Martorell espera la llegada de un nuevo modelo

En la planta catalana de Seat en Martorell reina, tras el desenlace del ERE, un clima de tensa calma. Las centrales sindicales dominantes en la automovilística piensan que han cumplido su parte, al asumir los 646 despidos, y esperan ahora una respuesta positiva por parte de la marca.
-
Martorell espera la llegada de un nuevo modelo
Martorell espera la llegada de un nuevo modelo

La mejor noticia que recibiría la planta de Martorell y que facilitaría su supervivencia futura es que se acoja la fabricación de un nuevo modelo. Esto aseguraría la carga de trabajo de la factoría.

Ese futuro modelo debería pertenecer, en opinión de las centrales sindicales, a otra de las marcas del grupo Volkswagen. Según el representante de CC.OO. en Seat, Manuel Gálvez, ya han “producido modelos de Volkswagen como el Polo” y disponen de “la suficiente variedad de plataformas industriales como para fabricar varios modelos distintos a la vez”. Lo que realmente sería lo deseable, según Gálvez, es que ese nuevo automóvil fuera un Audi: “Serviría para demostrar que somos capaces de fabricar modelos de gama alta con la misma calidad de Seat”, ha asegurado.

Volkswagen ha prometido que “a medio o largo plazo” se plantean producir modelos de otras marcas en la planta de Seat y fabricar vehículos de la marca española en otras fábricas del grupo en el mundo.

El problema, para los sindicatos, es que no se están dando pasos en esa dirección y, en un clima de competencia feroz con las marcas japonesas y coreanas, cualquier pérdida de tiempo puede ser fatal.

Otro aspecto a mejorar, para diversas fuentes de CC.OO. y UGT, es la política comercial de la marca. “Hay grandes mercados europeos donde somos totalmente desconocidos”, ha indicado el presidente del comité de empresa, Matías Carnero, que ha puesto el ejemplo del Reino Unido. Una gama de productos más completa ayudaría en este sentido.

Al mismo tiempo, la compañía ha decidido reducir casi a la mitad su consejo de administración, que ha pasado de nueve a cinco miembros y al que se ha incorporado el presidente de Seat, Andreas Schleef.

El principal objetivo de esta medida es aligerar la estructura y agilizar la toma de decisiones, según se ha informado desde Seat.

Tras la remodelación, el consejo de administración queda compuesto por el presidente de Audi, Martin Winterkorn (que lo preside); Bernd Pischetsrieder, presidente de Volkswagen; Francisco Javier García Sanz, director de Compras del grupo; y Luis Comas, que seguirá ejerciendo de secretario.

Simultáneamente, en Volkswagen también se van a producir cambios en el consejo de vigilancia del grupo. Tras un acuerdo entre los dos mayores accionistas del consorcio, el Estado de Baja Sajonia y Porsche, el presidente del fabricante de coches deportivos, Wendelin Wiedeking, formará parte de este órgano. Además, ambas partes han acordado renovar el contrato del presidente de Volkswagen, Bernd Pischetsrieder.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...