Magna llega al rescate de Opel

La crisis de Opel ha entrado en vías de solución después de que el fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y la casa Matriz General Motors (GM) alcanzaran un acuerdo, con la ayuda económica del Estado alemán.
-
Magna llega al rescate de Opel
Magna llega al rescate de Opel

El acuerdo, de madrugada y tras una sesión de casi siete horas en Berlín, contempla una inyección de liquidez inmediata por parte de Magna de 300 millones de euros, reclamación que la casa matriz General Motors planteó a última hora.

La crisis de Opel, que afecta a unos 55.000 trabajadores en una docena de países europeos, centró la actualidad esta semana, junto con indicadores económicos y varios informes de organismos multilaterales que revisan sus previsiones de crecimiento a la baja.

No obstante, aún quedan flecos por cerrar. El director de Magna Internacional, Siegfried Wolf, calculó en 'unas cinco semanas' el tiempo necesario para celebrar 'la firma oficial' del contrato. Necesita el visto bueno de las cuatro regiones alemanas que cuentan en su territorio con plantas de Opel, si bien ya cuenta entre otros apoyos con el del Tesoro estadounidense, según Steinbrueck.

Por su parte, el ministro de Economía, Karl Theodor zu Guttenberg, reiteró sus reservas respecto a los riesgos de esta operación de rescate, pero reconoció que el peligro sería mayor para la empresa automotriz en caso de quiebra. Tanto Magna como Opel han presentado su plan a las autoridades alemanas y norteamericanas para lograr una financiación de emergencia que permitirá a la compañía europea sobrevivir al menos durante los próximos meses.

El responsable de GM en Europa, Carl Peter Forster, anticipó que el logro de un acuerdo representa 'el comienzo de un nuevo futuro para Opel, para los trabajadores, la compañía y la marca'. En declaraciones a los periodistas matizó que queda por delante la elaboración de la letra pequeña del contrato, algo que se le antoja igualmente duro.

Magna, que se quedó como único comprador tras la retirada de Fiat, pretende servirse de Opel para entrar en los mercados rusos y de la Europa del este. La compañía canadiense cuenta con 70.000 empleados distribuidos en 25 países.

La ministra de Economía, Elena Salgado, se ha mostrado hoy optimista sobre el futuro de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) pese al proceso de venta en que se encuentra la marca alemana, a punto de ser comprada por el grupo Magna.

La planta de Zaragoza es la más competitiva del grupo en Europa y además ya realizó los ajustes necesarios hace tiempo’, ha asegurado la ministra de Economía en una rueda de prensa previa a la su discurso de clausura de la XXV Reunión del Círculo de Economía que se celebra hoy en Sitges, Barcelona. En opinión de Salgado, ‘en el caso de España estamos mucho mejor situados que otros países’, ante la previsible reducción de costes que preparan los nuevos compradores de Opel.

Por su parte el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha recordado hoy a Opel que las ayudas que el Gobierno central y el de Aragón dan al sector de la automoción están sujetas al mantenimiento del empleo de su factoría en Zaragoza. Corbacho ha afirmado que ‘todo apunta’ a una solución entre General Motors y Opel, y que confirme la fábrica en Aragón ‘atendiendo a la buena tecnología y competitividad de sus productos’.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...