Publicidad

Mejor si es más limpio

En la Challenge Bibendum se citan los vehículos más limpios del planeta. Su desafío es mostrar su lado más verde.
-
Mejor si es más limpio
Mejor si es más limpio

Entre las varias categorías de la competición —bicicletas, camiones, furgones, etc—, hay que destacar dos: automóviles prototipos y de serie. La victoria este año tuvo un marcado acento alemán: en el primero de los casos ganó el Audi A5 3.o TDi y en el segundo el Mercedes E300 Bluetec, ambos alimentados por gasóleo.

Fue el ganador de la Challenge Bibendum de este año en el apartado de prototipos. Aparentemente se trata de un Audi A5 3.0 TDi normal. Pero se le ha optimizado el sistema de combustión (inyección a 2.000 bar, mejora de la recirculación de gases y del turbocompresor) y del sistema de escape con la inclusión de un catalizador DeNOx y la inyección del denominado AdBlue que reduce a la mínima expresión las partículas y gases que salen por el escape. Este coche cumple con la rigurosa normativa californiana de emisiones y con la futura Euro6 que, probablemente entre en vigor en Europa en el año 2014.

El Logan emite 97 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido, aunque en la prueba celebrada en China alcanzó los 71 gramos.

El desarrollo de este prototipo (ver AUTOPISTA nº 2.423 para la explicación de cómo se ha reducido el consumo) es un paso más dentro de la estrategia del Grupo Renault de incorporar la etiqueta 'Eco2', a aquellos coches fabricados en una planta certificada como ISO 14001, la emisión de menos de 140 gramos de CO2 por kilómetro y ser reciclable en un 95 por ciento.

En el apartado de coches de serie el Mercedes E300 Bluetec se llevó el primer lugar. Fuel que menos contaminante de los presentados.

La tecnología Bluetec, desarrollada por la marca alemana, reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno en los motores Diesel. Los técnicos de Mercedes se han centrado en mejorar el funcionamiento del motor y en reducir los propios gases de escape. En el primer apartado se ha modificado la gestión electrónica del motor. Además, se incluye un catalizador de oxidación, que reduce las emisiones de monóxido de carbono e hidrocarburos sin quemar. También se instala un filtro de partículas y un catalizador de NOx.

General Motors (GM) estuvo presente también en la Michelin Challenge Bibendum 2007. Además de varios vehículos híbridos, GM llevó hasta Shanghai un Opel Corsa 1.3 CDTI ecoFLEX, y un Opel Zafira que funcionaba con Gas Natural Comprimido además del Saab 9-3 BioPower.

El Corsa, con el motor diesel common-rail de cuatro cilindros emite solamente 119 g/CO2 por kilómetro. Su consumo homologado es de 4,5 litros por cada 100 kilómetros.

Por su parte, el Zafira alimentado por Gas Natural Comprimido produce un 80 por ciento menos de óxido de nitrógeno que un Diesel normal, y entre un 15 y un 20 por ciento menos CO2 que un modelo diesel o gasolina.

El Saab 9-3 BioPower puede funcionar con E85, gasolina super sin plomo o cualquier mezcla de ambos combustibles.

El Venturi Eclectic tiene un techo muy particular. En él se montan 2,5 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos, suficientes para recargar sus baterías de níquel metal hidruro (NMH) con las que obtiene una autonomía de 50 kilómetros recorridos a una velocidad máxima electrónicamente limitada de 50km/h. Además, este coche puede montar una pequeña turbina para, gracias al viento, recargar también las baterías y darle una autonomía de hasta quince kilómetros tras un día ventoso de recarga.

Al ser la tasa de recarga solar muy lenta (apenas siete kilómetros por día de exposición al sol), el Eclectic se puede conectar a la red eléctrica. En cinco horas se habrán cargado completamente sus baterías.

Una de las propuestas de Volkswagen en la Challenge Bibendum ha sido el Passat Bluemotion, que ya se encuentra a la venta en Europa. Tiene un consumo homologado de combustible de 5,1 litros por cada cien kilómetros recorridos.

Además, Volkswagen mostró el nuevo Jetta Blue TDI, que se estrenará en el mercado norteamericano en 2008 y monta una nueva tecnología diesel que consume un 35 por ciento menos que los motores de gasolina.

En el interior de la exposición, Volkswagen mostró el Tiguan HyMotion, alimentado por una pila de combustible y que puede alcanzar una velocidad máxima de 150 kilómetros por hora.

Una cita ecológica
El gigante verde
Movilidad sostenible