de pulmones, el VCC tiene "cerebro" y "corazón". El primero es un un sistema informático capaz de comunicarse con el ordenador de nuestra propia casa; sus mandos son móviles, para que los usen todos los pasajeros. El segundo es el V-Pulse, el mando a distancia que, además de abrir y cerrar el coche, nos informa "a latidos" -literalmente- del estado del vehículo (si todo va bien, el ritmo es continuo; si se salta una alarma -por ejemplo-, se acelera. Además, incorpora una pantalla en la que podemos comprobar el estado del coche).

Estéticamente destaca por el uso del aluminio y la fibra de carbono (materiales con los que consigue contener su peso en 1.300 kilos) y por su panel solar semitransparente. En el interior -desarrollado en Barcelona- se ha buscado una "experiencia sensorial" completa: su suelo completamente plano -sin pilares- está tapizado en cuero, al igual que los asientos. El volante está diseñado para que -aunque se gire- conserve los botones selectores y los distintos mandos en el mismo sitio.

<

p>

Monta un motor de inyección directa de gasolina de seis cilindros en línea de 2,6 litros, capaz de desarrollar 250 CV de potencia.

La segunda generación del S80 sólo tiene unos ligeros cambios estéticos: nos tendremos que fijar en el frontal, sobre todo, para apreciar la diferencia con su predecesor. Una parrilla más contundente, una línea afilada y unos faros más bajos le dan un aspecto más aerodinámico. Pero no todo queda aquí.

El S80 estrena un chasis con amortiguación adaptativa. La marca lo ha bautizado como CCCC (Concepto de Chasis Continuamente Controlado), un sistema que permite que las suspensiones se adapten al tipo de terreno o a la conducción.

También hay novedades en el apartado de los propulsores: suma el nuevo motor turboalimentado de 2,5 litros que se acaba de incorporar en el todo terreno XC90.

El VCC, Versatility Concept Car, es una especie de laboratorio de nuevas tendencias que avanza soluciones que se incorporarán en el futuro en otros modelos. Sobre este concepto versará la fórmula de desarrollo para la próxima generación de los S40 y V40 utilizando la plataforma intermedia del grupo Premier.

Volvo ha unido las fuerzas de sus centros de diseño de Barcelona y Gotemburgo (Suecia) para desarrollar el VCC, un concepto que avanza "el diseño de cómo se puede interpretar la seducción en un futuro automóvil Volvo V-Range", según han comunicado sus responsables en Ginebra.

<

p>

Sus líneas no son del todo nuevas: su parte trasera -con un portón de cristal- ya la hemos podido ver en otros conceptos y recuerda al Volvo P1800 ES, un modelo de la década de los 70. Sin embargo, el VCC es una apuesta de futuro. Incorpora luces que se encienden según se gire el volante ("luces de divergencia estática", según la firma) -muy práctico para cuando tomamos curvas- y también estrena una especie de "pulmón artificial": se trata del VAAC (Limpiador de Aire Ambiental de Volvo), un sistema que absorbe los hidrocarburos y el óxido de nitrógeno presentes en el aire y los hace pasar por dos filtros donde se almacenan y se eliminan (incluso cuando el motor no funciona).

Además de pulmones, el VCC tiene "cerebro" y "corazón". El primero es un un sistema informático capaz de comunicarse con el ordenador de nuestra propia casa; sus mandos son móviles, para que los usen todos los pasajeros. El segundo es el V-Pulse, el mando a distancia que, además de abrir y cerrar el coche, nos informa "a latidos" -literalmente- del estado del vehículo (si todo va bien, el ritmo es continuo; si se salta una alarma -por ejemplo-, se acelera. Además, incorpora una pantalla en la que podemos comprobar el estado del coche).

Estéticamente destaca por el uso del aluminio y la fibra de carbono (materiales con los que consigue contener su peso en 1.300 kilos) y por su panel solar semitransparente. En el interior -desarrollado en Barcelona- se ha buscado una "experiencia sensorial" completa: su suelo completamente plano -sin pilares- está tapizado en cuero, al igual que los asientos. El volante está diseñado para que -aunque se gire- conserve los botones selectores y los distintos mandos en el mismo sitio.

<

p>

Monta un motor de inyección directa de gasolina de seis cilindros en línea de 2,6 litros, capaz de desarrollar 250 CV de potencia.

Galería relacionada

Volvo VCC

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...