La mayoría de los conductores no sabe utilizar los reposacabezas

La Fundación Mapfre acaba de publicar un estudio en el que demuestra que la mayoría de los conductores españoles no sabe cómo se utilizan correctamente los reposacabezas de los coches. Esta falta de información es muy peligrosa, pues, los reposacabezas sirven para evitar los latigazos cervicales, que están detrás de la mitad de las lesiones que se producen en los accidentes.
-
La mayoría de los conductores no sabe utilizar los reposacabezas
La mayoría de los conductores no sabe utilizar los reposacabezas

El latigazo cervical es una lesión que sufre la zona cervical de la columna vertebral, la zona de la nuca, cuando, por un impacto brusco desde atrás, el cuello experimenta un movimiento muy brusco. Lo normal es que se produzca un esguince de cervicales, una lesión muy molesta. En algunas ocasiones, el daño puede ser mucho mayor.

<

p> Para minimizar estos riesgos se inventaron los reposacabezas y, especialmente, los reposacabezas activos. Sus mecanismos sirven para proteger la nuca en los casos de impacto, pero, para que lo hagan, deben ser utilizados con total corrección.

<

p> Según la Fundación Mapfre, la mayoría de los conductores de España, un 75 por ciento, desconoce cómo se colocan los reposabezas de forma correcta. Además, un 40 por ciento de ellos lo lleva mal colocado y hay un 22 por ciento que lo lleva puesto de una forma tan inconveniente que les pone directamente en peligro mortal.

El trabajo, que ha sido realizado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre, CESVIMAP, emplea una muestra de 1.000 conductores. De su análisis se desprende que las mujeres son más cuidadosas con el uso del reposacabezas: un 75 por ciento de las encuestadas sabe utilizarlo adecuadamente. El porcentaje cae hasta el 52 por ciento cuando se trata de los hombres.

El error más habitual a la hora de emplear estos elementos de seguridad es la colocación a una altura incorrecta. Un 67 por ciento de los encuestados desconoce cuál es el punto óptimo de colocación, que pasa por situar la parte alta del reposacabezas en línea con la parte alta de la cabeza.
Otro error habitual es ponerlo demásiado lejos de la cabeza, cuando debe estar situado bastante cerca para que su efecto sea más inmediato.

<

p> También se ha detectado que muchos conductores llevan el asiento demasiado reclinado, lo que, en ocasiones, les obliga a llevar la espalda separada del respaldo para manejar bien el volante. Este fallo, que se da sobre todo en ciudad, es muy grave y peligroso, puesto que se deja toda la espalda sin la protección del asiento.

A la hora de utilizar el reposacabezas, Mapfre ha encontrado diferencias en función del tipo de coche. Así, los conductores más descuidados con estos elementos son los de furgonetas y los de coches de pequeño tamaño. Apunta el estudio de CESVIMAP que esto puede deberse a que este tipo de vehículos ofrecen menos posibilidades de regulación en sus reposacabezas.

<

p> Los coches más antiguos también presentan deficiencias, pues la mayoría de los que superan los diez años carece de reposacabezas central trasero, con lo que el pasajero que ocupa esa plaza está totalmente desprotegido.

Según los expertos de Mapfre, para que el reposacabezas sea efectivo, la parte superior de dicho elemento debe estar más o menos a la altura de los ojos del conductor y a una distancia de la cabeza inferior a los siete centímetros. A su vez, la espalda ha de estar apoyada en el respaldo del asiento. Es importante que la distancia de conducción sea correcta, de forma que si estiramos los brazos hacia delante las muñecas queden encima de la parte superior del volante. Un error muy común es colocar el asiento demasiado lejos o cerca del volante.

Más de mil personas salvarían cada año la vida si se abrocharan correctamente el cinturón de seguridad; el 41 por ciento de las muertes infantiles en los países industrializados se producen en accidentes de tráfico porque los niños no van bien sujetos; en el 95 por ciento de los siniestros, alguno de los ocupantes sufre el llamado “latigazo cervical” por no llevar colocado adecuadamente el reposacabezas. ¿No crees que ya es hora de aprender cómo debemos sentarnos en el vehículo?.
Te lo explicamos.

Galería relacionada

Reposacabezas

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...