Seat quiere una Martorell ''más flexible''

No buscan "confrontación", según asegura un portavoz de Seat, sólo quieren ser "prudentes". Sobran coches en el mercado y Martorell tiene que reducir un 4 por ciento su producción. La planta catalana tiene que prepararse para trabajar al ritmo de la demanda o llegarán los despidos.
-
Seat quiere una Martorell ''más flexible''
Seat quiere una Martorell ''más flexible''

El fin está claro, falta aclarar cuáles son los medios. Seat quiere reducir un 4 por ciento la producción de Martorell, una fábrica que pasará de producir los actuales 2.200 coches diarios a unos 1.787. Para ello, sobran horas o sobran trabajadores.

En los últimos cuatro años, Martorell ha vivido una sangría paulatina en sus cadenas de montaje. Si en 2000 ensamblaron 516.000 vehículos, este ejercicio apenas fabricarán 437.000 unidades. Durante el año pasado, la planta catalana perdió la exclusividad del Ibiza y vio cómo se trasladaba una parte de su producción a Bratislava (Eslovaquia). Ahora, también tendrá que despedir al Seat Inca y al Volkswagen Caddy, modelos que terminan su producción. Deberá esperar hasta el año 2004 para recibir un nuevo encargo: la fabricación de un monovolumen para Seat.

Por si fuera poco, la firma prevé otro año difícil en ventas. Se prepara para cerrar el nuevo ejercicio con una reducción del 5 por ciento en la comercialización de sus modelos.

A pesar de los reveses del mercado, Martorell ha logrado mantener a sus 14.800 trabajadores. Ahora, los sindicatos ya se han puesto a idear posibles soluciones para salvar a los 800 puestos que Seat asegura que podrían estar en peligro (una cifra que ellos consideran de por sí exagerada).

Para ello, la empresa podría recurrir a la llamada "jornada industrial" -nueve días ya acordados en 2002 para que la plantilla trabaje en función de la demanda de vehículos- o implantar dicha forma de trabajar para todo el año. También podrían acordar el cierre de la planta durante 20 días o "jugar" con las vacaciones que los empleados todavía no han disfrutado. Todas estas medidas se agrupan bajo la denominación empresarial de "flexibilidad laboral".

Cuando Seat acordó el trasvase de parte de la producción del Ibiza a Eslovaquia, alegó que la planta catalana perdía estas unidades por la falta de "flexibilidad" de sus trabajadores. Además, indicó que la producción de la planta eslovaca sería intocable y tendría que ser Martorell la que encajara los reveses de la demanda.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...