Samsung, la puerta de entrada de Renault en Asia

Samsung ha necesitado apenas tres años bajo "la protección" de Renault para volver a los beneficios: será para el final del ejercicio, dos años antes de lo que se esperaba. Como recompensa, la marca francesa ha anunciado una sustanciosa inversión. El objetivo, relanzar Samsung fuera de Corea, mientras que la marca le abre las puertas al cerrado mercado asiático.
-
Samsung, la puerta de entrada de Renault en Asia
Samsung, la puerta de entrada de Renault en Asia

Samsung sale de Corea, Renault comienza a implantarse en mercados asiáticos antes desconocidos para ella. Ésta es la idea y casi seguro que se consigue, ya que Renault –primero con Nissan y ahora con Samsung- parece todo un maestro en devolver la vida a empresas casi moribundas.

<

p> En primer lugar, para que Samsung se abra al mundo, se invertirá 300 millones de euros, a razón de 100 al año (más de 16.638 millones de pesetas). Con este dinero, se crearán dos nuevos vehículos, es decir se doblará su oferta, ya que sólo posee el SM3 y el SM5.

<

p> A cambio, la marca coreana alcanzará –al menos esa es la teoría- una producción anual de 500.000 unidades, la mitad de las mismas se dirigirán fuera de Corea. El norte de África y Rusia son los principales objetivos de la compañía, que ya exporta en modestas cantidades a China, Oriente Próximo y Chile.

<

p> Quedarán vetados -como en la actualidad- los países donde Renault y Nissan tienen una fuerte presencia, ya que los modelos de Samsung están basados en los de dichas marcas (el SM5 es un "hijo" del Nissan Máxima, mientras que el SM3 desciende del Nissan Bluebird o Almera, según se le conoce en el mercado español). Eso sí, todo está sujeto a revisión: Samsung creará un modelo totalmente original, que no podrá "canibalizar" las otras creaciones del grupo.

<

p> Renault, de puntillas en el mercado coreano
En Corea se vendieron el año pasado 1,45 millones de coches (casi las mismas unidades que en España). Se trata de un mercado nada desdeñable, pero muy inaccesible para las firmas extranjeras. Los coreanos son reacios a comprar un coche que no lleve la firma "made in Corea", porque es considerado un signo de ostentación. Además, Hyundai y su filial Kia han conseguido formar un verdadero imperio: dominan el 70 por ciento de las ventas, dejando muy relegadas a otras marcas del país.

<

p> Poco queda para las firmas foráneas (un 1,5 por ciento) y esta pequeña porción del pastel se la reparten casi en su totalidad BMW y Lexus. Sin embargo, Renault ha encontrado una rendija en todo este entramado: Samsung.

<

p> Adquirió la compañía a finales de 1999; era una empresa casi a punto de ser asfixiada por la grave crisis económica que vivió Asia en 1998, pero muy atractiva desde el punto de vista financiero. Se trataba de uno de los grandes "chaebols" coreanos, es decir un conglomerado de empresas. Además, los bajos costes de los proveedores y del sistema de distribución hacen muy atractivas a estas compañías.

<

p> A partir de ahora, Samsung también se encargará de vender modelos de Renault en Corea, se convertirá el centro técnico que la marca posee en las proximidades de Seúl en el centro de diseño de Renault para Asia y se creará una "comunidad de saber" entre los dos fabricantes.

<

p> Ejemplo a exportar
No sólo habrá intercambio de modelos y de inversiones. Según ha comentado el presidente de Renault, Louis Schweitzer, Samsung funciona en Corea con una red de distribución que sería aplicable a los criterios que Mario Monti -comisario de la competencia de la UE- quiere establecer en Europa.

<

p> Samsung posee una red comercial de venta propia desligada de los servicios de postventa o talleres, con excepción de algunos concesionarios. La red comprende 2.068 centros, que dan trabajo a 4.684 personas y están organizados en "windo station" o concesionarios, cuya única función es la venta, en "techno station" o centros de reparación con algunos servicios (sin talleres de chapa y pintura) y "power station", que se encargan de la totalidad de reparaciones.

<

p> El coche de 5.000 euros
Rusia es uno de los futuros filones de Renault. Como hemos comentado, hacia ese mercado se dirigirán los modelos de Samsung, pero también será el principal objetivo del denominado "coche de 5.000 euros" (apenas 800.000 de las antiguas pesetas) que el fabricante francés construye con Dacia, su marca rumana.

<

p> Saldrá a la venta en 2004 y no será exportado a Europa Occidental, ya que –según Schweitzer- ello exigiría una red de marca específica "para que no se confundieran las cosas".

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...