Mercedes Clase C

A partir de marzo de 2007 Mercedes quiere alegrar los corazones de muchos de sus clientes con la llegada de la nueva generación del Clase C, un modelo que representa un papel muy importante para la marca en todos los sentidos y que vendrá cargado de una buena dosis de tecnología.
Autopista -
Mercedes Clase C
Mercedes Clase C
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=59415 &mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Nuevo Mercedes Clase C

Quien a partir de la próxima primavera mire a los ojos al nuevo Clase C podrá percibir una brisa de la clase superior. La berlina de clase media algo retraída con su rostro de cuatro ojos se ha transformado en una berlina adulta con aspecto del actual modelo más emblemático de la marca, el Clase S.

Aunque en el apartado de las dimensiones esto, evidentemente, no se puede cumplir del todo. El largo del Clase C aumentará en 5 cm (nuevo 4,58 m), el alto unos 2 cm y el ancho en 4 cm, medidas que le proporcionarán una mayor presencia a este “Baby-Benz” que hace ya tiempo que no calza zapatos infantiles.

<

p> Con estilo, majestuoso y deportivo, estas son las cualidades que le han adjudicado los estilistas que rodean a Meter Pfeiffer y que han rescatado y transformado el diseño del Clase S. El primer paso ha sido colocar más recta la parrilla y destacarla más. La forma de los faros es muy similar a la del Clase S, pero al llevar en la parte superior una especie de ceja, tiene un toque propio.

<

p> En lugar de un perfil suave y líneas redondeadas, ahora predominarán las superficies “tranquilas” y acentuadas por bordes marcados. Todas las líneas tendrán su prolongación, como por ejemplo el nervio sobre el capó del motor que continúa hasta la parte inferior del paragolpes; o como la línea de identidad en los laterales que bordea la parte posterior por encima de los faros.

<

p> La clásica forma de cuña del capó del motor contribuye a la protección de los peatones, aunque está demasiado alto. También los retrovisores exteriores deben cumplir la nueva normativa y ahora están rectos como velas. Los intermitentes integrados y su recubrimiento de plástico deben aligerar y disimular algo el aspecto de mazacote. Mientras que en la parte posterior los voladizos cortos y la forma más recogida acentúan la dinámica. Aun así se ha incrementado la capacidad del maletero en 20 litros adicionales hasta los 475 litros.

El futuro Clase C, igual que el Clase S actual, muestra más fuerza y potencia. El capó delantero está diseñado para mejorar la protección del peatón. Dependiendo del equipamiento cambiará la parrilla delantera.

Con este diseño Mercedes quiere dirigirse a una clientela más joven, pero no quiere desagradar a los más mayores. Ya que, en la actualidad, la edad media de los compradores se sitúa en 53 años, se quiere facilitar el acceso a la parte posterior del vehículo. El habitáculo combina elementos clásicos con modernos y, según los gustos, se puede elegir entre acabados decorativos en madera cálida o aluminio frío. Detrás del volante que lleva un centro bastante más pequeño (radios más largos) se encuentran los dos indicadores redondos, grandes y claros para la velocidad y cuentarrevoluciones. Al lado hay dos más pequeños para el depósito de gasolina y la temperatura que en la versión de equipamiento Elegante llevan un perfil cromado.

<

p> Con pulsar brevemente la tecla “On” se despliega en la consola central una pantalla en color. Por debajo se encuentran las salidas de aire, el teclado para el sistema de navegación y equipo de sonido con radio-CD y en la parte inferior están los mandos del climatizador. Si ha elegido el nuevo opcional de arranque “sin llave” el funcionamiento se hará igual que en el Clase S a través del conocido botón situado en la palanca de cambios.

Técnicamente la nueva estrella brilla por su equipamiento de seguridad que igualmente tiene formato de clase superior. En situación de riesgo de accidente el sistema Pre-safe cierra de forma automática las ventanillas y el techo solar. Pero también coloca los asientos de los acompañantes en la posición correcta y tensa los cinturones de seguridad.

<

p> El sistema de iluminación denominado inteligente lo ha heredado del Clase E que, junto a los faros bixenon, hacen posible una visibilidad óptima en autovías y carreteras secundarias. En el apartado del confort de suspensión el clase C, a pesar de sus muelles de acero, marcará nuevos hitos dentro de su segmento. Pero a quien le guste un sistema más rígido, deberá pagar por ello.

<

p> Como opcional existe un bastidor que permite elegir entre una posición de confort y otra más rígida y deportiva en la que se puede controlar los cuatro amortiguadores adaptativos de forma independiente. Además, para los conductores más dinámicos está disponible una dirección más directa que el sistema convencional.

Aunque en el apartado de las dimensiones esto, evidentemente, no se puede cumplir del todo. El largo del Clase C aumentará en 5 cm (nuevo 4,58 m), el alto unos 2 cm y el ancho en 4 cm, medidas que le proporcionarán una mayor presencia a este “Baby-Benz” que hace ya tiempo que no calza zapatos infantiles.

<

p> Con estilo, majestuoso y deportivo, estas son las cualidades que le han adjudicado los estilistas que rodean a Meter Pfeiffer y que han rescatado y transformado el diseño del Clase S. El primer paso ha sido colocar más recta la parrilla y destacarla más. La forma de los faros es muy similar a la del Clase S, pero al llevar en la parte superior una especie de ceja, tiene un toque propio.

<

p> En lugar de un perfil suave y líneas redondeadas, ahora predominarán las superficies “tranquilas” y acentuadas por bordes marcados. Todas las líneas tendrán su prolongación, como por ejemplo el nervio sobre el capó del motor que continúa hasta la parte inferior del paragolpes; o como la línea de identidad en los laterales que bordea la parte posterior por encima de los faros.

<

p> La clásica forma de cuña del capó del motor contribuye a la protección de los peatones, aunque está demasiado alto. También los retrovisores exteriores deben cumplir la nueva normativa y ahora están rectos como velas. Los intermitentes integrados y su recubrimiento de plástico deben aligerar y disimular algo el aspecto de mazacote. Mientras que en la parte posterior los voladizos cortos y la forma más recogida acentúan la dinámica. Aun así se ha incrementado la capacidad del maletero en 20 litros adicionales hasta los 475 litros.

Galería relacionada

Mercedes Clase C 2007

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...