Los mejores coches para conductores jóvenes que se acaban de sacar el carné

¿Te has sacado hace poco el carné y buscas coche nuevo? ¿Estás pensando qué modelo le iría mejor a tu hijo para moverse a diario? Hemos hecho una encuesta entre nuestros expertos para saber qué coches aconsejarían a los más jóvenes. Aquí tienes el resultado.
Los mejores coches para conductores jóvenes que se acaban de sacar el carné
Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Con frecuencia los conductores noveles se «estrenan» con coches con muchos kilómetros, con mucha vida a sus espaldas. La razón esgrimida con frecuencia viene a estar en que, total, para irse soltando, un automóvil de estas características cumple. Y un pequeño roce, de los que pueden producirse por despiste o falta de pericia durante un aparcamiento, por ejemplo, «duele» menos que si se produce en un coche nuevo.

Sin embargo, conviene detenerse a pensar que, precisamente con esta decisión, lo que estamos haciendo es incrementar el riesgo de que ese conductor con el carné recién estrenado pueda verse involucrado en situaciones de peligro que, de contar con un coche moderno, probablemente no se producirían.

¿Acaso no es más fácil que un conductor novel tenga un error de apreciación y, si su coche no cuenta con un control de estabilidad, se pueda ver fuera de una curva? ¿Y si, en caso de accidente, el coche no dispone de sistemas de seguridad pasivos más avanzados? Y poniendo ejemplos más del día a día, sabemos lo que se agradecen los sensores de aparcamiento en las maniobras, por no hablar de la cámara de marcha atrás o del sistema de alerta de tráfico cruzado posterior.

¿Seguro que son seguros?

Un coche con bastantes años o con decenas de miles de kilómetros a sus espaldas puede tener otras carencias, como la aparición de inoportunas averías o, incluso, deficiencias técnicas que pueden desembocar en situaciones de riesgo más difíciles de abordar cuanta menos experiencia se tenga al volante. Por ello, el mantenimiento del vehículo es fundamental, y todos sabemos que no siempre se invierte lo necesario en los automóviles más antiguos de la casa.

Incluso el tener la ITV en regla no siempre es sinónimo de un sobresaliente en seguridad, pues seguro que un coche que acaba de pasar la inspección puede tener, por ejemplo, unos amortiguadores algo gastados que acaban afectando a su comportamiento dinámico.

No lo dudes: mejor estrenar coche

Con estos argumentos, no hay duda alguna de que los coches modernos, incluso de precios muy asequibles, pueden hoy hacer la vida más fácil a cualquier conductor que un usado. Y aún más a quien se acaba de sacar el carné y puede precisar de apoyos técnicos fundamentales para garantizar su seguridad. Hoy más que nunca el mercado ofrece interesantes opciones —también en cuanto a ofertas o posibilidades de financiación— como para no privar a quienes se estrenan como conductores de aquello que realmente más les conviene: un coche nuevo.

Y para facilitar las cosas al máximo, hemos preguntado a un buen número de expertos de nuestro grupo editorial, no en vano cada año pasan por nuestras manos varios cientos de modelos de todos los segmentos, incluidas versiones con distintas motorizaciones, tipos de cambio, etc. A continuación recogemos los coches que, según sus opiniones, más pueden convenir a los conductores noveles, una selección en la que no faltan propuestas algo atrevidas.

Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Citroën C3

«Es un modelo con cierto aire SUV, muy de moda ahora, y con un diseño muy juvenil. Es pequeño para moverse bien por la ciudad, no llega a los 4 metros, y tiene soltura y espacio suficiente para las escapadas de fin de semana, con un maletero de 300 litros», así define al Citroën C3 nuestra compañera Sylvia Longás. También apuesta por este coche Sonia Recio al considerar que «es perfecto para un conductor novato: su tamaño es contenido pero suficiente para cinco pasajeros, aunque bien es cierto que como los jóvenes son cada vez más altos, cuatro es el número perfecto». Eso sí, como bien puntualiza Sylvia, «mejor si no llevas techo panorámico».

