El sistema Galileo no se libra de los lastres

Primero tuvo que convencer de su rentabilidad, después librarse de las zancadillas de EE.UU. (que defendía el monopolio de su GPS) y ahora debe enfrentarse a las disputas entre Alemania e Italia para ver quién lo controla.
Autopista -
El sistema Galileo no se libra de los lastres
El sistema Galileo no se libra de los lastres

El presidente del Ejecutivo comunitario, Romano Prodi, ha escrito personalmente a los presidentes de Alemania e Italia. Schröder y Berlusconi quieren con tanto ahínco encabezar el proyecto que incluso lo están poniendo en peligro.

<

p> Curiosamente, Alemania era uno de los países más reticentes al Galileo, un sistema de localización por satélite plenamente europeo. Los germanos preguntaban por qué tenían que someterse a las fuertes inversiones que requiere este sistema, cuando el GPS (Global Position System) estadounidense es totalmente gratuito.

<

p> Mediante una red de satélites, a la que nos podremos conectar a través de un pequeño receptor portátil, podremos conocer en tiempo real la posición exacta de un objeto o lugar; igual que ofrece el GPS, pero será más rápido, más preciso y, lo que es más importante, no pasará por el control de los militares estadounidenses.

<

p> Las posibilidades para el mundo de la automoción serán impresionantes: localizar vehículos en ruta, coordinar flotas de autobuses o camiones, encontrar taxis, monitorizar atascos, medir la velocidad, conducir por el desierto... Pero, ante todo, Galileo será negocio.

<

p> Se espera que esté operativo en 2008, una fecha en la que dará trabajo a 12.000 empleos directos y 140.000 indirectos y generará unas ganancias de 9.600 millones de euros (1,6 billones de pesetas) al año. Por eso, Italia y Alemania quieren encabezar el ranking de países inversores, lo que aseguraría que su industria aeronáutica será la que tome las decisiones sobre qué componentes fabricar.

<

p> Estas disputas ya han supuesto un retraso de seis meses en el proyecto (que se encuentra en su segunda fase, la de desarrollo, cuya conclusión se esperaba para 2005). Así, Prodi ha advertido a los presidentes de estos países que el retraso en la puesta en marcha de Galileo "afecta considerablemente nuestra credibilidad", lo que "a largo plazo, podría también poner en peligro el programa en sí mismo".

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...