Mitsubishi Montero 2007

Presume abiertamente de ser el todo terreno que menos se usa en España “para llevar a los niños al cole”. El Montero se renueva con una clara premisa: mantener su esencia y hacerse más efectivo tanto en el asfalto como fuera de él. Estamos ante un TT puro para aquellos a los que no les vale con, simplemente, “adaptarse al campo”.
-
Mitsubishi Montero 2007
Mitsubishi Montero 2007

Mitsubishi apuesta por el Diesel. Así, la oferta mecánica tiene como protagonista el 3.2 DI-D. El anterior propulsor 2.5 se deja de fabricar.

Han elegido una arquitectura common-rail con sistema de inyección directa: el nuevo 3.2 Di-D. Por un lado, se comercializa con transmisión manual de seis relaciones: esta mecánica ofrece 160 CV y un par máximo de 38,8 mkg. Además, también presentan una variante automática con 170 CV y 38 mkg. ¿Por qué esta diferencia?

La marca ha tenido que estructurar así su gama para adecuarse a la nueva normativa anticontaminación Euro4. El motor con cambio manual cumplía, pero no el automático: tuvieron que incorporar filtro de partículas. Sin embargo, como este dispositivo podría restar en parte prestaciones del motor, se incorporó un turbo compresor de geometría variable y se aumentó la potencia.

La diferencia de prestaciones es mínima entre ambas versiones. Sin embargo, la versión automática resulta mucho más versátil y su uso más agradable. La diferencia de precios, con el mismo acabado, ronda los 3.000 euros. Pudimos conducir esta variante y nos ha parecido muy silenciosa, rápida a la hora de subir de vueltas y agradable para movernos en el asfalto. Además, cuenta con el suficiente par a bajas vueltas para permitir una conducción off road solvente.

 
3.2 DI-D manual
3 puertas
5 puertas
Velocidad máxima
177 km/h
177 km/h
0-100 km/h
12,1 s
13,2 s
Consumo medio
9,2 l/100 km
10,5 l/100 km

El pequeño porcentaje de clientes que prefieren gasolina pueden estar tranquilos. Mitsubishi también ofrece el nuevo 3.8 V6, mucho más potente que el anterior 3,5 GDI de 202 CV.

Esta mecánica desarrolla 250 CV a 6.000 rpm y un par de 33,5 kgm a 2.750 rpm. Sólo se comercializa con transmisión automática, carrocería de cinco puertas y el acabado más alto de la gama: el Kaiteki. Según datos oficiales, sus prestaciones son de primer orden: velocidad máxima de 200 km/h, aceleración 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, todo con un consumo medio de 13,5 litros cada 100 kilómetros. Rodamos con ella en autopista y nos impresionó la soltura con la que maneja los más de dos toneladas del Montero: destacamos su eficacia a la hora de recuperar.

Mitsubishi no se cansa de repetir que el Montero es un TT puro, pero –eso sí- con una dotación casi de coche premium. No olvidemos que el precio de partida de este modelo es de 32.995 euros (casi 5 millones y medio de las antiguas pesetas).

Su interior también desprende este aire de “rudo todo terreno”: nada de elementos superfluos, pero la calidad es de primera. Destaca la nueva palanca de tracción y el nuevo salpicadero, con un mejor tacto y más elementos cromados.

En su equipamiento más básico, el Invite, encontrarás retrovisores exteriores calefactables y eléctricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de a bordo, equipo de sonido con reproductor de CDs y MP3 y climatizador.

Un escalón más arriba, en el acabado Intense, se añaden llantas de aleación de 18 pulgadas, estribos y molduras laterales, barras portaequipajes, cristales oscurecidos, volante y palanca de cambio de cuero, pedales deportivos de aluminio, faros antiniebla delanteros, mando de audio integrados al volante y ayuda al aparcamiento trasero con radar.

Por último, en la terminación Kaiteki, se añade el techo solar eléctrico, la luna delantera calefactable, interior de madera o aluminio, tapicería de cuero, faros de xenón, un sistema de navegación con un disco duro de 30 Gb (en el que puedes grabar mapas, música...), reproductor DVD con pantalla táctil de color de 6,5 pulgadas, cámara de visión trasera y asientos calefactables.

En todas las versiones de cinco puertas, se incluye de serie el sistema “Hide&Seat”, un mecanismo que esconde en el suelo una tercera fila de asientos. Está diseñado para imprevistos, no para un uso continuado, pero su montaje es rápido y sencillo y, cuando las plazas van ocultas, no quitan espacio.

