Audi A2

El Audi A2, que llegará al mercado a mediados de año, representa un importante avance en la fabricación de automóviles de gran serie. Se trata del primer modelo de su categoría realizado completamente en aluminio.
-
Audi A2
Audi A2

El interior ha sido diseñado para ofrecer la máxima comodidad a sus ocupantes, de forma que el conductor encuentre todos los mandos e instrumentos situados al alcance de la mano, bien visibles y fáciles de accionar. Además, dispone de volante regulable en altura y profundidad, asientos delanteros regulables y multitud de huecos para dejar objetos. En la plaza del acompañante se encuentra una barra de sujeción, similar a la utilizada en el Volkswagen New Beetle. Las plazas traseras también resultan peculiares. La apertura de las puertas ofrece un ángulo suficientemente amplio para facilitar el acceso al interior, dotado de serie con dos asientos individuales que pueden plegarse, abatirse, inclinarse e, incluso, desmontarse con mucha facilidad, aunque opcionalmente podrá ir equipado con una banqueta para tres ocupantes. La parte trasera tiene el suelo rebajado respecto a la parte delantera -denominado por Audi "Space Floor Concept"-, lo que facilita una postura mucho más cómoda y relajada a sus ocupantes aunque sean de gran talla. Respecto al maletero, la modularidad interior permite adaptar el espacio de carga a las necesidades del momento, de forma que con todos los asientos en su posición normal se obtienen 390 dm3, ampliables hasta los 1.085 dm3 con los asientos posteriores abatidos. Otra de las opciones que se ofrecerán en el modelo es el sistema de techo practicable "Open Sky" de grandes dimensiones, que se desliza hasta la parte posterior y proporciona abundante luz en el habitáculo. Una de las particularidades de este nuevo modelo es su bajo mantenimiento. Las operaciones han sido prolongadas a intervalos de 30.000 km o dos años, y las revisiones rutinarias se realizan sin necesidad de abrir el capó, ya que dispone de un módulo de servicio en la parte frontal -a modo de rejilla delantera- que se abate para poder rellenar el nivel de aceite y el líquido del lavaparabrisas, así como para verificar el nivel del lubricante mediante la varilla, informaciones que también son representadas en el "display" situado en el cuadro de instrumentos. Dado el amplio periodo de las inspecciones de servicio y el reducido peso del verdadero capó -sólo 10 kg-, éste no se abre en forma de compás mediante bisagras, sino que se extrae completamente para facilitar las labores de reparación.

Las mecánicas elegidas inicialmente para el nuevo modelo tienen 1,4 litros de cilindrada en las versiones Diesel y gasolina de tres y cuatro cilindros, respectivamente, ambas con una potencia de 75 CV. El Diesel, dotado de inyección directa de combustible con bomba inyector por cilindro, logra una velocidad máxima de 173 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 12,1 segundos, mientras que las cifras de consumo se mantienen en 4,2 litros a los 100 en utilización mixta. Según Anja Kaehny, responsable de estrategia de marketing del A2, «se estima una importante proporción de ventas del Diesel, especialmente en los mercados francés, italiano y español, además del alemán. Cerca del 40 por ciento de las ventas iniciales irán equipadas con motor Diesel». Respecto al interés mostrado por los visitantes del reciente Salón de Francfort en una variante TDI de 90 CV, Kaehny apuntó que «seguramente Audi ofrecerá también una motorización TDI de mayor potencia». La otra mecánica que estará disponible desde el lanzamiento será la de gasolina 1.4 16V dotada de inyección electrónica multipunto con la misma potencia que el Diesel, es decir, 75 CV. Las prestaciones son similares a las del TDI, logrando la misma velocidad máxima, una aceleración sensiblemente mejor -12,0 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado-, pero con una cifra de consumo medio homologado de 6,1 litros a los 100 km. Inicialmente se ofrecerá con cambio manual de cinco velocidades, aunque no se descarta una caja de cambios automatizada y otra con variador continuo CVT. Para el futuro se prevén más mecánicas de gasolina, entre ellas, la reciente FSI 1.4 de inyección directa de gasolina y 105 caballos. El proceso de producción y tecnología utilizado en el A2 hasta ahora sólo estaba disponible en el modelo más lujoso de la marca, el A8, del que aprovecha toda la experiencia acumulada en sus casi seis años de existencia. Según Thomas C. Knott, responsable técnico del proyecto «el A2 es en calidad y valor, lo que el A8 en su categoría».

