El VW Lupo y el Audi A2 dejarán de producirse

Bernd Pischetsrieder (en la foto), presidente del Grupo Volkswagen, ha decidido hacer frente al rumbo decadente de la industria automovilística y anuncia importantes cambios en la política de producción del consorcio. La nueva estrategia ya ha tenido fuertes repercusiones: el Volkswagen Lupo y el Audi A2 dejarán en poco tiempo de producirse.
-
El VW Lupo y el Audi A2 dejarán de producirse

La crisis que padece la industria automovilística sigue haciendo estragos entre las principales compañías del sector. En esta ocasión, el grupo alemán Volkswagen, primer fabricante de vehículos de Europa, ha anunciado un nuevo plan de renovación de toda la gama de la agrupación, lo que llevará a prescindir de todos aquellos modelos que no sean rentables.

<

p> La nueva estrategia ha provocado, casi de inmediato, sus primeras "víctimas": el Volkswagen Lupo y el Audi A2 dejarán de fabricarse cuando se agote la producción estimada a principios de año. La compañía alemana ha considerado que fabricar nuevamente dos de los modelos menos rentables del consorcio acarrearía un lastre importante para la economía del Grupo, a pesar de que en un principio estaba previsto el lanzamiento de nuevas versiones de los vehículos en 2003.

<

p> El Volkswagen Lupo, producido en la factoría germana de Wolfsburg, apareció en el mercado en 1998. Su comercialización fue fruto de un ambicioso proyecto, puesto que se trataba del primer automóvil de la firma en inscribirse por debajo del Polo. El grupo alemán se adentraba por primera vez en el segmento de los utilitarios.

<

p> Por su parte, el Audi A2 comenzó a comercializarse en 1999, convirtiéndose en el primer vehículo compacto del mundo que se fabricaba en gran serie de aluminio. Neckarsulm era la planta que lo producía al norte de Sttutgart (Alemania).

<

p> Sin embargo, ambos modelos contaron desde el inicio con un serio inconveniente. Se trataba de vehículos especialmente innovadores, que debían contar con una técnica muy sofisticada, factor que elevaba su precio y reducía su rentabilidad. El Lupo, por ejemplo, introdujo en la industria una versión –3L TDI- capaz de mostrar unos niveles de consumo de tres litros cada 100 kilómetros, lo que provocó que su precio se acercara a los parámetros del Golf, un vehículo líder en su segmento.

<

p>Nueva estrategia del Grupo VW
La nueva estrategia de renovación, iniciada ya por el grupo alemán, no finalizará con la decisión de abandonar la fabricación de los vehículos menos rentables. Bernd Pischetsrieder ha anunciado también que, a partir de ahora, supervisará directamente la producción de todos los modelos del Grupo, ayudado por el actual presidente de Audi, Martin Winterkorn.

<

p> Con esta iniciativa, el presidente del Grupo Volkswagen intentará, como objetivo prioritario, que no se solape ninguno de los modelos de sus marcas, para intentar abarcar con cada automóvil la mayor cuota de mercado posible. Todo ello, eso sí, se lograría siempre y cuando el consorcio lograse centralizar en Wolfsburg el control de todas las firmas, propósito que ya ha anunciado el máximo mandatario de la compañía.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...