Publicidad

Renault en Valladolid podría parar cinco semanas

La Dirección de Renault ha propuesto este lunes a los sindicatos parar cinco semanas en la planta vallisoletana de Carrocerías-Montaje para adaptar la factoría a la llegada del X-87, el vehículo convencional comprometido en el 'Pacto por el empleo y la competitividad' suscrito entre la empresa y los representantes de los trabajadores que prevé la llegada de un coche tradicional en el horizonte de 2013.
-
Renault en Valladolid podría parar cinco semanas
Renault en Valladolid podría parar cinco semanas

Según han confirmado fuentes de Renault, la adaptación de la factoría de Carrocerías-Montaje, donde se fabrican en la actualidad Modus y Clio en un sólo turno, al nuevo X-87 hace necesario parar la producción para empezar a acondicionar la producción al nuevo modelo convencional.

En concreto, la Dirección de Renault ha planteado este lunes a la Junta de Portavoces la posibilidad de parar la producción cinco semanas consecutivas que comprenderían las dos últimas de 2011 y las tres primeras de 2012, según ha explicado el secretario de Comunicación de UGT en Renault y miembro del Comité del Grupo Europeo, Leandro Martín.

El "problema" de esta parada de la producción radica en la falta de días en la bolsa de horas por lo que la Dirección de Renault ha emplazado a los sindicatos al Comité Intercentros del próximo 24 de noviembre, encuentro en el que intentará negociar posibles soluciones a este parón de la actividad que podrían pasar por aumentar esos días de bolsa, más medidas de flexibilidad e, incluso, un ERE de carácter suspensivo.

Para el representante sindical, el cese de la actividad de Montaje para su adaptación al nuevo X-87 es, por un lado, "una buena noticia" ya que supone el cumplimiento del acuerdo alcanzado en su día entre empresa y sindicatos y que se ha materializado ya con la llegada del vehículo eléctrico.

"Para hacer una tortilla hay que romper los huevos", ha reconocido Leandro Martín, que ha preferido no pronunciarse sobre las medidas que habrá que adoptar para llevar a cabo ese parón a la espera de conocer la propuesta concreta de la empresa, que, en su opinión, tiene la intención de presentar un ERE suspensivo. "Vamos a esperar a que oficialmente la empresa haga la propuesta y diga cómo quiere acometerlo", ha sentenciado.