 
3 puertas
5 puertas
3.2 DI-D Invite
32.995 euros
35.495 euros
3.2 DI-D Intense
37.295 euros
41.295 euros
3.2 DI-D Intense A/T
40.295 euros
44.295 euros
3.2 DI-D Instyle A/T
---
50.945 euros

Mitsubishi apuesta por el Diesel. Así, la oferta mecánica tiene como protagonista el 3.2 DI-D. El anterior propulsor 2.5 se deja de fabricar.

Han elegido una arquitectura common-rail con sistema de inyección directa: el nuevo 3.2 Di-D. Por un lado, se comercializa con transmisión manual de seis relaciones: esta mecánica ofrece 160 CV y un par máximo de 38,8 mkg. Además, también presentan una variante automática con 170 CV y 38 mkg. ¿Por qué esta diferencia?

La marca ha tenido que estructurar así su gama para adecuarse a la nueva normativa anticontaminación Euro4. El motor con cambio manual cumplía, pero no el automático: tuvieron que incorporar filtro de partículas. Sin embargo, como este dispositivo podría restar en parte prestaciones del motor, se incorporó un turbo compresor de geometría variable y se aumentó la potencia.

La diferencia de prestaciones es mínima entre ambas versiones. Sin embargo, la versión automática resulta mucho más versátil y su uso más agradable. La diferencia de precios, con el mismo acabado, ronda los 3.000 euros. Pudimos conducir esta variante y nos ha parecido muy silenciosa, rápida a la hora de subir de vueltas y agradable para movernos en el asfalto. Además, cuenta con el suficiente par a bajas vueltas para permitir una conducción off road solvente.

 
3.2 DI-D manual
3 puertas
5 puertas
Velocidad máxima
177 km/h
177 km/h
0-100 km/h
12,1 s
13,2 s
Consumo medio
9,2 l/100 km
10,5 l/100 km

El pequeño porcentaje de clientes que prefieren gasolina pueden estar tranquilos. Mitsubishi también ofrece el nuevo 3.8 V6, mucho más potente que el anterior 3,5 GDI de 202 CV.

Esta mecánica desarrolla 250 CV a 6.000 rpm y un par de 33,5 kgm a 2.750 rpm. Sólo se comercializa con transmisión automática, carrocería de cinco puertas y el acabado más alto de la gama: el Kaiteki. Según datos oficiales, sus prestaciones son de primer orden: velocidad máxima de 200 km/h, aceleración 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, todo con un consumo medio de 13,5 litros cada 100 kilómetros. Rodamos con ella en autopista y nos impresionó la soltura con la que maneja los más de dos toneladas del Montero: destacamos su eficacia a la hora de recuperar.

Mitsubishi no se cansa de repetir que el Montero es un TT puro, pero –eso sí- con una dotación casi de coche premium. No olvidemos que el precio de partida de este modelo es de 32.995 euros (casi 5 millones y medio de las antiguas pesetas).

Su interior también desprende este aire de “rudo todo terreno”: nada de elementos superfluos, pero la calidad es de primera. Destaca la nueva palanca de tracción y el nuevo salpicadero, con un mejor tacto y más elementos cromados.

En su equipamiento más básico, el Invite, encontrarás retrovisores exteriores calefactables y eléctricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de a bordo, equipo de sonido con reproductor de CDs y MP3 y climatizador.

Un escalón más arriba, en el acabado Intense, se añaden llantas de aleación de 18 pulgadas, estribos y molduras laterales, barras portaequipajes, cristales oscurecidos, volante y palanca de cambio de cuero, pedales deportivos de aluminio, faros antiniebla delanteros, mando de audio integrados al volante y ayuda al aparcamiento trasero con radar.

Por último, en la terminación Kaiteki, se añade el techo solar eléctrico, la luna delantera calefactable, interior de madera o aluminio, tapicería de cuero, faros de xenón, un sistema de navegación con un disco duro de 30 Gb (en el que puedes grabar mapas, música...), reproductor DVD con pantalla táctil de color de 6,5 pulgadas, cámara de visión trasera y asientos calefactables.

En todas las versiones de cinco puertas, se incluye de serie el sistema “Hide&Seat”, un mecanismo que esconde en el suelo una tercera fila de asientos. Está diseñado para imprevistos, no para un uso continuado, pero su montaje es rápido y sencillo y, cuando las plazas van ocultas, no quitan espacio.

