Mitsubishi: El EVO y los demás

Entre las novedades de Mitsubishi que podemos encontrar en el Salón de Detroit se encuentra la nueva generación del Lancer, que comenzará a venderse en Estados Unidos. Pero también se ha presentado la última evolución del Prototype X, que anticipa el próximo EVO X, y un inédito motor Diesel que Mitsubishi está preparando en dos variantes, una para el mercado americano y otra para el europeo.
Autopista -
Mitsubishi: El EVO y los demás
Mitsubishi: El EVO y los demás

La oferta de modelos de Mitsubishi que se pueden contemplar en el Salón de Detroit de 2007 cuenta con importantes novedades. Para empezar, se ha presentado la última generación del Mitsubishi Lancer, en su versión destinada al mercado americano, puesto que la variante europea Lancer no llegará a Europa hasta junio de este mismo año. Este modelo toma la imagen que ya pudimos ver en el concept presentado en el Motor Show de Tokio en 2005. Mide 4,5 metros de largo –35 mm más que el Lancer actual- por 1,76 m de ancho y 1,49 m de alto, es decir, 65 mm más ancho y 60 mm más alto.

También aumenta la batalla, que ahora es 35 mm superior. Emplea la misma plataforma que el ya presentado Outlander –base que Mitsubishi también utiliza en la fabricación de los futuros modelos franceses Citroën C-Crosser y Peugeot 4007-. Una característica del nuevo Lancer es la utilización de aluminio en el techo del coche, para así disminuir peso y bajar el centro de gravedad.

Como inicio de comercialización, el nuevo Lancer estará propulsado en el mercado americano por un motor de gasolina de cuatro cilindros. Cubica 2 litros, tiene culata de 16 válvulas con distribución variable MIVEC –Mitsubishi Innovative Valve Timing Electronic Control System-, está fabricado en aluminio y ofrece 152 caballos.

Emplea de serie un cambio manual de cinco velocidades y en opción una caja de cambios por variador continuo CVT con seis bloqueos de marcha u otra automática de cuatro marchas. Además de la palanca, el conductor podrá seleccionar en el cambio CVT la marcha con unas levas en el volante.

Pero sin duda la estrella del stand de Mitsubishi vuelve a ser la posibilidad de un nuevo EVO. Con el Prototype X la marca japonesa anticipa la imagen final de lo que será el próximo EVO X esperado para este mismo año. Aunque aparenta ser el modelo definitivo, es sólo un prototipo, aunque no cabe duda de que mantendrá la línea de efectividad y dinamismo de las nueve anteriores evoluciones, que han sabido trasladar la experiencia de la competición a la calle.

Las imágenes hablan por sí solas. El diseño es espectacular como siempre, pero hay más, puesto que el próximo EVO trae novedades. Para empezar anuncia un nuevo motor con bloque de aluminio y tecnología MIVEC en su culata. Mantiene el turbo y los dos litros de cilindrada, pero añade una caja de cambios manual de seis velocidades automatizada, con embrague robotizado. Los amortiguadores de aluminio, las llantas de 20 pulgadas o los enormes discos de freno denotan las intenciones de este modelo, que aseguran es mucho más efectivo y rápido que el anterior.

Aunque no han especificado qué partes, en Mitsubishi dicen que el EVO tendrá mucho aluminio en su carrocería para rebajar el peso –el techo ya es de este material en la actual generación-. El sistema de tracción/estabilidad S-AWC –Super All Wheel Control- se mejora y ahora integra la tracción total con el par del motor, la actuación de los diferenciales, las funciones de frenado, la dirección y la suspensión en las cuatro ruedas.

Pero también contará con un interior mucho más lógico en materia tanto de seguridad como de equipamiento, suficiente para la utilización diaria. Así, sistemas como el navegador con disco duro y servidor de música, Bluetooth, mandos de radio en el volante o el climatizador automático por primera vez estarán presentes en un EVO.

La presentación de un motor no suele tener mucha expectación para el público en general, pero hay que tener en cuenta que el nuevo propulsor Diesel de Mitsubishi también llegará a Europa, y podremos verlo en modelos como el Lancer, el Outlander –que de momento cuenta con motor Volkswagen- o incluso el Grandis. Se trata de un Diesel de cuatro cilindros desarrollado entre MMC (Mitsubishi Motor Company) y Mitsubishi Heavy Industries para el mercado europeo. La variante presentada corresponde a la que se venderá allí, que ha de cumplir la estricta normativa Tier2 BIN5, que requiere que las emisiones, incluidas las de NOx (óxidos de nitrógeno), y partículas sean iguales a las de un motor de gasolina de similar cilindrada.

Este motor estará listo en el Lancer en 2010, aunque es posible que antes lo veamos en otros modelos de la casa. Emplea filtro de partículas con retención de NOx y tiene bloque de aluminio, alimentación por common rail con inyectores piezoeléctricos –inyectores que funcionan por unos cristales de cuarzo que se dilatan o contraen ante un impulso eléctrico y que resultan más rápidos y precisos que los magnéticos- y turbocompresor de geometría variable, tanto en el turbo como en el compresor.

Galería relacionada

Mitsubishi Detroit

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...