«La maniobrabilidad es uno de sus puntos fuertes, lo que es de agradecer para aparcar y circular en ciudad», apunta Sonia. Para elegir tienes dos motores diésel de 75 y 100 CV y tres de gasolina, los que Sylvia aconseja, de 68, 75 y 110 CV. «Desde el acabado base, el Live, el C3 ya viene muy cargado con equipamiento de seguridad, y se vende por menos de 12.000 euros», señala. «Yo me quedaría con el acabado Live, con seis airbags, regulador y limitador de velocidad y alerta de cambio involuntario de carril», afirma Sonia, aunque Sylvia considera que «para buscar mayor conectividad tendrás que subir un escalón más, al acabado Feel, que lo tienes con el motor más pequeño de 68 CV. Aquí ya cuentas de serie con conexión Bluetooth por teléfono móvil y toma USB». Y como elemento original, en el C3 puedes incorporar una cámara para hacer fotos o grabar tus vídeos durante el viaje, aunque tiene un coste adicional de 500 euros.

Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Seat Ibiza

«Creo que lo ideal para los conductores noveles es disponer de un coche barato, fácil y económico de mantener, seguro y a la vez que les enseñe a conducir. Primordial que sea con cambio manual, de lo contrario jamás aprenderán», así de claro es Juan Collín. Además puntualiza que el motor de este candidato «debe tener potencia suficiente para que les permita salir airosos de algún apuro, pero no es bueno que sea demasiado prestacional. Prefiero un utilitario de cuatro puertas a un SUV pequeño, dado que son más estables».

¿El candidato que cumple con estos requisitos? Un Seat Ibiza, un coche moderno y que, además, está a la última en tecnología. Para Juan debería tener «un motor de gasolina 1.0 TGI de 90 CV». Lo mismo opina Jorge Serrano, al que le convence esta mecánica «por su vertiente ecológica», aunque, como ocultarlo, el precio de compra y su consumo también le enamoran, «su tarifa ronda los 14.000 euros con la actual campaña promocional, pero a ello hay que añadir unos costes por kilómetro realmente bajos, pues se te mueves habitualmente con gas natural, el precio de este combustible y su consumo permiten que sea incluso más barato que en un diésel, y bastante más que en un modelo equivalente solo de gasolina».

Nuestros compañeros Rafa Guitart y Jorge Serrano apoyan la decisión, «el nuevo Seat Ibiza TGI, alimentado por gas natural, es una elección interesante para los más jóvenes, por su atractivo precio de partida, porque es un modelo con un coste de uso y mantenimiento extraordinariamente bajo y porque dispone de bonificaciones en cuanto a impuestos en algunas ciudades, descuentos en zonas de aparcamiento, tarjeta de combustible gratuita de 200 euros en gas para poder recorrer unos 5.000 km, acceso al interior de la ciudad en episodios de contaminación, etc.». Además, para Rafa «su utilización como modelo ciudadano es equilibrada, ya que emite unas bajas emisiones en modo GNC (88 g/km) y puede funcionar indistintamente con gas natural o gasolina sin perder ningún tipo de prestación».

Marina García del Castillo escoge otra motorización para el Seat Ibiza, en concreto la versión 1.0 EcoTSI de 95 CV. «En cuanto a relación calidad/precio, me parece la mejor del mercado. Y como será para moverse principalmente por ámbitos urbanos, es un motor perfecto. Consume muy poco (4,3 l/100 km el consumo mixto) y con sus 45 litros de depósito puedes llegar a recorrer más de 1.000 kilómetros». Por si fuera poco, el precio también es importante, «está exento del impuesto de matriculación por sus bajas emisiones y está disponible por menos de 12.000 euros en el acabado Reference Plus».

Pablo Mallo apoya, sin dudarlo, la misma elección, puntualizando que «uno de los puntos destacables del Ibiza es su equilibrado comportamiento. Sin necesidad de recurrir a unas suspensiones firmes consigue muy buena estabilidad y, sobre todo, una gran agilidad en curva. Ha mejorado en todo y se posiciona como uno de los productos más sólidos de su segmento, alternativa incluso a algunos compactos por su amplitud, o a los motores diésel gracias al eficiente 1.0 EcoTSI de gasolina». Para Pablo «es un coche al que se le pueden poner pocos peros».

