Volkswagen lo tiene claro: hay que estar en el mercado chino

Volkswagen lleva ya 19 años vendiendo coches en China, un mercado vastísimo al que ahora aspiran casi todas las grandes compañías automovilísticas del mundo. La entrada del gigante asiático en la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha cambiado radicalmente la percepción que se tenía de este mercado de 1.200 millones de personas.
Autopista -
Volkswagen lo tiene claro: hay que estar en el mercado chino
Volkswagen lo tiene claro: hay que estar en el mercado chino

Un total de 2.75 millones de coches vendidos en China desde 1984 avalan la trayectoria de Volkswagen en este país asiático. La experiencia de estos 19 años no puede ser más satisfactoria para la compañía alemana, pionera en vender dentro de lo que entonces era una economía totalmente planificada. Ahora, cuando China ha entrado en la OMC y el sistema comunista empieza a moverse hacia un cierto capitalismo, esa experiencia será determinante para enfrentarse a la flota de marcas automovilísticas que se dispone a desembarcar en suelo chino.

<

p> Sin embargo, para Bernd Leissner, responsable de Volkswagen en la región de Asia Pacífico, el panorama actual supone volver a empezar desde cero. Leissner, que realizó estas declaraciones en una entrevista concedida al diario Cinco Días, cree que ahora todos los fabricantes intentan decidir dónde están y cuál puede ser su futuro, con lo que “la experiencia en China es historia”.

Leissner tiene claro que la estrategia del éxito pasa por fabricar en China, aunque sea en asociación con los fabricantes locales: “los coches importados no jugarán un papel muy importante. Serán esencialmente modelos de gama alta. Los demás serán fabricados localmente”. En este sentido, Leissner es tajante al asegurar que el que grupo que no esté presente en China está loco.
A pesar de esto, Volkswagen está dispuesta a llevar al mercado chino los coches de Seat, pues consideran que pueden ser muy atractivos para los consumidores de aquel país. Además, llegarán a China el Poló sedán y el Golf, iniciando así una etapa de implantación de modelos nuevos y acabando con la estrategia de llevar coches ya desfasados en Europa.

<

p> Para Leissner, el futuro en China es muy prometedor. En 2003 se espera un crecimiento de las ventas de un 30 por ciento, bajando a un 25 por ciento en 2004 y a un 15 por ciento en los años sucesivos. Desde luego, la perspectiva no puede ser más atractiva. Aparejados a estas ventas llegarán problemas, como la logística en un país tan grande. Leissner considera que los concesionarios chinos tienen que aprender a competir para hacer frente a estas dificultades.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...