Toyota Avensis

Concebido y fabricado en el Viejo Continente, el nuevo Avensis es el primer modelo exclusivamente europeo de la marca japonesa. Llegará con tres carrocerías, dos cambios y tres motores, y sus expectativas de ventas se cifran en 130.000 unidades al año. Será el nuevo “buque insignia” de Toyota.
-
Toyota Avensis
Toyota Avensis

La plataforma de partida es de vanguardia, con suspensiones rediseñadas, dirección avanzada y carrocería más rígida. En las ruedas delanteras se ha utilizado una suspensión MacPherson independiente y, en las traseras, suspensión de doble horquilla independiente, derivada del Celica, pero modificada –le han restado deportividad-pensando en una mayor comodidad para los pasajeros. Esta doble horquilla provoca consecuencias positivas en la estabilidad (consigue que la superficie del neumático en contacto con el suelo sea siempre uniforme) y permite que el maletero sea mayor y más aprovechable (sin recovecos).

<

p>

La vía trasera es 50 mm más ancha que en el anterior Avensis y eso beneficia a la estabilidad. La suspensión trasera se ha mejorado también con un nuevo brazo de corrección de convergencia de las ruedas, lo que hace, por ejemplo, que, al girar en las curvas, las ruedas traseras se dirijan hacia el interior de la curva. Se corrige así el subviraje típico de los tracción delantera y, para el conductor, el trazado de curvas se hace sumamente agradable, algo que pudimos comprobar personalmente en las carreteras comarcales catalanas de la zona del Penedés por las que transcurrió la prueba dinámica de este Avensis.

<

p>

Otro elemento mejorado en las suspensiones es la posición de montaje del brazo inferior y del eje trasero (aquel está ahora más cerca de la altura del centro del eje), dando como resultado la llamada “geometría autoestable”. La consecuencia es que la parte trasera del coche no desciende al acelerar ni se levanta al frenar, transmitiendo una total seguridad al puesto de conducción.

<

p>

El Avensis se venderá con tres carrocerías: sedán, berlina de 5 puertas y familiar. El responsable de Márketing de Toyota en España negó que en principio vaya a haber un Verso, pero otras fuentes no oficiales hablan de que tal posibilidad podría darse en el otoño de este mismo año.

<

p> En cuanto a motores, la gama comprende dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el VVT-i (siglas en inglés de “distribución variable e inteligente”) de 1,8 litros y 129 CV y el 2 litros de inyección directa, cuya potencia llega a los 147 CV. En cuanto al Diesel, se trata del D-4D con common-rail y 116CV de potencia. Los de gasolina se pueden combinar con cambio manual de 5 velocidades o automático, éste último con opción secuencial.
Como ya es habitual en Toyota –la marca que comercializa el híbrido Prius y, en Japón, un modelo que se mueve con pila de combustible- la preocupación por el medio ambiente y el control de emisiones se materializa en propuestas concretas para el usuario. En el caso del Avensis, sus tres motores cumplen ya con la normativa EURO IV, que no entrará en vigor hasta 2005. Para llegar a ese nivel, han colocado un convertidor catalítico justo detrás del colector de escape, lo que mejora las emisiones del arranque en frío. Recordemos que desde el año 2000 se han eliminado del test de emisiones los 40 segundos de ralentí, que se usaban para calentar el catalizador, haciendo las pruebas mucho más exigentes.

<

p>

Hemos hablado de tres motores, aunque en realidad son cuatro, ya que el Diesel D-4D de 2 litros estará disponible el próximo mes de septiembre con la opción denominada “Toyota D-CAT” (Diesel-Clean Advanced Technologies), el nuevo concepto de la marca en tecnología Diesel limpia. Los dos cuentan con common rail de segunda generación con alta presión de inyección (1.600 bares en el D-4D y 1.800 bares en la variante D-CAT) y turbo de geometría variable, solución con la que logran aumentar la potencia y el par y reducir el consumo y las emisiones. El rendimiento del D-CAT es similar al de la versión convencional, pero es mucho más limpio: reduce las emisiones de NOx en un 50 por ciento y las de partículas en un 80 por ciento. Cuenta con catalizador de cuatro vías DPNR (siglas inglesas de "Reducción de NOx y de partículas Diesel"), el ya citado common rail de segunda generación y un novedoso sistema de inyección en el orificio de escape. Cuando el catalizador necesita reducir el NOX almacenado, este inyector extra provoca una nueva combustión y consigue liberar ese NOx.

Para el conductor, la sensación que ofrece al volante esta combinación de chasis, suspensiones, motor y carrocerías es de extremo aplomo y de una conducción más que agradable. El cambio responde, por tacto robusto y comportamiento dúctil, como si de una prolongación del propio brazo se tratase y el acelerador sirve prestaciones en cuanto el pie las solicita, transmitiendo una sensación de dominio incluso en condiciones como las que se dieron durante la prueba dinámica en tierras catalanas: lluvia, laterales de la calzada embarrados y con nieve, alguna que otra placa de hielo…

Galería relacionada

Toyota Avensis

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...