El robo de coches de lujo genera un negocio de 800 millones de euros

Robar coches de lujo es un negocio lucrativo: según los datos de la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros (Ausbanc), las bandas organizadas de delincuentes en nuestro país obtienen entre 700 y 800 millones de euros (116.000 – 133.000 millones de pesetas) anualmente gracias a sus “actividades”.
-
El robo de coches de lujo genera un negocio de 800 millones de euros

Los datos de Ausbanc resultan más que llamativos: en España desaparecen, cada día, 426 coches, con una frecuencia de 18 a la hora y uno cada tres minutos y medio. De estos vehículos, el 25 por ciento corresponde al segmento de lujo y son muy difíciles de recuperar, ya que entran directamente en un proceso de “maquillaje” para poder ser vendidos posteriormente: se trata de un negocio en el que intervienen bandas organizadas y que reporta pingües beneficios.

<

p> Según la Interpol, las ganancias obtenidas por la comercialización de coches robados en todo el mundo -unos tres millones cada año-, se acercan a los 18.000 millones de euros (casi 3 billones de pesetas). Sólo en España, el negocio generado anualmente ronda los 800 millones de euros, mientras que Ferrari, por ejemplo, ganó 47 millones en 2001.

<

p> Para acceder a estar cifras astronómicas, las bandas siguen un “modus operandi” previamente estudiado. En cada grupo existen expertos en telecomunicaciones, informática, cerrajería e, incluso, antiguos empleados de las diferentes marcas. La organización está muy jerarquizada y utilizan métodos sofisticados (como el empleo de un escáner que el ladrón activa con el fin de copiar la frecuencia con la que el coche se abre) para hacerse con los vehículos. Una vez robado, el automóvil es sometido a un proceso de transformación en el que se le cambia el número de bastidor y de motor –y, en algunas ocasiones, también el color de la carrocería- y se le otorgan matrículas y documentación falsa. Así, queda preparado para ser enviado a países de la Europa del Este o de África, en los que los controles policiales son menores y se pueden comercializar fácilmente, debido a la demanda. La venta suele realizarse por un 60 por ciento de su valor en el mercado.

En España, donde actúan mafias especializadas por marcas, se robaron 155.698 coches en 2001, un 9,9 por ciento más que en 2000. La mayoría (un 72,5 por ciento) llegaron a recuperarse, lo que demuestra, según fuentes de la Guardia Civil, que los hurtos son cometidos por personas que utilizan los vehículos para divertirse un fin de semana.

<

p> Ante el aumento de las sustracciones, se ha ideado un sistema que combina la red de telefonía móvil GSM con la tecnología GPS. El dispositivo emite señales que son captadas por satélite y permiten la localización exacta del automóvil en cualquier parte del mundo. Además, si se encuentra parado, existe la posibilidad de bloquear el motor a distancia. Sin embargo, hay que tener en cuenta sus limitaciones: el sistema deja de funcionar si no hay cobertura y, en el caso de que el ladrón localice la antena emisora, sólo tendrá que taparla para impedir que las señales lleguen al centro de control.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...