 
3 puertas
5 puertas
3.2 DI-D Invite
32.995 euros
35.495 euros
3.2 DI-D Intense
37.295 euros
41.295 euros
3.2 DI-D Intense A/T
40.295 euros
44.295 euros
3.2 DI-D Instyle A/T
---
50.945 euros

Mitsubishi apuesta por el Diesel. Así, la oferta mecánica tiene como protagonista el 3.2 DI-D. El anterior propulsor 2.5 se deja de fabricar.

Han elegido una arquitectura common-rail con sistema de inyección directa: el nuevo 3.2 Di-D. Por un lado, se comercializa con transmisión manual de seis relaciones: esta mecánica ofrece 160 CV y un par máximo de 38,8 mkg. Además, también presentan una variante automática con 170 CV y 38 mkg. ¿Por qué esta diferencia?

La marca ha tenido que estructurar así su gama para adecuarse a la nueva normativa anticontaminación Euro4. El motor con cambio manual cumplía, pero no el automático: tuvieron que incorporar filtro de partículas. Sin embargo, como este dispositivo podría restar en parte prestaciones del motor, se incorporó un turbo compresor de geometría variable y se aumentó la potencia.

La diferencia de prestaciones es mínima entre ambas versiones. Sin embargo, la versión automática resulta mucho más versátil y su uso más agradable. La diferencia de precios, con el mismo acabado, ronda los 3.000 euros. Pudimos conducir esta variante y nos ha parecido muy silenciosa, rápida a la hora de subir de vueltas y agradable para movernos en el asfalto. Además, cuenta con el suficiente par a bajas vueltas para permitir una conducción off road solvente.

 
3.2 DI-D manual
3 puertas
5 puertas
Velocidad máxima
177 km/h
177 km/h
0-100 km/h
12,1 s
13,2 s
Consumo medio
9,2 l/100 km
10,5 l/100 km

El pequeño porcentaje de clientes que prefieren gasolina pueden estar tranquilos. Mitsubishi también ofrece el nuevo 3.8 V6, mucho más potente que el anterior 3,5 GDI de 202 CV.

Esta mecánica desarrolla 250 CV a 6.000 rpm y un par de 33,5 kgm a 2.750 rpm. Sólo se comercializa con transmisión automática, carrocería de cinco puertas y el acabado más alto de la gama: el Kaiteki. Según datos oficiales, sus prestaciones son de primer orden: velocidad máxima de 200 km/h, aceleración 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, todo con un consumo medio de 13,5 litros cada 100 kilómetros. Rodamos con ella en autopista y nos impresionó la soltura con la que maneja los más de dos toneladas del Montero: destacamos su eficacia a la hora de recuperar.

Mitsubishi no se cansa de repetir que el Montero es un TT puro, pero –eso sí- con una dotación casi de coche premium. No olvidemos que el precio de partida de este modelo es de 32.995 euros (casi 5 millones y medio de las antiguas pesetas).

Su interior también desprende este aire de “rudo todo terreno”: nada de elementos superfluos, pero la calidad es de primera. Destaca la nueva palanca de tracción y el nuevo salpicadero, con un mejor tacto y más elementos cromados.

En su equipamiento más básico, el Invite, encontrarás retrovisores exteriores calefactables y eléctricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de a bordo, equipo de sonido con reproductor de CDs y MP3 y climatizador.

Un escalón más arriba, en el acabado Intense, se añaden llantas de aleación de 18 pulgadas, estribos y molduras laterales, barras portaequipajes, cristales oscurecidos, volante y palanca de cambio de cuero, pedales deportivos de aluminio, faros antiniebla delanteros, mando de audio integrados al volante y ayuda al aparcamiento trasero con radar.

Por último, en la terminación Kaiteki, se añade el techo solar eléctrico, la luna delantera calefactable, interior de madera o aluminio, tapicería de cuero, faros de xenón, un sistema de navegación con un disco duro de 30 Gb (en el que puedes grabar mapas, música...), reproductor DVD con pantalla táctil de color de 6,5 pulgadas, cámara de visión trasera y asientos calefactables.

En todas las versiones de cinco puertas, se incluye de serie el sistema “Hide&Seat”, un mecanismo que esconde en el suelo una tercera fila de asientos. Está diseñado para imprevistos, no para un uso continuado, pero su montaje es rápido y sencillo y, cuando las plazas van ocultas, no quitan espacio.