Por su parte, Teresa de Haro también se decanta por el Seat Ibiza TSI «pero en su variante de 110 CV, que ofrece asimismo unos consumos razonablemente bajos, sin desmerecer en prestaciones, con una buena respuesta a partir de 1.500 rpm, y con la posibilidad de elegir cambio manual o automático, ambos de manejo muy agradable. Es un coche fácil de conducir, que inspira mucha confianza… y su precio no dejará tiritando la cuenta de un joven mileurista». Sin duda, buenas razones.

En el apartado de equipamiento y seguridad el Seat Ibiza también saca muy buenas notas. «Incorpora lo último en conectividad, un aspecto muy valorado por los jóvenes, y con un manejo muy intuitivo y sencillo. Pero también destaca en equipamiento de seguridad, con muchos asistentes a la conducción para estar bien cubiertos en caso de apuro», apunta Teresa. Para Rafa «en materia de espacio, conducción y seguridad es una de las referencias del mercado, pues se trata de un modelo muy bien aprovechado». Y Marina lo tiene clarísimo, «el nuevo Ibiza es más amplio en esta generación, por lo que gana en comodidad, y su equipamiento de seguridad y confort, desde el acabado más básico, es suficiente incluso para ser el primer coche de una pequeña familia. Por si fuera poco, mi experiencia a lo largo de los años con la marca ha sido excelente».

Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Renault Zoe

Los eléctricos representan una nueva generación y también son una excelente opción para estrenarse como conductor. Por ello, el Renault Zoe «aporta una oportunidad de abrir la mente a un tipo de movilidad inteligente, un aspecto particularmente valioso en las nuevas generaciones, para las que no sólo entran en juego distintos tipos de adquisición o modos de uso de los vehículos, sino también el menor impacto que los eléctricos provocan sobre el medioambiente por sus nulas emisiones locales», considera Rafal Guitart.

Para Luismi Vitoria «el Renault Zoe es mi elección por infinitas razones: su facilidad de conducción, lo agradable que resulta en cualquier condición de uso, su coste por kilómetro —que puede ser ínfimo si acudimos a puntos de recarga gratuita—, el alcance que ya aportan sus baterías —300 kilómetros son una autonomía factible sin condicionar mucho la conducción con el Z.E. 40—, el bajo mantenimiento que exige, casi con mirar las presiones basta…».

Además, Rafa destaca «lo fácil y agradable que es de conducir el Zoe, así como lo sencillo y económico que es de mantener, con unas dimensiones ideales. Es cierto que tiene unos requerimientos específicos para poder utilizarse (necesidad de un punto de recarga en casa y un tiempo mínimo estacionado para llevarla a cabo, además de pagar un «peaje» por el uso de la batería) pero, a cambio, el precio de utilización es razonable y, con la autonomía que permite en la actualidad, para un uso urbano o interurbano es una buena opción. Incluso sin punto de recarga doméstico sería suficiente con una buena organización del uso y de la recarga en instalaciones exteriores».

Para Luismi, el alquiler de la batería no supone ningún problema, «la tarifa mensual —unos 70 euros—, en caso de que no se opte a su compra, aporta ventajas como la reposición de la misma si, con el tiempo, se detecta la disminución de su carga útil». Y respecto de su uso extraurbano, puntualiza: «los desplazamientos fuera de la ciudad deben ser recorridos moderados, pero es un modelo tan agradable y silencioso, que invita a su utilización casi de forma permanente, es adictivo…».

Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Toyota Yaris

¿Eres de gran ciudad y atascos o de conducción más libre por carreteras comarcales? Esta es la pregunta que para Miguel García Puente cualquier conductor novel debe responder antes de elegir un coche. «En el primer caso, deberás escoger un urbano de bajo consumo, gasolina, preferiblemente de etiqueta Eco. Pero si solo quieres transportarte, no quieres oír hablar de embrague o de palanca de cambios tras tu examen del carné, tu coche es un Toyota Yaris Hybrid». Además, «su bajo consumo, con alto valor residual al venderlo, y su muy buen nivel de ayudas de seguridad para su categoría, son los puntos más destacados del Yaris», concluye Miguel.

