El mercado no se recuperará hasta 2015

El mercado automovilístico español no volverá a alcanzar volúmenes de ventas de en torno a 1,2 o 1,25 millones de unidades hasta al menos dentro de tres o de cuatro años, según el consejero delegado de la filial española de la firma automovilística japonesa Mazda, Ignacio Beamud.
-
El mercado no se recuperará hasta 2015
El mercado no se recuperará hasta 2015

El mercado automovilístico español no volverá a alcanzar volúmenes de ventas de en torno a 1,2 o 1,25 millones de unidades hasta al menos dentro de tres o de cuatro años, según el consejero delegado de la filial española de la firma automovilística japonesa Mazda, Ignacio Beamud.

Beamud señaló en declaraciones a Europa Press, que el mercado automovilístico español no se recuperará hasta el medio plazo, aunque resaltó que dentro de tres o de cuatro años los niveles de matriculaciones estarán todavía lejos de las ventas contabilizadas en un año de auge, como por ejemplo 2006.

Para 2011, el consejero delegado de la filial española de Mazda contempla que las matriculaciones de automóviles en España cierren el año con unas 900.000 unidades vendidas, lo que supondrá un retroceso de en torno al 10 por ciento en comparación con las entregas registradas en 2010.

Beamud resaltó que estas cifras ponen de manifiesto que 2011 será un ‘año duro’, que estará marcado por las restricciones al crédito llevadas a cabo por las entidades financieras y por la falta de confianza mostrada por los consumidores.

Así, afirmó que la primera mitad del año será especialmente difícil y resaltó que se recuperará ligeramente desde el próximo verano. ‘El primer semestre será muy débil y en el segundo semestre se experimentará una leve recuperación’, explicó el máximo responsable de la marca en España.

En cuanto a la fuerte caída de ventas experimentada durante el pasado mes de enero en el mercado español, Beamud apuntó que estuvo motivada, principalmente, por el bajo volumen de ventas contabilizado en el canal de particulares, que es ‘clave’. El consejero delegado de Mazda España indicó que el mes de enero ‘fue un desastre’ y afirmó que fue indicativo de la situación que se mantendrá hasta verano.