 
3 puertas
5 puertas
3.2 DI-D Invite
32.995 euros
35.495 euros
3.2 DI-D Intense
37.295 euros
41.295 euros
3.2 DI-D Intense A/T
40.295 euros
44.295 euros
3.2 DI-D Instyle A/T
---
50.945 euros

Mitsubishi apuesta por el Diesel. Así, la oferta mecánica tiene como protagonista el 3.2 DI-D. El anterior propulsor 2.5 se deja de fabricar.

Han elegido una arquitectura common-rail con sistema de inyección directa: el nuevo 3.2 Di-D. Por un lado, se comercializa con transmisión manual de seis relaciones: esta mecánica ofrece 160 CV y un par máximo de 38,8 mkg. Además, también presentan una variante automática con 170 CV y 38 mkg. ¿Por qué esta diferencia?

La marca ha tenido que estructurar así su gama para adecuarse a la nueva normativa anticontaminación Euro4. El motor con cambio manual cumplía, pero no el automático: tuvieron que incorporar filtro de partículas. Sin embargo, como este dispositivo podría restar en parte prestaciones del motor, se incorporó un turbo compresor de geometría variable y se aumentó la potencia.

La diferencia de prestaciones es mínima entre ambas versiones. Sin embargo, la versión automática resulta mucho más versátil y su uso más agradable. La diferencia de precios, con el mismo acabado, ronda los 3.000 euros. Pudimos conducir esta variante y nos ha parecido muy silenciosa, rápida a la hora de subir de vueltas y agradable para movernos en el asfalto. Además, cuenta con el suficiente par a bajas vueltas para permitir una conducción off road solvente.

 
3.2 DI-D manual
3 puertas
5 puertas
Velocidad máxima
177 km/h
177 km/h
0-100 km/h
12,1 s
13,2 s
Consumo medio
9,2 l/100 km
10,5 l/100 km

El pequeño porcentaje de clientes que prefieren gasolina pueden estar tranquilos. Mitsubishi también ofrece el nuevo 3.8 V6, mucho más potente que el anterior 3,5 GDI de 202 CV.

Esta mecánica desarrolla 250 CV a 6.000 rpm y un par de 33,5 kgm a 2.750 rpm. Sólo se comercializa con transmisión automática, carrocería de cinco puertas y el acabado más alto de la gama: el Kaiteki. Según datos oficiales, sus prestaciones son de primer orden: velocidad máxima de 200 km/h, aceleración 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, todo con un consumo medio de 13,5 litros cada 100 kilómetros. Rodamos con ella en autopista y nos impresionó la soltura con la que maneja los más de dos toneladas del Montero: destacamos su eficacia a la hora de recuperar.

Mitsubishi no se cansa de repetir que el Montero es un TT puro, pero –eso sí- con una dotación casi de coche premium. No olvidemos que el precio de partida de este modelo es de 32.995 euros (casi 5 millones y medio de las antiguas pesetas).

Su interior también desprende este aire de “rudo todo terreno”: nada de elementos superfluos, pero la calidad es de primera. Destaca la nueva palanca de tracción y el nuevo salpicadero, con un mejor tacto y más elementos cromados.

En su equipamiento más básico, el Invite, encontrarás retrovisores exteriores calefactables y eléctricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de a bordo, equipo de sonido con reproductor de CDs y MP3 y climatizador.

Un escalón más arriba, en el acabado Intense, se añaden llantas de aleación de 18 pulgadas, estribos y molduras laterales, barras portaequipajes, cristales oscurecidos, volante y palanca de cambio de cuero, pedales deportivos de aluminio, faros antiniebla delanteros, mando de audio integrados al volante y ayuda al aparcamiento trasero con radar.

Por último, en la terminación Kaiteki, se añade el techo solar eléctrico, la luna delantera calefactable, interior de madera o aluminio, tapicería de cuero, faros de xenón, un sistema de navegación con un disco duro de 30 Gb (en el que puedes grabar mapas, música...), reproductor DVD con pantalla táctil de color de 6,5 pulgadas, cámara de visión trasera y asientos calefactables.

En todas las versiones de cinco puertas, se incluye de serie el sistema “Hide&Seat”, un mecanismo que esconde en el suelo una tercera fila de asientos. Está diseñado para imprevistos, no para un uso continuado, pero su montaje es rápido y sencillo y, cuando las plazas van ocultas, no quitan espacio.