Para Juan Carlos González el Yaris híbrido también es su favorito y argumenta esta decisión: «los jóvenes (la mayoría) cada vez piensan menos en el coche como algo pasional y lo hacen como un mero medio de transporte; por este motivo también van aumentando los que prefieren un coche automático que les facilite lo máximo posible las tarea de conducir. Al acceder a su primer automóvil lo suelen usar fundamentalmente para desplazamientos cortos, de casa al lugar de trabajo o estudio y viceversa, de forma que tampoco necesitan grandes prestaciones. En estos trayectos urbanos y periurbanos hay que valorar que, en un futuro cercano, se van a endurecer las medidas de acceso para todos aquellos modelos que carezcan de la etiqueta Eco de la DGT».

Conjugando todas estas variables, Juan Carlos recomienda el Toyota Yaris Hybrid «más cuando el factor precio también es fundamental para los jóvenes y se puede acceder a este modelo desde unos 15.000 euros». Para Alicia Fernández, el Yaris Hybrid «es cómodo de conducir por su cambio automático y tiene el tamaño perfecto —menos de cuatro metros— para permitir una conducción ágil a quien acaba de aprobar el carné de conducir y no está muy familiarizado con el tráfico. Además, se trata de un vehículo que incita a una conducción relajada».

Para Juan Carlos, «su tecnología está más que contrastada, cuenta con una práctica carrocería de cinco puertas, presenta un aceptable maletero para sus dimensiones y permite afrontar viajes ocasionales con garantías, a pesar de que su consumo en estos casos se alejará del logrado en los recorridos por ciudad y alrededores, donde es capaz de sacar más partido a su apoyo eléctrico».

Y en cuanto al equipamiento, Alicia matiza que «aunque de base es bueno, añadiría cámara de visión trasera —el pack Cool, que incluye este elemento entre otros, cuesta 400 euros—. Como híbrido es un modelo que tiene un precio razonable, mientras que la excelente posventa que Toyota ofrece a sus clientes y su fiabilidad con esta tecnología, son dos valores también a tener en cuenta».

Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Suzuki Swift e Ignis

Como defensor de la tecnología microhíbrida se declara Andrés Acinas, que ve el Suzuki Swift 1.0 Turbo SHVS de 111 CV como el modelo a escoger, si bien también le valdría el Ignis 1.2 SHVS de 90 CV. Justifica su elección porque ambos disfrutan de «idéntica tecnología, pero asociada a dos motores diferentes. Además, disponen de la etiqueta Eco, con los posibles beneficios que ello conlleva». Y como la facilidad de uso es otro de los puntos a tener en cuenta cuando el que se sienta al volante es un principiante, Andrés considera que el Swift es una excelente opción: «Su sencillez de uso es justo lo que necesita un novel para solo concentrarse en la carretera. El manejo del cambio es preciso y placentero, tacto de pedal de freno óptimo y postura al volante buena. Aunque al Ignis también se le podrían aplicar estas dos virtudes, me decanto por el Swift, ya que cuenta con una mayor potencia y los adelantamientos se resuelven con más solvencia a la hora de moverse por carreteras convencionales».

En cualquier caso, no quiere limitarse a una sola opción, y ve otros argumentos a favor del Ignis: «Es muy versátil por su configuración de banqueta trasera deslizable, aunque por cotas interiores son similares. En carretera, Swift e Ignis gastan exactamente lo mismo según nuestras mediciones: 5,1 l/100 km. En ciudad, el Ignis es menos sediento: 5,3 litros frente a los 5,8 que hemos verificado en el Swift».

Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Seat Arona

No todos los conductores noveles tienen las mismas prioridades: los hay que necesitan algo más de espacio o que prefieren coches con una silueta menos urbana y más a la moda. Por ello, contar con una alternativa diferente, en este caso un SUV, es de agradecer. De ahí que Juan Carlos Payo proponga la elección del Seat Arona, aunque, como también hay que aunar los sueños con el bolsillo, el matiz lo pone en su motorización «la versión TGI», con el detalle de que tendrás que esperar a la vuelta del verano para disfrutarlo. «A cambio, este especial Arona te garantiza espacio contenido por fuera —4,14 m—, pero gran habitabilidad por dentro, para que tus acompañantes puedan ir más que dignamente en recorridos interurbanos o viajes de fin de semana, con un maletero que, aunque ve mermada su capacidad frente a un Arona convencional por la necesidad de ubicar el depósito que alberga el gas natural, te dará un cubicaje suficiente», aclara Juan Carlos.

Destaca como gran argumento el coste del combustible, más económico que el gasóleo y, sobre todo, que la gasolina, aunque advierte que «para lograr una reducción de costes significativa, hay que organizarse y ser un poco previsor para planificar esos repostajes baratos en las escasas ‘gasineras’ existentes. Aunque si se te acaba el gas natural, el Arona TGI funcionará con gasolina convencional sin problema y sin que te enteres». Para Juan Carlos, los 90 CV de su motor “te resultarán suficientes dinámicamente, porque el peso del coche es contenido. Además, su comportamiento no difiere excesivamente del agradable Ibiza, y encima le sumas el plus del SUV, el segmento de moda, con su posición de conducción más elevada que te da seguridad en la conducción al tener todo más controlado. Y con las atractivas personalizaciones bicolores que están disponibles en este coche, algo que seguro atrae a los jóvenes un poquito más…».

Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Subaru BRZ o Toyota GT86

Y dentro de los que quieren dar alguna idea a esos conductores noveles que buscan un coche que se salga de un planteamiento más convencional está Dani Cuadrado, que menciona al Toyota GT86: «lo veo una opción muy interesante, al igual que el Subaru BRZ —almas gemelas—, aunque quizá mejor éste último, que es algo más asequible. Creo que es un buen punto de partida, un coche con una potencia asumible gracias a un motor atmosférico que no es nada explosivo. Su secreto está en la ligereza y en las nobles reacciones del bastidor».

Aunque ya hay que contar con un presupuesto próximo a los 30.000 euros, Dani opina que, desde un punto de vista económico, «también son una buena posibilidad., pues son baratos de mantener y, por ejemplo, el Toyota GT86 lleva los mismos neumáticos que un Prius. Tiene cambio manual y un diferencial autoblocante, además de muchos extras que se pueden adquirir en internet para él». Sin olvidar, desde luego, que en su elección prima el aspecto emocional: «cualquier amante de las altas prestaciones puede ver en GT86/BRZ uno de los mejores coches escuela que se han fabricado, eso sí, muy diferente de lo que sería un vehículo como mero medio de transporte, para lo que hay eficientes utilitarios, para mí sin alma».

Los mejores coches para conductores jóvenes: nuestra elección

Seat León

Y como para gustos están los colores, concluimos con la visión de Juan Ignacio Eguiara al respecto, quien considera que «para un conductor novel es un error empezar con un coche pequeño, pues, según qué casos, no ofrece la misma estabilidad. Lo principal para mí es tener una buena respuesta del chasis que sirva para suplir las carencias en habilidad frente al volante. Por eso, veo al Seat León como el coche ideal para iniciarse, ya que —afirma— es el modelo popular que mejor estabilidad tiene del mercado actualmente». Pero Juan Ignacio también se lanza a escoger motorización y opina sobre otros detalles: «La versión ideal sería un gasolina 1.4 TSI, un coche con suficientes prestaciones con sus 125 CV. En su equipamiento incluiría la cámara de visión trasera. Y, aunque la frenada es buena, para rizar el rizo y pensando ya en un coche de altas prestaciones, elegiría la versión Cupra que, además, tiene la mejor frenada de la categoría”.

También te puede interesar

La probabilidad de sufrir un accidente siendo un conductor menor de 36 años es tan alta que a sólo seis provincias se las puede denominar “seguras”.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...