Una mirada hacia delante sin perder de vista el pasado

Nos habían dicho que nos lo encontraríamos rodeado de mujeres bellas y no nos decepcionó. Nuestro protagonista, Michael Vernon Robinson, es desde el 1 de junio nuevo responsable del Centro de Diseño de Fiat Auto, donde se le ha encomendado la tarea de preparar estética y funcionalmente los nuevos diseños de la marca. Nosotros tuvimos la oportunidad de hablar con él pocos días antes de su nombramiento, en el Salón del Automóvil de Barcelona, para que nos hablara de su labor en Lancia.
-
Una mirada hacia delante sin perder de vista el pasado

Las primeras preguntas tenían un tema obvio: el Thesis. Este modelo, que deberá sustituir al Kappa en el segmento de mayor tamaño y lujo de la marca transalpina, tiene su referente en un prototipo desarrollado por el mismo Robinson que se denominaba Dialogos y que fue presentado por primera vez en el Salón del Automóvil de Turín en 1998. Este concepto, el Dialogos, fue el punto de partida de la nueva corriente desarrollada por Lancia: la búsqueda del vehículo del futuro sin perder de vista el pasado. En este proyecto hubo tres apuestas fundamentales: desarrollar un espacio interior que tuviera grandes similitudes con el diseño de la propia sala de estar, crear un microclima en el interior que diera idea de un espacio protector, saludable y respetuoso hacia el medio ambiente, y el uso de sofisticadas tecnologías que deberían ser usadas con inteligencia para evitar estrés a la hora de conducir.

De ese concepto ha sabido aprovecharse el Lancia Thesis, que se pondrá a la venta en nuestro país a finales de año y que toma como ley la aspiración máxima del fundador de la marca, Vicenzo Lancia: lograr un vehículo que combinara elitismo e innovación. "Este modelo ha sido una tarea dura. Ha sido un trabajo desarrollado en la frontera entre la innovación y el gusto clásico". Al norteamericano se le notaba eufórico y estaba claro que no era el momento adecuado para la modestia. "Este coche, el Thesis, es el más importante de mi carrera y uno de los más importantes en la historia de Lancia, ya que va a marcar las nuevas reglas en el diseño de la compañía". Robinson no esconde el inevitable parecido de su obra con otros modelos de la casa italiana. El Aurelia y el Aprilia son antepasados directos del Thesis, "Lancia quiere recuperar el sabor de las tradiciones y ha sabido ver que, en estos últimos años, a la gente que gasta mucho dinero en un coche le gusta recuperar parte del pasado en estos automóviles. Sin embargo, la tarea no es nada fácil, ya que los gustos de los compradores de coches de lujo son muy conservadores".

El Lybra y el prototipo Nea son otros dos trabajos llevados a cabo por Robinson durante su estancia en Lancia. Del primero poco hay que contar, teniendo en cuenta que ya circula por nuestras carreteras. Sin embargo, el segundo es una aventura de Lancia en un terreno virgen para la compañía como es el de los monovolúmenes. El Nea es algo más que eso, ya que en una carrocería monovolumen intenta adaptar las bondades de un 4x4, algo parecido a lo que desarrolló Renault con el Scénic RX4. Sobre la marca gala se centró otra de nuestras preguntas, ya que le pedimos que valorara los nuevos diseños de Renault y ese intento de elevar su prestigio con modelos como el Avantime, el Koleos o el Vel Satis. Para Robinson, "los ingenieros y diseñadores de Renault están trabajando muy duro, pero no tienen el mismo tipo de diseño elitista de Lancia".

Las formas y volúmenes esculpidos sobre el Lancia Lybra sugieren serenidad y solidez. En su parte frontal destacan los trazos curvilíneos de elementos como luces o parrilla. El perfil transmite fuerza a través de los anchos marcos pintados de las ventanillas y equilibrio con su marcada línea horizontal, que une la parte delantera y trasera. El resultado es un elegante conjunto visual que convierte al Lybra en el precursor definitivo de la nueva era Lancia. Estamos ante un vehículo sofisticado, armonioso y equilibrado, en el que cada detalle está concebido para fortalecer el diseño integral. Como los elegantes grupos ópticos que surgen de su carrocería. Como la inconfundible rejilla cromada empotrada en el capó delantero. Las claves del éxito, según fuentes de la firma en España, son la combinación de clasicismo y modernidad en la carrocería, junto con el elevado rendimiento de los componentes mecánicos y el compromiso con la seguridad y la ecología.

La simpatía de nuestro entrevistado se transformó en cortés mutismo cuando le pedimos que nos contara cuáles eran sus proyectos en su nuevo cargo de director del Centro de Estilo de Fiat, "top secret". A pesar de ello, logramos arrancarle que Fiat tenía la intención de fabricar un todo terreno ligero diferente a todo lo demás. En ese futurible producto, la arquitectura, los buenos materiales y el diseño interior van a estar por encima del aspecto exterior.

Simpático hasta el final, nos despidió con la sonrisa típica de la persona que disfruta con su trabajo o quizás la que tiene cualquiera que ha terminado con el esfuerzo de atender a los medios de comunicación y puede dedicarse a sus asuntos. Y nosotros apostamos más por la segunda opción… que se confirmó cuando al rato volvimos a verle, acompañado esta vez de una rubia de innegable atractivo. La única explicación que se nos ocurre es un deseo por estar rodeado por belleza en todos los ámbitos: coches y mujeres.

El Nea es un modelo que aparece con un aspecto semejante a un monovolumen; el capó, el habitáculo y el maletero se unen en un único conjunto. Dispone sólo de dos puertas, pero son muy amplias para permitir el acceso a las plazas posteriores. El techo está presidido por una luna transparente pero oscurecida que une capó con maletero. El sistema de apertura del coche cuenta con una tarjeta electrónica (Smart-Card) similar a la que monta Renault en su nuevo Laguna. Cuando el coche está cerrado, los cristales (electrocrómicos, cambian de color por electricidad) están oscurecidos. Cuando el poseedor de la tarjeta se acerca al coche, los cristales se vuelven transparentes, el interior se ilumina y se puede abrir con un toque de la mano en el montante de la puerta. El asiento se gira para permitir al conductor sentarse cómodamente y, a continuación, se ajusta todo en función de sus gustos: respaldo, volante, temperatura y configuración de controles e instrumentación. El arranque del motor se efect™a tocando la pantalla multifunción interior. La voz ocupa un papel importante a la hora de manejar este vehículo, ya que mediante palabras se pueden manejar elementos como el DVD, el equipo de m™sica (con reproductor de CD y MP3), el ordenador portátil o el teléfono integrado, las luces o el parabrisas. Navegador, teléfono, ordenador portátil con conexión a Internet y telediagnosis (para comprobar posibles averías en el coche) también están integrados. El Nea es un coche que se conduce solo, y esto no es unicamente una frase hecha, sino una realidad. El radar delantero, junto con el control de crucero y el sistema de mantenimiento de carril permite ajustar la velocidad y la dirección del coche en función de las circunstancias del tráfico. La dirección cuenta con un sistema de cuatro ruedas directrices. Para los casos de emergencia se activa la tracción total si es necesario, así como los frenos para impedir el choque y la dirección para evitar el obstáculo. En la práctica tenemos algo muy similar a un piloto automático que permite incluso circular en atascos sin intervención del conductor.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...