Mazda: el futuro inmediato

Mazda presenta dos interesantes novedades en Detroit. Por un lado, el concepto Ryuga, un prototipo que desvela algunas de las tendencias que seguirá el sustituto del actual RX-8, y, por otro, el todo terreno Tribute, en su versión híbrida, que estará a la venta a mediados de 2007 en el mercado norteamericano.
-
Mazda: el futuro inmediato
Mazda: el futuro inmediato

En fase de máxima expansión de ventas, la firma japonesa Mazda continúa pensando en el próximo futuro al participar en esta edición del Salón de Detroit. El más lejano, pero también el más innovador, es el concepto Ryuga, un provocador diseño que sobrepasa al anterior Nagare en realismo y que anticipa algunas de las soluciones de diseño que la marca implantará en el sucesor del deportivo de cuatro plazas RX-8. Éste es uno de sus principales objetivos: transportar a cuatro ocupantes sin perder un ápice de sus atractivas líneas.

<

p>Con el Ryuga, Mazda ya pretende recibir una respuesta seria del público acerca de sus propuestas de diseño futuro, tratando de remarcar su distinción y facilidad de reconocimiento frente a otros deportivos en el mercado. Una de sus señas de identidad es la inexistencia de esquinas angulosas en la carrocería y el parecido de sus grupos ópticos con gotas de rocío que, en la futura versión de producción, serán de tecnología LED (diodo emisor de luz) y de tubo fluorescente. Las impresionantes llantas de 21 pulgadas de diámetro son diferentes según el lado del coche en que están colocadas y recuerdan a las palas de una turbina, para sugerir una entrega de fuerza, en sí mismas. Los neumáticos que calza, en medidas 245/35, son una prueba más del aporte deportivo que Mazda desea enfatizar en sus futuros productos.

El exterior del Ryuga se inspira en un fluido de la lava y la superficie de su carrocería refleja trazas de rojo, amarillo y azul, según la incidencia de la luz, exactamente igual que lo hace la lava. Los espejos retrovisores han sido sustituidos por cámaras de vídeo que envían sus imágenes a una pantalla situada en el centro del salpicadero. Las proporciones del concepto indican un aspecto imponente, gracias a una contenida longitud de 4,28 metros, una impresionante anchura de 1,90 y una recortada altura de 1,26 metros.

Perseverando en la evolución en el sentido correcto, Mazda trata, con el Ryuga, de conjugar una habitabilidad generosa para un cupé con unas dimensiones externas compactas, de hecho menores que las del actual RX-8. Para ello introduce una amplia distancia entre ejes –2,80 metros- y dos grandes puertas que se accionan en movimiento de ala de gaviota. Los asientos delanteros son de profundo diseño deportivo, con gran sujeción lateral, mientras que, detrás, el esfuerzo de los diseñadores ha sido más superficial. La combinación de cuero, aluminio pulido y plástico traslúcido otorgan al interior del Ryuga un parecido singular con los diseños existentes en la gama actual de productos de Mazda.

La mecánica que aparece en el Ryuga se empareja con las tendencias del inmediato futuro, puesto que se trata de un motor E85/FLEX FUEL, de 2,5 litros de cilindrada que funciona con biocombustible, en el que la gasolina sólo participa en un 15 por ciento del total. La transmisión se realiza a las ruedas delanteras a través de una caja de cambios automática de seis relaciones, datos indicativos de su cercanía a lo que sería un diseño de producción ya maduro.

Mazda acentúa su compromiso con el medio ambiente al lanzar su todo terreno Tribute con motorización híbrida, de gasolina y eléctrica. Preparado para ser comercializado a mediados de este año, el Mazda Tribute Hybrid es la plasmación lucrativa de una tendencia que se inició en Mazda con el RX-8 con motor de funcionamiento por hidrógeno y una versión híbrida del Mazda 5, también alimentada por este gas.

El Tribute Hybrid incorpora dos motores, uno de gasolina de 2,3 litros con funcionamiento de ciclo Atkinson –con distribución variable de las válvulas de escape- y otro, eléctrico, síncrono de corriente alterna. El primero desarrolla una potencia de 133 CV a 6.000 rpm, mientras que el segundo alcanza un rendimiento de 70 kW – equivalente a 95CV- a 5.000 rpm, con una tensión máxima de 330 voltios. El Tribute HEV –Hybrid Electric Vehicle- puede circular exclusivamente con el motor eléctrico hasta alcanzar los 40 km/h, de manera que su consumo de combustible en el entorno ciudadano puede quedar reducido a un 75 por ciento, ayudado también por la función de parada del motor de combustión durante las detenciones del vehículo. Cuando el vehículo supera dicha velocidad o necesita un aporte extra de energía, el motor de combustión se ve ayudado por el eléctrico hasta sumar un potencial total de 155 CV, con el que consigue capacidades de aceleración similares a las de un modelo con 200 CV. En fase de retención o frenada, el motor eléctrico actúa como generador, recargando las baterías.

Este conjunto mecánico es asociado con una transmisión automática de relación variable continua –CVT- de control electrónico. La transición entre los cuatro modos de funcionamiento – eléctrico, gasolina/eléctrico, sólo gasolina y recarga de baterías- se realiza con total suavidad, y la única manera de saber en cuál se encuentra es a través de un indicador en el salpicadero. Cuando sea lanzado al mercado, estará disponible en dos versiones, con tracción delantera o total de control electrónico.

Galería relacionada

mazdadet

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...