 
3 puertas
5 puertas
3.2 DI-D Invite
32.995 euros
35.495 euros
3.2 DI-D Intense
37.295 euros
41.295 euros
3.2 DI-D Intense A/T
40.295 euros
44.295 euros
3.2 DI-D Instyle A/T
---
50.945 euros

Mitsubishi apuesta por el Diesel. Así, la oferta mecánica tiene como protagonista el 3.2 DI-D. El anterior propulsor 2.5 se deja de fabricar.

Han elegido una arquitectura common-rail con sistema de inyección directa: el nuevo 3.2 Di-D. Por un lado, se comercializa con transmisión manual de seis relaciones: esta mecánica ofrece 160 CV y un par máximo de 38,8 mkg. Además, también presentan una variante automática con 170 CV y 38 mkg. ¿Por qué esta diferencia?

La marca ha tenido que estructurar así su gama para adecuarse a la nueva normativa anticontaminación Euro4. El motor con cambio manual cumplía, pero no el automático: tuvieron que incorporar filtro de partículas. Sin embargo, como este dispositivo podría restar en parte prestaciones del motor, se incorporó un turbo compresor de geometría variable y se aumentó la potencia.

La diferencia de prestaciones es mínima entre ambas versiones. Sin embargo, la versión automática resulta mucho más versátil y su uso más agradable. La diferencia de precios, con el mismo acabado, ronda los 3.000 euros. Pudimos conducir esta variante y nos ha parecido muy silenciosa, rápida a la hora de subir de vueltas y agradable para movernos en el asfalto. Además, cuenta con el suficiente par a bajas vueltas para permitir una conducción off road solvente.

 
3.2 DI-D manual
3 puertas
5 puertas
Velocidad máxima
177 km/h
177 km/h
0-100 km/h
12,1 s
13,2 s
Consumo medio
9,2 l/100 km
10,5 l/100 km

El pequeño porcentaje de clientes que prefieren gasolina pueden estar tranquilos. Mitsubishi también ofrece el nuevo 3.8 V6, mucho más potente que el anterior 3,5 GDI de 202 CV.

Esta mecánica desarrolla 250 CV a 6.000 rpm y un par de 33,5 kgm a 2.750 rpm. Sólo se comercializa con transmisión automática, carrocería de cinco puertas y el acabado más alto de la gama: el Kaiteki. Según datos oficiales, sus prestaciones son de primer orden: velocidad máxima de 200 km/h, aceleración 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, todo con un consumo medio de 13,5 litros cada 100 kilómetros. Rodamos con ella en autopista y nos impresionó la soltura con la que maneja los más de dos toneladas del Montero: destacamos su eficacia a la hora de recuperar.

Mitsubishi no se cansa de repetir que el Montero es un TT puro, pero –eso sí- con una dotación casi de coche premium. No olvidemos que el precio de partida de este modelo es de 32.995 euros (casi 5 millones y medio de las antiguas pesetas).

Su interior también desprende este aire de “rudo todo terreno”: nada de elementos superfluos, pero la calidad es de primera. Destaca la nueva palanca de tracción y el nuevo salpicadero, con un mejor tacto y más elementos cromados.

En su equipamiento más básico, el Invite, encontrarás retrovisores exteriores calefactables y eléctricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de a bordo, equipo de sonido con reproductor de CDs y MP3 y climatizador.

Un escalón más arriba, en el acabado Intense, se añaden llantas de aleación de 18 pulgadas, estribos y molduras laterales, barras portaequipajes, cristales oscurecidos, volante y palanca de cambio de cuero, pedales deportivos de aluminio, faros antiniebla delanteros, mando de audio integrados al volante y ayuda al aparcamiento trasero con radar.

Por último, en la terminación Kaiteki, se añade el techo solar eléctrico, la luna delantera calefactable, interior de madera o aluminio, tapicería de cuero, faros de xenón, un sistema de navegación con un disco duro de 30 Gb (en el que puedes grabar mapas, música...), reproductor DVD con pantalla táctil de color de 6,5 pulgadas, cámara de visión trasera y asientos calefactables.

En todas las versiones de cinco puertas, se incluye de serie el sistema “Hide&Seat”, un mecanismo que esconde en el suelo una tercera fila de asientos. Está diseñado para imprevistos, no para un uso continuado, pero su montaje es rápido y sencillo y, cuando las plazas van ocultas, no quitan espacio.

