Mini, un as de la competición

Los genes innatos de Mini junto a la mano maestra del especialista en coches deportivos John Cooper sirvieron para colocar en lo más alto del podio al pequeño coche británico.
-
Mini, un as de la competición
Mini, un as de la competición

Coche de tracción delantera, con voladizos muy cortos, gran distancia entre ejes, centro de gravedad muy bajo y peso muy ligero fueron los genes iniciales del Mini original de 1959. Desde antes de su presentación oficial, el especialista en coches deportivos y amigo de Sir Alec Issigonis, John Cooper, se encaprichó del Mini y vio en el coche británico un potencial automóvil ganador de carreras. Por ello, se puso manos a la obra y empezó a preparar al Mini para la batalla de la competición.

Antes de su época dorada a mediados de los años sesenta en el Rallye de Monte Carlo, el Mini ya dio muestras de sus grandes cualidades. El mismo año del debut comercial del vehículo inglés, John Cooper hizo un encargo muy personal a uno de sus pilotos, Roy Salvadori. Éste viajó hasta Monza en el primer Mini Cooper y lo hizo empleando una hora menos que su compañero de viaje, quien conducía un flamante Aston Martin DB4.

¿Quieres conocer en imágenes la historia, curiosidades y anécdotas del Mini a lo largo de sus 50 años? Entra en la extensa galería de fotos que te hemos preparado.

John Cooper tuvo el visto bueno del entonces presidente de BMC (British Motor Company), George Harriman, para realizar la primera versión modificada del Mini Cooper. Se fabricaron 1.000 unidades de un Mini Cooper de 55 CV, 21 CV más que el modelo original que se empezó a vender. Estas modificaciones entusiasmaron a Issigonis y a BMC, por lo que John Cooper empezó el desarrollo de una versión mucho más potente que tuvo como resultado el Cooper S de 1.071 cm3 y 70 CV.

Uno de las pruebas de mayor prestigio en la historia de los rallyes, el de Monte Carlo, sirvió de testigo de excepción de las capacidades competitivas del Mini. Tan sólo cuatro años después de la aparición del coche británico, en 1963, el Mini Cooper S obtenía el triunfo en su categoría por el serpenteante trazado de Monte Carlo. El finlandés Rauno Aaltonen dejó con la boca abierta a propios y extraños, obteniendo, además, el tercer puesto en la clasificación general. Un año después, en 1964, el Mini Cooper S pilotado por Paddy Hopkirk obtenía la primera victoria absoluta para Mini en Monte Carlo. Pero no fue el único triunfo…

Un año después, en 1965, el finés Timo Mäkinen y su copiloto Paue Easter obtenían el segundo triunfo absoluto para Mini en Monte Carlo, en un rallye de condiciones invernales tremendamente difíciles, ya que sólo lograron acabar la prueba 35 coches participantes de un total de 237. Entre los que lograron finalizar, se encontraban tres Mini Cooper S.

El Mini Cooper S no sólo fue la referencia en el Rallye de Monte Carlo de los sesenta. También obtuvo destacados triunfos en otras pruebas de renombre, como el Rallye de los Tulipanes, el Rallye de los Alpes, el Tour de France, el Rallye de Polonia, el RAC de Inglaterra y el Rallye de los 1000 Lagos en Finlandia.

En 1966, los Mini Cooper S de Mäkinen, Aaltonen y Hopkirk conseguían el triplete, con los tres primeros puestos de la clasificación general del Rallye de Monte Carlo, algo histórico. Sin embargo, estos ‘tres mosqueteros’ no pudieron saborear su triunfo puesto que fueron descalificados por una más que dudosa decisión de la organización: los tres Minis presentaban irregularidades en los deflectores de los cuatro faros adicionales y no se ajustaban a las normas de homologación galas. No obstante, en 1967 los pilotos que conducían el Mini Cooper S se resarcían con un nuevo triunfo, esta vez el conseguido por Rauno Aaltonen.

Hablar de John Cooper es sinónimo de esplendor y éxito en prácticamente todas las disciplinas de la competición automovilística. Este inglés natural de Surrey destacó en el mundo de las carreras como piloto y como constructor. En 1946, con la ayuda de su padre, funda su cuartel general: la Cooper Car Company.

Además de su especialización en coches de rallyes, John Cooper también trabajó de forma intensa en los bólidos de circuitos de Fórmula 3 y Fórmula Uno, centrándose más en el deporte rey del automovilismo. En 1959 y en 1960, los coches preparados por Cooper y pilotado por Jack Brabham ganaron el campeonato de constructores y de pilotos de Fórmula Uno.

Tres nombres mágicos: Mini, Cooper y Fórmula Uno. Niki Lauda, Graham Hill, Jackie Stewart, John Surtees, Jochen Rindt, James Hunt, Bruce McLaren y Stirling Moss se sentaron a bordo de un Mini o pilotaron un Cooper de F-1.

La tradición por la competición del universo Mini tiene hoy continuidad con la Mini Challenge, una copa monomarca de circuitos cuya primera edición tuvo lugar en 2004. En este 2009, se disputan varios certámenes nacionales de la Mini Challenge en el Reino Unido, Alemania, España, Australia y Nueva Zelanda. Si quieres saber qué se siente a bordo del coche utilizado en estas carreras, no te pierdas nuestra prueba del Mini John Cooper Works Challenge.

La igualdad es la tónica dominante de la Mini Challenge, puesto que todos los participantes utilizan el mismo coche: un Mini John Cooper Works adaptado a los circuitos. Su motor turbo de 211 CV a 6.000 rpm, su par motor de 260 Nm (280 Nm con función overboost), junto a un reglaje de suspensiones y unos frenos de alta resistencia conforman el ADN principal del coche. Su relación peso potencia es francamente buena, 5,09 kg/CV, al igual que sus prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, una velocidad máxima de 240 km/h, frenada de 100 a 0 km/h en 3,1 segundos y 31 metros.

Siempre a la moda
Del original al actual
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...