Los taxistas madrileños reclaman su GPS

Hace un año, el Ayuntamiento de Madrid prometió conectar a los taxis, mediante un aparato GPS, al teléfono de emergencias 112. Las subvenciones todavía no han llegado y los taxistas que han sufragado el sistema de su bolsillo ven cómo éste no se encuentra operativo. Hartos de esperar, tomarán las calles de la capital para recordar que "Por culpa de Manzano, así circulamos".
-
Los taxistas madrileños reclaman su GPS
Los taxistas madrileños reclaman su GPS

El próximo 30 de octubre los taxistas madrileños tienen una cita en la Puerta del Sol. Su objetivo es "ponerle las uvas al cuarto" (según Juan Sánchez, presidente de la Federación Profesional del Taxi) al alcalde. La fecha no es casual: se cumple un año de la firma de un contrato por el que el equipo de Álvarez del Manzano se comprometía a subvencionar el 50 por ciento de la instalación de un sistema GPS que conectaría a los taxis con el teléfono de emergencias 112. Con este aparato, el Ayuntamiento quería frenar la inseguridad que sufren los taxistas. La rúbrica era muy deseada, ya que, hacía apenas unos días, un taxista madrileño sufría ocho puñaladas en un intento de atraco.

<

p> "Los convenios se firman con intención de cumplirlos; si no, todo es papel mojado. Las soluciones no hay que darlas en los cementerios", recuerda Juan Sánchez. Además, a mediados de septiembre, el presidente de la Comunidad, Ruiz Gallardón, publicitaba (momento que recoge la imagen de la derecha) las bondades de un nuevo sistema que permitirá al teléfono de emergencia 112 localizar las llamadas de móviles.

<

p> Los taxistas aseguran que ninguno de sus vehículos está conectado a dicho teléfono, a pesar de que cerca de 1.100 coches ya llevan instalados el sistema. Por su parte, fuentes del 112 aseguran que el servicio que les une con los taxistas no puede entrar en funcionamiento hasta que no reciban los datos de los coches.

<

p> Las subvenciones también parecen paralizadas, a pesar de que el Ayuntamiento se comprometió a sufragar paulatinamente el 50 por ciento del coste de las instalaciones de los nuevos aparatos. Según Juan Sánchez, estos equipos -cuyo precio ronda las 300.000 pesetas (1.800 euros)- han salido íntegramente del bolsillo de los taxistas.

<

p> Como tortugas...
No se trata de la única promesa incumplida que los taxistas echarán en cara al Ayuntamiento: el ajuste de las nuevas tarifas y, sobre todo, el caos circulatorio que vive la ciudad son otros temas que preocupan a estos profesionales. Así, algunos vehículos lucirán carteles ilustrados con tortugas, en los que se podrá leer lemas como "Madrid, capital del caos" o "Por culpa de Manzano, así circulamos".

<

p> "¿Hay algo que funcione? Los carriles de algunas calles demuestran la incompetencia de personas como Sigfrido Herráez (concejal de Movilidad Urbana) y María Tardón (concejala de Seguridad Urbana), que aseguran que el caos circulatorio es normal", destaca Juan Sánchez.

<

p>

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...