Contacto: Seat León 1.9 TDi 150 CV y Seat León Cupra 4

Más deportiva que nunca, la marca española incluye en su gama las dos variantes más «racing» de su historia con los nuevos León, el TDi de 150 CV, un auténtico GTi Diesel, y el Cupra 4 con 204 CV, un deportivo de armas tomar.
-
Contacto: Seat León 1.9 TDi 150 CV y Seat León Cupra 4
Contacto: Seat León 1.9 TDi 150 CV y Seat León Cupra 4

vvv

De los 110 CV del 1.9 TDi, el León salta de golpe y porrazo a los contundentes 150 CV del nuevo TDi. Con un motor de semejantes características, el León, pese a ser un turbodiésel, se convierte en un auténtico GTi capaz de alcanzar 215 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h para la que son suficientes 8,9 segundos, y menos de 30 segundos para completar los mil metros con salida parada. El propulsor TDi de 150 CV se comercializa exclusivamente asociado a la caja de cambios manual de seis velocidades y al equipamiento Sport, que, además de un completo nivel de acabado, incluye el bastidor en especificaciones deportivas. La suspensión es más firme, en especial la delantera, que se endurece un 20 por ciento, calcando el esquema ya conocido en los deportivos 1.8T 20V.

Las mejoras de bastidor tienen su continuidad en el equipo de frenos, con discos ventilados de 288 milímetros en el tren anterior y unas imponentes llantas de aleación de 7x16 pulgadas. Más adelante aparecerá también la correspondiente versión de tracción total que, como es imperativo, implica la incorporación de la suspensión trasera más evolucionada, con rueda tirada por doble brazo transversal en vez del más sencillo eje torsional.

La dotación de equipamiento, tanto de confort como técnico, es de auténtico lujo. No falta el climatizador automático, ni los airbags delanteros y laterales, cierre centralizado con mando a distancia, asientos deportivos e, incluso, un potente equipo de sonido, mientras que para garantizar la máxima capacidad de tracción dispone de ABS, TCS (control de tracción) y EDS (bloqueo electrónico del diferencial para baja velocidad). Un apartado, el dinámico, que tan sólo puede completarse con el ESP (control de estabilidad), que viene en un pack junto con cargador de CD y alarma volumétrica, todo por 160.000 pesetas. Valorando el importante aumento de prestaciones y el abundante equipo de serie, el precio de 3.425.000 pesetas nos parece adecuado, sobre todo si tenemos en cuenta que un León TDi-115 Sport vale 3.113.000.

vvv

De los 110 CV del 1.9 TDi, el León salta de golpe y porrazo a los contundentes 150 CV del nuevo TDi. Con un motor de semejantes características, el León, pese a ser un turbodiésel, se convierte en un auténtico GTi capaz de alcanzar 215 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h para la que son suficientes 8,9 segundos, y menos de 30 segundos para completar los mil metros con salida parada. El propulsor TDi de 150 CV se comercializa exclusivamente asociado a la caja de cambios manual de seis velocidades y al equipamiento Sport, que, además de un completo nivel de acabado, incluye el bastidor en especificaciones deportivas. La suspensión es más firme, en especial la delantera, que se endurece un 20 por ciento, calcando el esquema ya conocido en los deportivos 1.8T 20V.

Las mejoras de bastidor tienen su continuidad en el equipo de frenos, con discos ventilados de 288 milímetros en el tren anterior y unas imponentes llantas de aleación de 7x16 pulgadas. Más adelante aparecerá también la correspondiente versión de tracción total que, como es imperativo, implica la incorporación de la suspensión trasera más evolucionada, con rueda tirada por doble brazo transversal en vez del más sencillo eje torsional.

La dotación de equipamiento, tanto de confort como técnico, es de auténtico lujo. No falta el climatizador automático, ni los airbags delanteros y laterales, cierre centralizado con mando a distancia, asientos deportivos e, incluso, un potente equipo de sonido, mientras que para garantizar la máxima capacidad de tracción dispone de ABS, TCS (control de tracción) y EDS (bloqueo electrónico del diferencial para baja velocidad). Un apartado, el dinámico, que tan sólo puede completarse con el ESP (control de estabilidad), que viene en un pack junto con cargador de CD y alarma volumétrica, todo por 160.000 pesetas. Valorando el importante aumento de prestaciones y el abundante equipo de serie, el precio de 3.425.000 pesetas nos parece adecuado, sobre todo si tenemos en cuenta que un León TDi-115 Sport vale 3.113.000.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...