El precio del petróleo está casi fuera de control

La situación de los mercados petrolíferos es muy delicada. Los precios no dejan de subir y amenazan con descontrolarse del todo. La prolongada crisis de Irak ejerce una presión descomunal y las bolsas no hacen más que apuntar subidas en los precios. Por si fuera poco, los países árabes han deslizado una amenaza terrible: se plantean un embargo de petróleo.
-
El precio del petróleo está casi fuera de control
El precio del petróleo está casi fuera de control

Los nervios de los intermediarios no están ya para muchos trotes. Ayer vivieron un día de infarto con dos noticias que contribuyeron a un nuevo salto hacia arriba de las tarifas. Por un lado, la Agencia Internacional de la Energía y el Instituto Americano del Petróleo confirmaron lo que se esperaba: las reservas de Estados Unidos, el primer consumidor de crudo del mundo, han vuelto a bajar y se sitúan muy levemente por encima del llamado “nivel de alerta”. Una bajada más y el gigante norteamericano tendrá serios problemas de abastecimiento en las refinerías.

<

p> A esta noticia, que cayó como una bomba en los corros financieros, se sumó otra si cabe más peligrosa. Una reunión informal de la Organización de la Conferencia Islámica, una importante organización de países musulmanes dependiente de la ONU, se cerró ayer en Viena con una filtración que pone los pelos de punta: algunas naciones árabes sugieren utilizar el petróleo como un arma para presionar a Estados Unidos e impedir el ataque a Irak. Es decir, un embargo. Si los productores árabes (la mayoría de la Opep) deciden cortar sus suministros, el mundo industrializado se enfrentaría a una crisis energética de un calado insondable. La sombra de la crisis económica de 1973 planeó ayer sobre los mercados petrolíferos.

La noticia, que fue filtrada por el presidente de Malasia, Mahatir Mohamed, fue desmentida por otros miembros de la organización, como los responsables de Kuwait, que negaron que ellos fueran a utilizar el crudo como un arma. “Es sólo una herramienta económica”, aseguran.

<

p> Para calmar los ánimos, el presidente de turno de la Opep, Abdulá al Attiya, desvió el problema diciendo que el cártel petrolero está dispuesto a incrementar sus exportaciones si se produce el ataque y el crudo iraquí deja de fluir. Además, la Opep se compromete a mantener ese nivel máximo de producción hasta que, una vez acabada la guerra, Irak pueda recuperar su ritmo de extracciones.

Con este cruce de rumores, el petróleo volvió a subir ayer en todos los mercados. En Londres, la referencia europea subió un dólar y se quedó en 33 dólares, el precio más alto del año y un 50 por ciento por encima de lo que costaba hace un año. En Nueva York, el barril rozó los 38 dólares y se quedó en 37,70, el nivel más alto desde el final de la Guerra del Golfo en 1991 y un 77 por ciento más que hace 12 meses.

<

p> Más preocupante que estas cifras es la que da la Opep: el precio medio de sus petróleos, la llamada “cesta de precios”, se coloca ya en 32,44 dólares, con lo que es inevitable hablar de nuevas subidas en los próximos días y, por ende, otro encarecimiento de los combustibles de automoción.

En la misma idea de calmar los ánimos, los responsables de la Agencia Internacional de la Energía tragaron ayer quina para decirle al mundo que la situación “no es preocupante”. Su director, Claude Mandil, explica que, si hay una crisis bélica, los países de Occidente disponen de suficientes reservas estratégicas de crudo como para aguantar 115 días, 25 más de lo que marca la normativa internacional sobre reservas.

Con esta confianza, Mandil restó importancia a la amenaza de embargo y quiso lanzar un mensaje de calma a los mercados y a los gobiernos occidentales.

<

p> La Agencia Internacional de la Energía se encarga de calcular cuánto petróleo hay disponible en el mercado y cuánto mantiene cada gobierno como medida estratégica de defensa. Abrir esas reservas y enviarlas al mercado es una solución extrema que, a corto plazo, permitirá contener los precios y abastecer las refinerías. Sin embargo, en una crisis grave, cada día que se pase en esa situación será un peligro.

En este contexto de falta de petróleo, Rusia ha hecho llegar una oferta a Estados Unidos. Los rusos ofrecen a los americanos venderles el 15 por ciento del petróleo que importen. Si lo consigue, Rusia se colocará en una posición de privilegio dentro del mercado y, lo más importante, arrancará un mordisco enorme a la cuota de ventas de la Opep.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...