La segunda juventud del Mini

El lanzamiento de la nueva generación del Mini supone la vuelta a las calles de todo un símbolo pop. Los nostálgicos deben agradecer su regreso a BMW, que el año pasado compró a Rover los derechos de producción de un coche que tiene la categoría de mito.
Autopista -
La segunda juventud del Mini

Si la versión One ya tiene suficientes detalles para resultar atractiva, el Mini Cooper es un vehículo de auténtico capricho: el cliente puede pedir los retrovisores y el techo en blanco o negro, independientemente del color de la carrocería, las llantas de serie son de aluminio de 15" y están disponibles en color plata o en blanco y, recordando a su mítico antecesor, existe la opción de solicitar unas franjas sobre el capó del motor.

El diseño exclusivo del Cooper se refuerza con cromados en las manillas de las puertas y del portón trasero, la parrilla del radiador, los tubos terminales del escape y los anillos que rodean los grupos ópticos delanteros y traseros. En el interior, se puede optar por una tapicería mezcla de piel y tejido, un volante multifuncional y un sensor de lluvia, además de una caja de cambios automática Steptronic y un sistema de navegación con pantalla de 16:9. La seguridad, muy cuidada, integra airbags frontales, laterales y para la cabeza y un sistema de aviso de la presión de los neumáticos. Opcionalmente puede equiparse con un control dinámico de la estabilidad (DSC) y con faros de xenón.

Aunque lleva el mismo motor que la versión One (1.600 cm3), el Cooper desarrolla una potencia de 115 CV, que le permiten alcanzar puntas de 200 km/h, asegurando un comportamiento excelente en cualquier tipo de trazado y unos consumos mínimos: 6,7 litros cada 100 km (según los datos ofrecidos por la marca).

El Cooper está disponible en dos versiones: Pepper y Chili. La primera prima el confort y añade redes porta-objetos a los numerosos huecos existentes, además de poner color plata en el habitáculo, cromados en los paragolpes y unas llantas de aleación de 15" de diseño exclusivo.

Por su parte, el Mini Cooper Chili está pensado para los usuarios que se decantan por el equipamiento "racing", por lo que dispone de asientos deportivos, que combinan piel y tejido y tienen un diseño más envolvente. Además, cuenta con un alerón en el techo, volante de piel, llantas de 16 pulgadas y suspensión deportiva "plus".

Galería relacionada

Cooper 2001

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...