El bastidor ha sido realizado bajo la estructura ASF ("Audi Space Frame") logrando enorme rigidez sin que aumente el peso del conjunto. El ASF utiliza una estructura de "jaula" de gran rigidez construida con perfiles de aluminio sobre la que se integran las diversas partes de la carrocería por medio de técnicas de unión avanzadas, de forma que cada una de ellas es autoportante. La estructura está compuesta por perfiles extruidos unidos entre sí por puntos de soldadura por presión en vacío. Respecto al prototipo Al2, la estructura del A2 utiliza menor número de componentes. Para ello se combinan complicadas piezas de aluminio fundido a alta presión, perfiles y chapas montados con refuerzos y zonas de diferente grado de resistencia para proporcionar la consistencia necesaria y absorber suficiente energía en caso de impacto. La estructura del techo permite utilizar perfiles de aluminio de diferente sección en toda su longitud, con lo que las piezas se adaptan a la exigencias requeridas con el menor peso posible. Los laterales también representan una obra maestra de la metalurgia avanzada, habiendo llegado al límite de lo que hoy en día se puede alcanzar en este campo. Desde el montante delantero del techo hasta el borde del maletero, incluyendo las puertas, se ha utilizado una sola pieza de aluminio prensado. A favor del aluminio no sólo juega la baza de su menor peso. También su elevada capacidad de reciclaje aporta un valor añadido. Para Florian Schwab, manager del proyecto A2, «está clarísimo que la competencia nos seguirá en la fabricación de automóviles con tecnología de aluminio, pero nosotros les llevamos diez años de ventaja».

El interior ha sido diseñado para ofrecer la máxima comodidad a sus ocupantes, de forma que el conductor encuentre todos los mandos e instrumentos situados al alcance de la mano, bien visibles y fáciles de accionar.

El interior ha sido diseñado para ofrecer la máxima comodidad a sus ocupantes, de forma que el conductor encuentre todos los mandos e instrumentos situados al alcance de la mano, bien visibles y fáciles de accionar. Además, dispone de volante regulable en altura y profundidad, asientos delanteros regulables y multitud de huecos para dejar objetos. En la plaza del acompañante se encuentra una barra de sujeción, similar a la utilizada en el Volkswagen New Beetle. Las plazas traseras también resultan peculiares. La apertura de las puertas ofrece un ángulo suficientemente amplio para facilitar el acceso al interior, dotado de serie con dos asientos individuales que pueden plegarse, abatirse, inclinarse e, incluso, desmontarse con mucha facilidad, aunque opcionalmente podrá ir equipado con una banqueta para tres ocupantes. La parte trasera tiene el suelo rebajado respecto a la parte delantera -denominado por Audi "Space Floor Concept"-, lo que facilita una postura mucho más cómoda y relajada a sus ocupantes aunque sean de gran talla. Respecto al maletero, la modularidad interior permite adaptar el espacio de carga a las necesidades del momento, de forma que con todos los asientos en su posición normal se obtienen 390 dm3, ampliables hasta los 1.085 dm3 con los asientos posteriores abatidos. Otra de las opciones que se ofrecerán en el modelo es el sistema de techo practicable "Open Sky" de grandes dimensiones, que se desliza hasta la parte posterior y proporciona abundante luz en el habitáculo. Una de las particularidades de este nuevo modelo es su bajo mantenimiento. Las operaciones han sido prolongadas a intervalos de 30.000 km o dos años, y las revisiones rutinarias se realizan sin necesidad de abrir el capó, ya que dispone de un módulo de servicio en la parte frontal -a modo de rejilla delantera- que se abate para poder rellenar el nivel de aceite y el líquido del lavaparabrisas, así como para verificar el nivel del lubricante mediante la varilla, informaciones que también son representadas en el "display" situado en el cuadro de instrumentos. Dado el amplio periodo de las inspecciones de servicio y el reducido peso del verdadero capó -sólo 10 kg-, éste no se abre en forma de compás mediante bisagras, sino que se extrae completamente para facilitar las labores de reparación.

