Corriente continua

Aunque no está muy claro cuál será el combustible del futuro, las exigencias medioambientales obligarán a restringir el uso de los motores térmicos convencionales a corto plazo. Fiat ya tiene preparada una versión híbrida del Multipla —gasolina/eléctrica— con autonomía de 400. De momento no se comercializará, debido al elevado coste de producción.
-
Corriente continua
Corriente continua

La mayoría de los fabricantes se encuentra trabajando en diversos sistemas de energía alternativos a los combustibles convencionales. Prácticamente todos coinciden en que la solución ideal se encuentra en la pila de combustible, un sistema limpio que proporciona energía eléctrica a través de una reacción química tras mezclar hidrógeno con oxígeno dentro de la pila. Por el momento ningún fabricante ha logrado obtener unos resultados tan satisfactorios como para poder producirlo en serie y actualmente los prototipos sobre los que se trabaja son auténticos laboratorios químicos rodantes que necesitan un enorme espacio para la “sala de máquinas”. Los responsables de Fiat apuntan que este tipo de energía no podrá convertirse en realidad hasta el año 2010. Una de las soluciones que podría paliar esta "deficiencia tecnológica" pasa precisamente por los vehículos híbridos, capaces de circular con una autonomía razonable cuando salen de la ciudad y sin producir emisiones contaminantes cuando realizan recorridos urbanos. Un claro ejemplo de ello es el proyecto que ha desarrollado Fiat con el Multipla Hybrid Power, de momento destinado a un programa piloto para el Ayuntamiento de Nápoles, que podría trasladarse al ámbito privado en caso de que se logre abaratar los costes de producción, todavía muy elevados.

El objetivo planteado en el desarrollo de esta versión pretendía cumplir tres requisitos fundamentales: por una parte, superar la autonomía típica de los coches eléctricos, por otra, tener capacidad para funcionar como vehículo de "emisiones cero" y, finalmente, contar con la posibilidad de circular con velocidad y autonomía razonables para realizar largos desplazamientos. Se eligió como base el Multipla por sus cualidades de transporte de personas y equipaje, aunque podría haberse realizado sobre cualquier otro modelo. El peso total del coche es de 1.850 kg (450 más que la versión de gasolina). El Hybrid Power dispone de dos motores: el conocido gasolina 1.6 16 válvulas de 103 CV y otro eléctrico capaz de proporcionar 30 kW adicionales. A ellos se encuentra asociada una caja de cambios semiautomática Selespeed y un complejo dispositivo electrónico de control y mando situado entre las plazas delanteras (se ha suprimido la plaza central) para seleccionar el modo de transmisión y enviar la corriente a las baterías o al motor eléctrico. Cuenta con un conjunto de 15 baterías de NiMH de 14,4 voltios cada una, capaces de proporcionar 19 kWh, cuyo peso es de 280 kg. Puede ser recargado enchufándolo a la red eléctrica y, en seis horas, logra cargar el 90 por ciento de la máxima capacidad.

Estas son sus tres formas de funcionamiento: Eléctrico. El coche se mueve únicamente con energía eléctrica y su motor permite alcanzar una velocidad máxima de 80 km/h. Las baterías logran suministrar corriente para recorrer hasta 80 km. En este modo, el cambio Selespeed sólo gestiona tres relaciones: corta, marcha atrás y marcha adelante. Híbrido. Los dos motores actúan en paralelo, si bien siempre se arranca con el eléctrico. Si se superan los 35 km/h se pone en marcha automáticamente el motor de explosión; el eléctrico continúa girando sin restar potencia e incrementa el par en las aceleraciones. La energía suministrada por éste en las deceleraciones se acumula en las baterías, con lo que se logra aumentar la autonomía de forma considerable y la velocidad máxima que se puede lograr es superior a 150 km/h. Eléctrico con recarga. Esta es una solución muy interesante, ya que logra recargar las baterías cuando no se dispone de red eléctrica. Los dos motores están en marcha, pero el de explosión gira a un régimen constante de unas 1.600 rpm, únicamente para recarga. Si no se superan los 65 km/h, el equilibrio es positivo: la energía suministrada por el alternador es superior a la absorbida por el motor eléctrico, de forma que se pueden recorrer unos 300 km. Este modo sólo puede seleccionarse manualmente cuando el estado de las baterías desciende del 70 por ciento, pero se activa automáticamente cuando las baterías están a punto de descargarse.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...