 
3 puertas
5 puertas
3.2 DI-D Invite
32.995 euros
35.495 euros
3.2 DI-D Intense
37.295 euros
41.295 euros
3.2 DI-D Intense A/T
40.295 euros
44.295 euros
3.2 DI-D Instyle A/T
---
50.945 euros

Mitsubishi apuesta por el Diesel. Así, la oferta mecánica tiene como protagonista el 3.2 DI-D. El anterior propulsor 2.5 se deja de fabricar.

Han elegido una arquitectura common-rail con sistema de inyección directa: el nuevo 3.2 Di-D. Por un lado, se comercializa con transmisión manual de seis relaciones: esta mecánica ofrece 160 CV y un par máximo de 38,8 mkg. Además, también presentan una variante automática con 170 CV y 38 mkg. ¿Por qué esta diferencia?

La marca ha tenido que estructurar así su gama para adecuarse a la nueva normativa anticontaminación Euro4. El motor con cambio manual cumplía, pero no el automático: tuvieron que incorporar filtro de partículas. Sin embargo, como este dispositivo podría restar en parte prestaciones del motor, se incorporó un turbo compresor de geometría variable y se aumentó la potencia.

La diferencia de prestaciones es mínima entre ambas versiones. Sin embargo, la versión automática resulta mucho más versátil y su uso más agradable. La diferencia de precios, con el mismo acabado, ronda los 3.000 euros. Pudimos conducir esta variante y nos ha parecido muy silenciosa, rápida a la hora de subir de vueltas y agradable para movernos en el asfalto. Además, cuenta con el suficiente par a bajas vueltas para permitir una conducción off road solvente.

 
3.2 DI-D manual
3 puertas
5 puertas
Velocidad máxima
177 km/h
177 km/h
0-100 km/h
12,1 s
13,2 s
Consumo medio
9,2 l/100 km
10,5 l/100 km

El pequeño porcentaje de clientes que prefieren gasolina pueden estar tranquilos. Mitsubishi también ofrece el nuevo 3.8 V6, mucho más potente que el anterior 3,5 GDI de 202 CV.

Esta mecánica desarrolla 250 CV a 6.000 rpm y un par de 33,5 kgm a 2.750 rpm. Sólo se comercializa con transmisión automática, carrocería de cinco puertas y el acabado más alto de la gama: el Kaiteki. Según datos oficiales, sus prestaciones son de primer orden: velocidad máxima de 200 km/h, aceleración 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, todo con un consumo medio de 13,5 litros cada 100 kilómetros. Rodamos con ella en autopista y nos impresionó la soltura con la que maneja los más de dos toneladas del Montero: destacamos su eficacia a la hora de recuperar.

Mitsubishi no se cansa de repetir que el Montero es un TT puro, pero –eso sí- con una dotación casi de coche premium. No olvidemos que el precio de partida de este modelo es de 32.995 euros (casi 5 millones y medio de las antiguas pesetas).

Su interior también desprende este aire de “rudo todo terreno”: nada de elementos superfluos, pero la calidad es de primera. Destaca la nueva palanca de tracción y el nuevo salpicadero, con un mejor tacto y más elementos cromados.

En su equipamiento más básico, el Invite, encontrarás retrovisores exteriores calefactables y eléctricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de a bordo, equipo de sonido con reproductor de CDs y MP3 y climatizador.

Un escalón más arriba, en el acabado Intense, se añaden llantas de aleación de 18 pulgadas, estribos y molduras laterales, barras portaequipajes, cristales oscurecidos, volante y palanca de cambio de cuero, pedales deportivos de aluminio, faros antiniebla delanteros, mando de audio integrados al volante y ayuda al aparcamiento trasero con radar.

Por último, en la terminación Kaiteki, se añade el techo solar eléctrico, la luna delantera calefactable, interior de madera o aluminio, tapicería de cuero, faros de xenón, un sistema de navegación con un disco duro de 30 Gb (en el que puedes grabar mapas, música...), reproductor DVD con pantalla táctil de color de 6,5 pulgadas, cámara de visión trasera y asientos calefactables.

En todas las versiones de cinco puertas, se incluye de serie el sistema “Hide&Seat”, un mecanismo que esconde en el suelo una tercera fila de asientos. Está diseñado para imprevistos, no para un uso continuado, pero su montaje es rápido y sencillo y, cuando las plazas van ocultas, no quitan espacio.

 
3 puertas
5 puertas
3.2 DI-D Invite
32.995 euros
35.495 euros
3.2 DI-D Intense
37.295 euros
41.295 euros
3.2 DI-D Intense A/T
40.295 euros
44.295 euros
3.2 DI-D Instyle A/T
---
50.945 euros

Mitsubishi apuesta por el Diesel. Así, la oferta mecánica tiene como protagonista el 3.2 DI-D. El anterior propulsor 2.5 se deja de fabricar.

