El Estado y los bancos no participarán en el capital de Fiat

A Fiat, poco a poco, se le van cerrando las puertas. El Gobierno italiano está decidido a no ayudar económicamente a la compañía, mientras que los bancos han señalado que no contemplan la posibilidad de entrar en el capital de la firma.
-
El Estado y los bancos no participarán en el capital de Fiat

Varios altos cargos del Gobierno se han encargado de desmentir que el Ejecutivo de Berlusconi vaya a inyectar dinero en la compañía automovilística. El primero que insinuó que Fiat debería buscarse una solución sin contar con la ayuda estatal fue el ministro de Economía, Giulio Tremonti, que indicó que el Gobierno no iba a entrar en el capital de la marca.

<

p> Tras él fueron los titulares de Trabajo, Roberto Marini, y de la Función Pública, Franco Frattini, los que se desmarcaron de las ayudas a Fiat. Marini, en una carta abierta al diario La Reppublica, no hizo mención a ningún tipo de asistencia estatalista a Fiat, incluso ha manifestado que las medidas sociales dependerán de los planes de desarrollo industrial que presente Fiat.

<

p> Más claro, si cabe, ha sido el ministro de la Función Pública, que ha señalado que el Ejecutivo de Berlusconi ha decidido "eludir el camino asistencial. Las soluciones pasan por incentivar las condiciones de competitividad y no por insistir en un tipo de asistencialismo. Es una consigna que vale para todas las industrias y todos los sectores", ha afirmado Frattini.

<

p> ¿A qué responde este alejamiento del gabinete de Berlusconi? Los analistas ven tres posibles lecturas a esta política. La primera es que Berlusconi no quiere tomar decisiones sobre Fiat que puedan ser consideradas como discriminatorias por otras empresas en crisis. La segunda es el hecho de que está maniatado en gran medida por la normativa de la Unión Europea que le prohibe la concesión de ayudas que pongan en peligro la competencia.

<

p> La última, y quizás la más importante a fin de cuentas, es la que afirma que Berlusconi no quiere que su Gobierno se inmiscuya en el capital de Fiat, porque eso podría repercutir negativamente en el proceso de adquisición por parte de General Motors. Según los especialistas del sector, el primer fabricante mundial abandonaría la compra de la automovilística italiana si esto ocurriera.

<

p> A la par, los bancos acreedores (Capitalia, Intesa, San Paolo y Unicredito) han negado que quieran tomar parte de las acciones de Fiat, ya que esto supondría una pérdida de confianza de los mercados y, según una fuente bancaria, "no pueden pagar el coste de ayudar a Fiat a salvar los puestos de trabajo".

<

p> Lo que sí ha gustado a las entidades bancarias es el plan de reestructuración que les ha presentado Fiat y que contempla el despido de 8.100 trabajadores y la adopción de una serie de medidas en pos de revitalizar la situación de la compañía. Según los acreedores, es un plan coherente con el acuerdo que suscribieron en julio con la compañía para reducir su deuda.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...