El precio del crudo baja ante un posible aumento de la producción

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) estudiará el próximo domingo un más que probable aumento de la producción de crudo, con el fin de llenar el vacío que está ocasionando la huelga general en Venezuela y frenar, en la medida de lo posible, la escalada de precios de las últimas semanas.
-
El precio del crudo baja ante un posible aumento de la producción
El precio del crudo baja ante un posible aumento de la producción

Según fuentes próximas al cártel, la Opep se reunirá en Viena el próximo día 12 y estudiará un aumento de la producción de petróleo, con el que se intentará frenar la escalada en el precio del crudo, que el viernes superó los 30 dólares por barril (1 dólar=0,95 euros; 1 barril=159 litros).

Este anuncio ha provocado una bajada inmediata en el importe del petróleo, que ha vuelto a situarse por debajo de los 30 dólares. La cuantía de la subida en la manufactura se desconoce: algunos miembros hablan de un incremento en la producción de 500.000 a 1 millón de barriles diarios, mientras que Arabia Saudí ha señalado que el mercado necesita dos millones de barriles más cada día. Este país, principal productor y socio más importante del cártel, puede permitirse el aumento, pues su techo de bombeo está en 9,5 millones de barriles diarios, 1,5 millones por encima de su oferta actual.

Sin embargo, no todos los estados están de acuerdo con la propuesta saudí. Una decisión de la Opep suele ser seguida inmediatamente por el resto de productores independientes, como México, Rusia o Noruega. Este último, el tercer mayor exportador mundial de crudo, advirtió ayer que su industria ya funciona a pleno rendimiento, por lo que le resultaría imposible aumentar su oferta.

El mecanismo de aumentos es consecuencia del sistema de bandas de precios fijado por el cártel: cuando el coste del barril permanece por debajo de los 22 dólares durante 20 días seguidos, la producción debe reducirse. Si, por el contrario, sube por encima de los 28 dólares durante el mismo período de tiempo (lo que ocurrirá el día 15), la manufactura se incrementa.

En la actualidad, los miembros de la Opep (excepto Irak, cuya producción –2 millones de barriles diarios- está sujeta al control de la Organización de Naciones Unidas) entregan al mercado 23 millones de barriles cada día. Su oferta representa más del 40 por ciento del consumo mundial de petróleo. Además, Irán, Kuwait, Arabia Saudí, Qatar y Emiratos Árabes Unidos se encuentran en el Golfo Pérsico y bombean dos tercios de la producción conjunta del grupo.

Precisamente, la tensión que se vive en esa región es uno de los factores que han influido en el alza del precio del crudo: la amenaza de una guerra Estados Unidos–Irak es más que suficiente para que aumente la demanda y, por lo tanto, el coste del petróleo. Al menos, así lo consideran los expertos, quienes también han señalado la huelga general en Venezuela (que, pese a ser el quinto mayor exportador mundial de crudo, ha tenido que importar combustible para abastecerse) y la previsión de una ola de frío en Estados Unidos –con el consiguiente aumento del consumo de petróleo- como los otros factores que atemorizan al mercado. Una de las soluciones sería liberar parte de las reservas estratégicas que están bajo el control directo del Gobierno estadounidense, con el fin de hacer frente a la caída del “stock” de crudo si, finalmente, se produce el temporal. Sin embargo, los analistas consideran improbable esta opción, pues la Administración de Bush tiene que mantener su reserva estratégica ante la inminencia de un ataque a Irak.

La situación internacional, lógicamente, también afecta al mercado español: la patronal de autobuses Asintra ha denunciado que el precio del gasóleo de automoción subió un 10 por ciento a lo largo del año pasado, hasta cerrar 2002 con un coste de 0,72 euros por litro.

Esto se debe, según la patronal, a los fuertes vaivenes que ha sufrido el importe del crudo ante la amenaza de un ataque a Irak y los problemas políticos en Venezuela. Además, el incremento de los vehículos que utilizan este carburante también ha influido en la subida del precio del gasóleo. Entre 1998 y 2010, la producción mundial de mecánicas Diesel aumentará, según las previsiones, cerca del 74 por ciento (casi nueve veces más que la de vehículos de gasolina). Así, a finales de la década, uno de cada 4 automóviles fabricados será de gasóleo.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...