¿Medios de transporte u obras de arte?

La pasada edición de Arco, la Feria del Arte Contemporáneo de Madrid, fue testigo de un acontecimiento poco usual: un coche de serie se presentaba como si de una obra de arte más se tratase. Era el Renault Avantime, la última apuesta de futuro de los diseñadores de la casa francesa. Pese a lo extraño del acto, no es la primera vez que algún vehículo entra en un espacio reservado al arte. El Guggenheim de Bilbao acoge desde hace poco una exposición de motocicletas y, en 1998, el Reina Sofía de Madrid exhibía coches y motos como parte de una muestra dedicada al diseño industrial. ¿Por qué esta constante atracción entre coches y arte?
-
¿Medios de transporte u obras de arte?

Los primero años del siglo supusieron una gran revolución en Occidente. El desarrollo de una sociedad nueva basada en las máquinas produjo dos efectos fundamentales: por un lado, grandes sectores sociales se enriquecieron y accedieron por primera vez al arte y al coleccionismo. Por otro, la fascinación por las máquinas hizo que éstas se convirtieran en objetos de culto. De la combinación de estos dos efectos surgieron corrientes muy llamativas que acercaron el arte al nuevo maquinismo. La más importante es, sin duda, el futurismo. Esta escuela artística se desarrolla en Italia hacia 1904 en torno a la figura del poeta Marinetti. Su manifiesto fundacional no deja lugar a dudas cuando dice: "la belleza del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la velocidad. Un coche de carreras con el capó adornado con gruesos tubos semejantes a serpientes de aliento explosivo... un automóvil que ruge, que parece correr sobre la metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia".

Este entusiasmo por los coches continúa a medida que avanza el arte contemporáneo. Los artistas de los primeros años del siglo XX, los últimos impresionistas, los postimpresionistas, los fauvistas y los incipientes cubistas no dudaron en incluir en sus obras aquellas máquinas que empezaban a llenar las calles de las ciudades. Y, sobre todo, se aficionaron a ellas. Picasso y Braque, fundadores del cubismo, compraban siempre los automóviles más elegantes. Más adelante, otros, como Breuer, Le Corbusier y Sonia Delanuy diseñaron coches para algunas de las firmas más importantes.

La etapa expresionista y su consecuencia abstracta de los años 60 suponen un receso en la utilización del automóvil como motivo artístico. Hay un largo periodo durante el cual sólo Edward Hooper se acuerda de la iconografía del mundo del motor. Es mítico su cuadro "Gas", en el que una poética gasolinera desierta preludia lo que será la explosión del arte pop, popular.

Es con esta rebelión del pop-art cuando se produce el gran momento del maridaje entre arte y automóviles. El coche entra de lleno en la obra: Warhol, Lichtenstein, Rauchsemberg, todos lo introducen en su imaginario. La estética del cómic contribuye a llevar las máquinas a los lienzos. Ahí están las obras de Roy Lichtenstein, como "In the Car", en la que el coche es el escenario de una compleja narración visual.

Se produce en este momento una innovación importante. El coche entra a ser soporte de la obra, y no sólo motivo de ella. Por un lado, el movimiento instalacionista y las corrientes del Happening y el Performance lo utilizaron en muchas ocasiones. Por otro lado, artistas de la talla de Frank Stella, los mismos Warhol y Lichtenstein y otros muchos toman parte en experiencias artísticas consistentes en pintar sobre un coche. BMW alimenta desde 1975 su Art Cars Collection, una colección de modelos BMW pintados por artistas consagrados. Sólo un artista español, el canario César Manrique, ha tenido el honor de diseñar el exterior de uno de los coches de este peculiar museo. Fue en 1990. Mucho antes de que sus pinceles decorasen la carrocería del BMW, Andy Warhol, entusiasmado con la experiencia, había dicho: "adoro los coches, son mejores que las obras de arte". Era 1979 y el genio del pop acababa de pintar un BMW M1 de 470 CV.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...