Han elegido una arquitectura common-rail con sistema de inyección directa: el nuevo 3.2 Di-D. Por un lado, se comercializa con transmisión manual de seis relaciones: esta mecánica ofrece 160 CV y un par máximo de 38,8 mkg. Además, también presentan una variante automática con 170 CV y 38 mkg. ¿Por qué esta diferencia?

La marca ha tenido que estructurar así su gama para adecuarse a la nueva normativa anticontaminación Euro4. El motor con cambio manual cumplía, pero no el automático: tuvieron que incorporar filtro de partículas. Sin embargo, como este dispositivo podría restar en parte prestaciones del motor, se incorporó un turbo compresor de geometría variable y se aumentó la potencia.

La diferencia de prestaciones es mínima entre ambas versiones. Sin embargo, la versión automática resulta mucho más versátil y su uso más agradable. La diferencia de precios, con el mismo acabado, ronda los 3.000 euros. Pudimos conducir esta variante y nos ha parecido muy silenciosa, rápida a la hora de subir de vueltas y agradable para movernos en el asfalto. Además, cuenta con el suficiente par a bajas vueltas para permitir una conducción off road solvente.

 
3.2 DI-D manual
3 puertas
5 puertas
Velocidad máxima
177 km/h
177 km/h
0-100 km/h
12,1 s
13,2 s
Consumo medio
9,2 l/100 km
10,5 l/100 km

El pequeño porcentaje de clientes que prefieren gasolina pueden estar tranquilos. Mitsubishi también ofrece el nuevo 3.8 V6, mucho más potente que el anterior 3,5 GDI de 202 CV.

Esta mecánica desarrolla 250 CV a 6.000 rpm y un par de 33,5 kgm a 2.750 rpm. Sólo se comercializa con transmisión automática, carrocería de cinco puertas y el acabado más alto de la gama: el Kaiteki. Según datos oficiales, sus prestaciones son de primer orden: velocidad máxima de 200 km/h, aceleración 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, todo con un consumo medio de 13,5 litros cada 100 kilómetros. Rodamos con ella en autopista y nos impresionó la soltura con la que maneja los más de dos toneladas del Montero: destacamos su eficacia a la hora de recuperar.

Mitsubishi no se cansa de repetir que el Montero es un TT puro, pero –eso sí- con una dotación casi de coche premium. No olvidemos que el precio de partida de este modelo es de 32.995 euros (casi 5 millones y medio de las antiguas pesetas).

Su interior también desprende este aire de “rudo todo terreno”: nada de elementos superfluos, pero la calidad es de primera. Destaca la nueva palanca de tracción y el nuevo salpicadero, con un mejor tacto y más elementos cromados.

En su equipamiento más básico, el Invite, encontrarás retrovisores exteriores calefactables y eléctricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de a bordo, equipo de sonido con reproductor de CDs y MP3 y climatizador.

Un escalón más arriba, en el acabado Intense, se añaden llantas de aleación de 18 pulgadas, estribos y molduras laterales, barras portaequipajes, cristales oscurecidos, volante y palanca de cambio de cuero, pedales deportivos de aluminio, faros antiniebla delanteros, mando de audio integrados al volante y ayuda al aparcamiento trasero con radar.

Por último, en la terminación Kaiteki, se añade el techo solar eléctrico, la luna delantera calefactable, interior de madera o aluminio, tapicería de cuero, faros de xenón, un sistema de navegación con un disco duro de 30 Gb (en el que puedes grabar mapas, música...), reproductor DVD con pantalla táctil de color de 6,5 pulgadas, cámara de visión trasera y asientos calefactables.

En todas las versiones de cinco puertas, se incluye de serie el sistema “Hide&Seat”, un mecanismo que esconde en el suelo una tercera fila de asientos. Está diseñado para imprevistos, no para un uso continuado, pero su montaje es rápido y sencillo y, cuando las plazas van ocultas, no quitan espacio.

 
3 puertas
5 puertas
3.2 DI-D Invite
32.995 euros
35.495 euros
3.2 DI-D Intense
37.295 euros
41.295 euros
3.2 DI-D Intense A/T
40.295 euros
44.295 euros
3.2 DI-D Instyle A/T
---
50.945 euros

Mitsubishi apuesta por el Diesel. Así, la oferta mecánica tiene como protagonista el 3.2 DI-D. El anterior propulsor 2.5 se deja de fabricar.