Las mecánicas elegidas inicialmente para el nuevo modelo tienen 1,4 litros de cilindrada en las versiones Diesel y gasolina de tres y cuatro cilindros, respectivamente, ambas con una potencia de 75 CV. El Diesel, dotado de inyección directa de combustible con bomba inyector por cilindro, logra una velocidad máxima de 173 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 12,1 segundos, mientras que las cifras de consumo se mantienen en 4,2 litros a los 100 en utilización mixta. Según Anja Kaehny, responsable de estrategia de marketing del A2, «se estima una importante proporción de ventas del Diesel, especialmente en los mercados francés, italiano y español, además del alemán. Cerca del 40 por ciento de las ventas iniciales irán equipadas con motor Diesel». Respecto al interés mostrado por los visitantes del reciente Salón de Francfort en una variante TDI de 90 CV, Kaehny apuntó que «seguramente Audi ofrecerá también una motorización TDI de mayor potencia». La otra mecánica que estará disponible desde el lanzamiento será la de gasolina 1.4 16V dotada de inyección electrónica multipunto con la misma potencia que el Diesel, es decir, 75 CV. Las prestaciones son similares a las del TDI, logrando la misma velocidad máxima, una aceleración sensiblemente mejor -12,0 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado-, pero con una cifra de consumo medio homologado de 6,1 litros a los 100 km. Inicialmente se ofrecerá con cambio manual de cinco velocidades, aunque no se descarta una caja de cambios automatizada y otra con variador continuo CVT. Para el futuro se prevén más mecánicas de gasolina, entre ellas, la reciente FSI 1.4 de inyección directa de gasolina y 105 caballos. El proceso de producción y tecnología utilizado en el A2 hasta ahora sólo estaba disponible en el modelo más lujoso de la marca, el A8, del que aprovecha toda la experiencia acumulada en sus casi seis años de existencia. Según Thomas C. Knott, responsable técnico del proyecto «el A2 es en calidad y valor, lo que el A8 en su categoría».

El bastidor ha sido realizado bajo la estructura ASF ("Audi Space Frame") logrando enorme rigidez sin que aumente el peso del conjunto. El ASF utiliza una estructura de "jaula" de gran rigidez construida con perfiles de aluminio sobre la que se integran las diversas partes de la carrocería por medio de técnicas de unión avanzadas, de forma que cada una de ellas es autoportante. La estructura está compuesta por perfiles extruidos unidos entre sí por puntos de soldadura por presión en vacío. Respecto al prototipo Al2, la estructura del A2 utiliza menor número de componentes. Para ello se combinan complicadas piezas de aluminio fundido a alta presión, perfiles y chapas montados con refuerzos y zonas de diferente grado de resistencia para proporcionar la consistencia necesaria y absorber suficiente energía en caso de impacto. La estructura del techo permite utilizar perfiles de aluminio de diferente sección en toda su longitud, con lo que las piezas se adaptan a la exigencias requeridas con el menor peso posible. Los laterales también representan una obra maestra de la metalurgia avanzada, habiendo llegado al límite de lo que hoy en día se puede alcanzar en este campo. Desde el montante delantero del techo hasta el borde del maletero, incluyendo las puertas, se ha utilizado una sola pieza de aluminio prensado. A favor del aluminio no sólo juega la baza de su menor peso. También su elevada capacidad de reciclaje aporta un valor añadido. Para Florian Schwab, manager del proyecto A2, «está clarísimo que la competencia nos seguirá en la fabricación de automóviles con tecnología de aluminio, pero nosotros les llevamos diez años de ventaja».

El interior ha sido diseñado para ofrecer la máxima comodidad a sus ocupantes, de forma que el conductor encuentre todos los mandos e instrumentos situados al alcance de la mano, bien visibles y fáciles de accionar.

Galería relacionada

Audi A2

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...