GM, contra la Administración estadounidense

El fabricante automovilístico General Motors no está de acuerdo con las normas de reducción de consumo que quiere imponer el Gobierno estadounidense.
-
GM, contra la Administración estadounidense

Se trata de una de las constantes en Estados Unidos desde hace un par de años. La Administración estadounidense quiere reducir el consumo de los vehículos que se venden en su territorio, los ciudadanos siguen prefiriendo los coches de mayor tamaño y que, por lo tanto, más gastan y los fabricantes prefieren que las cosas permanezcan como están.

Sin embargo, la cada vez más patente dependencia energética que tiene Estados Unidos del exterior ha obligado al Gobierno a plantearse en serio la necesidad de reducir el consumo de sus vehículos.

Así, después de meses de debate, la Administración Nacional para la Seguridad Vial (NHTSA) ha presentado un proyecto que ha sido bien acogido por el Gobierno, pero que no ha tenido tan buen respuesta por parte de los fabricantes.

El principal detractor del plan del Gobierno es General Motors. Aunque tanto Ford como DaimlerChrysler han planteado algunas dudas.

<

p> El texto de la NHTSA propone que los todo terreno, los monovolumen y los pick-up alcancen un consumo medio de 10,6 litros a los 100 kilómetros en 2007. El estándar actual es de 11,4 litros a los 100 kilómetros.

Según GM, el coste que supondrá este cambio será imposible de asumir, ya que no podrá repercutir en toda su dimensión en el consumidor final.

<

p> Los cálculos de General Motors son de unos gastos de 1.000 millones, unos 400 más que los previstos por la Administración.

Además, el fabricante habla de que estos cambios podrían afectar a la seguridad, ya que al reducir los pesos de los vehículos, estos podrían perder estabilidad.

<

p> La asociación de fabricantes de automóviles en Estados Unidos, por su parte, también le ha encontrado problemas al plan. Según esta organización, los costes del proyecto son excesivos.

Los otros dos grandes fabricantes norteamericanos, Ford y DC, no se han mostrado tan rotundos en su oposición. Sin embargo, Ford ha dejado claro que los esfuerzos tecnológicos son muy elevados y DaimlerChrysler ha solicitado que el recorte no sea tan fuerte y que los plazos se amplíen.

En cuanto a las organizaciones ecologistas, tampoco ven bien el plan gubernamental, ya que lo ven demasiado suave.

<

p> Así, los únicos que han recibido sin problema la propuesta han sido Toyota y Honda.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...