Han elegido una arquitectura common-rail con sistema de inyección directa: el nuevo 3.2 Di-D. Por un lado, se comercializa con transmisión manual de seis relaciones: esta mecánica ofrece 160 CV y un par máximo de 38,8 mkg. Además, también presentan una variante automática con 170 CV y 38 mkg. ¿Por qué esta diferencia?

La marca ha tenido que estructurar así su gama para adecuarse a la nueva normativa anticontaminación Euro4. El motor con cambio manual cumplía, pero no el automático: tuvieron que incorporar filtro de partículas. Sin embargo, como este dispositivo podría restar en parte prestaciones del motor, se incorporó un turbo compresor de geometría variable y se aumentó la potencia.

La diferencia de prestaciones es mínima entre ambas versiones. Sin embargo, la versión automática resulta mucho más versátil y su uso más agradable. La diferencia de precios, con el mismo acabado, ronda los 3.000 euros. Pudimos conducir esta variante y nos ha parecido muy silenciosa, rápida a la hora de subir de vueltas y agradable para movernos en el asfalto. Además, cuenta con el suficiente par a bajas vueltas para permitir una conducción off road solvente.

 
3.2 DI-D manual
3 puertas
5 puertas
Velocidad máxima
177 km/h
177 km/h
0-100 km/h
12,1 s
13,2 s
Consumo medio
9,2 l/100 km
10,5 l/100 km

El pequeño porcentaje de clientes que prefieren gasolina pueden estar tranquilos. Mitsubishi también ofrece el nuevo 3.8 V6, mucho más potente que el anterior 3,5 GDI de 202 CV.

Esta mecánica desarrolla 250 CV a 6.000 rpm y un par de 33,5 kgm a 2.750 rpm. Sólo se comercializa con transmisión automática, carrocería de cinco puertas y el acabado más alto de la gama: el Kaiteki. Según datos oficiales, sus prestaciones son de primer orden: velocidad máxima de 200 km/h, aceleración 0 a 100 km/h en 10,8 segundos, todo con un consumo medio de 13,5 litros cada 100 kilómetros. Rodamos con ella en autopista y nos impresionó la soltura con la que maneja los más de dos toneladas del Montero: destacamos su eficacia a la hora de recuperar.

Mitsubishi no se cansa de repetir que el Montero es un TT puro, pero –eso sí- con una dotación casi de coche premium. No olvidemos que el precio de partida de este modelo es de 32.995 euros (casi 5 millones y medio de las antiguas pesetas).

Su interior también desprende este aire de “rudo todo terreno”: nada de elementos superfluos, pero la calidad es de primera. Destaca la nueva palanca de tracción y el nuevo salpicadero, con un mejor tacto y más elementos cromados.

En su equipamiento más básico, el Invite, encontrarás retrovisores exteriores calefactables y eléctricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, ordenador de a bordo, equipo de sonido con reproductor de CDs y MP3 y climatizador.

Un escalón más arriba, en el acabado Intense, se añaden llantas de aleación de 18 pulgadas, estribos y molduras laterales, barras portaequipajes, cristales oscurecidos, volante y palanca de cambio de cuero, pedales deportivos de aluminio, faros antiniebla delanteros, mando de audio integrados al volante y ayuda al aparcamiento trasero con radar.

Por último, en la terminación Kaiteki, se añade el techo solar eléctrico, la luna delantera calefactable, interior de madera o aluminio, tapicería de cuero, faros de xenón, un sistema de navegación con un disco duro de 30 Gb (en el que puedes grabar mapas, música...), reproductor DVD con pantalla táctil de color de 6,5 pulgadas, cámara de visión trasera y asientos calefactables.

En todas las versiones de cinco puertas, se incluye de serie el sistema “Hide&Seat”, un mecanismo que esconde en el suelo una tercera fila de asientos. Está diseñado para imprevistos, no para un uso continuado, pero su montaje es rápido y sencillo y, cuando las plazas van ocultas, no quitan espacio.

 
3 puertas
5 puertas
3.2 DI-D Invite
32.995 euros
35.495 euros
3.2 DI-D Intense
37.295 euros
41.295 euros
3.2 DI-D Intense A/T
40.295 euros
44.295 euros
3.2 DI-D Instyle A/T
---
50.945 euros

Galería relacionada

Mitsubishi Montero 2007

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...