Contacto: Mercedes Clase S

La Clase S ha recibido una serie de interesantes mejoras que abarcan desde nuevas mecánicas hasta ingeniosos sistemas de seguridad, y todo ello sin perder ni un ápice la calidad de rodadura propia de la marca de la estrella.
-
Contacto: Mercedes Clase S
Contacto: Mercedes Clase S

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Como no podía ser menos, el S600 cuenta con un impecable comportamiento dinámico en carretera. En las autopistas, con curvas de amplio radio y asfalto perfecto, el Clase S se muestra ciertamente a gusto y sus ocupantes pueden disfrutar de la calidad de rodadura que ofrece, tanto por el confort de sus suspensiones neumáticas, como por el conseguido aislamiento de los ruidos exteriores. Pero es que en zonas viradas con muchas curvas y asfalto degradado, el Clase S se muestra igualmente de eficaz, no dando sensación en ningún momento de que estamos rodando con un coche de estas dimensiones. Evidentemente, las inercias provocadas por el peso son las que ponen el límite a la velocidad por este tipo de trazados, pero resulta sorprendente comprobar con qué facilidad se puede circular deprisa con un Clase S por zonas poco propicias para las dimensiones y peso de este vehículo.

Mercedes ha vuelto a demostrar que es un gran constructor de vehículos de lujo y que, con respecto a sus rivales, su superioridad en algunos aspectos sigue siendo abrumadora.

Galería relacionada

Mercedes Clase S

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...